Manejo del estrés en el aniversario de un evento traumático

Artículo | Octubre de 2018

managing-distress-on-anniversary-of-traumatic-event-1-16x9-lg

Manejo del estrés en el aniversario de un evento traumático

Cómo ayudarte a manejar y superar los pensamientos y sentimientos que se pueden reactivar con un aniversario.

El aniversario de un evento traumático puede activar recuerdos y emociones angustiantes. Nos recuerda que los eventos impredecibles pueden afectarnos a todos. Podríamos recordar el dolor, el sufrimiento y la pérdida. La intensidad de nuestras emociones puede tomarnos por sorpresa y hacernos sentir abrumados. No podemos borrar los recuerdos o desactivar las reacciones emocionales naturales, pero sí podemos elegir cómo respondemos a ellas.

Responder a las reacciones ocasionadas por un aniversario

Anticipa la respuesta

Ten en cuenta que es normal tener sentimientos intensos cerca de la fecha de aniversario del evento traumático. Hazles saber a las personas que te quieren que puede ser un momento difícil. Pide el apoyo que necesites. Planifica con anticipación; ¿deseas pasar el día solo o acompañado? Arregla tus horarios para tener un tiempo y lugar para manejar la tristeza de ser necesario.

Expresa tus emociones

No trates de ignorar o negar tus sentimientos. Puedes sentir dolor, enojo, ansiedad, agotamiento o algo más, o puedes sentirte simplemente insensibilizado. Son todas reacciones normales. Hablar sobre estos sentimientos con personas que se preocupan por ti puede ayudarte a procesar tus sentimientos. Llora si lo necesitas. A algunas personas les ayuda expresar sus sentimientos por escrito o de forma creativa, como pintando o con música.

Busca maneras significativas de hacerle honor a ese día

Quizás tienes tus propias costumbres. Puedes preferir la compañía de tu familia, amigos o la comunidad. Las ceremonias o actividades conmemorativas nos permiten expresar nuestros sentimientos y nos recuerdan que no estamos solos con nuestro dolor. Ayudar a otros puede ser una forma positiva de honrar el día, por ejemplo, siendo voluntario o haciendo una donación. Esto puede ayudar con la tristeza y desaliento que resurge en los aniversarios.

Busca ayuda

Acudir a las personas que se preocupan por ti puede ayudar a que te sientas más fuerte en tiempos difíciles. Hablar con otras personas evita que estés solo con los recuerdos difíciles. Además, obtienes otra perspectiva y una oportunidad de compartir tus sentimientos. También sirve para disfrutar de tiempo en compañía y alejar tu enfoque de los pensamientos sobre la tragedia.

Recuerda tu capacidad de recuperación

Los aniversarios pueden hacer que te sientas indefenso y temeroso otra vez. Las imágenes que vemos, las historias que oímos y nuestros propios recuerdos pueden aumentar el estrés. Cambia tu perspectiva reconociendo la fuerza que has tenido para seguir adelante y llegar a donde estás ahora. Esa fuerza siempre te acompaña, aun cuando no la sientas. Sigue buscando lo positivo en tu vida y lo que te hace sentir agradecido.

Busca formas de recuperar el equilibrio

Si tu mente está atrapada en los "qué hubiera pasado si" o "si tan solo...", trata de pensar en el presente. ¿Qué ves u oyes a tu alrededor? Trata de quedarte en el aquí y ahora. Enfócate en respirar y respira lenta y profundamente. Intenta liberar el estrés de tu cuerpo a través de la exhalación. Prueba con estas técnicas simples u otras actividades que te ayuden a relajarte y liberar la tensión, como leer un buen libro, caminar al aire libre o disfrutar de un pasatiempo, por ejemplo. Evita el uso de sustancias u otras métodos de superación no saludables.

Cigna puede ayudar​

Si tienes cobertura del Programa de asistencia al empleado (EAP, por sus siglas en inglés) a través de Cigna, puedes llamarnos al (877) 622-4327 en cualquier momento para informarte sobre los servicios disponibles para ayudarte durante este período.

Get Tech Ready, Federal Emergency Management Agency, 22 de octubre de 2018, http://www.ready.gov/get-tech-ready

Cigna proporciona este material solo para fines informativos/educativos. No es un asesoramiento médico/clínico.