Prevenir la enfermedad de las encías

Artículo

Prevenir la enfermedad de las encías

¿Qué es la enfermedad de las encías?

La enfermedad de las encías, también llamada enfermedad periodontal, es una infección bacteriana en las encías y los huesos que rodean a los dientes. Los agentes causantes son las bacterias que habitan en los dientes y los espacios entre estos y las encías. Si no se trata, la enfermedad de las encías puede causar la pérdida de dientes. La pérdida de dientes puede perjudicar la nutrición, el habla, la apariencia y la salud en general. Sin embargo, hay buenas noticias: la enfermedad de las encías se puede prevenir y tratar.

Reconocer los síntomas

Al igual que con muchas otras enfermedades, hay más posibilidades de tratar correctamente la enfermedad de las encías si se detecta cuanto antes. Mantente alerta ante estos síntomas:

  • Mal aliento persistente
  • Encías rojas o inflamadas
  • Sensibilidad o sangrado de las encías
  • Dolor al masticar
  • Dientes flojos
  • Dientes sensibles
  • Encías retraídas o dientes en apariencia más largos

Prevención de la enfermedad de las encías

Puedes trabajar en equipo con tu dentista para mitigar el riesgo de la enfermedad de las encías. Asegúrate de ir a los controles dentales periódicamente. Cuida tus dientes y lleva una dieta saludable.

En el consultorio del dentista:

  • Hazte exámenes y limpiezas regulares. Esto puede contribuir a la detección de los problemas antes de que requieran tratamiento. Tu dentista te recomendará la frecuencia con la que deberás visitarlo.
  • Si tienes encías sanas, probablemente necesites limpiezas una o dos veces al año.

En el hogar:

  • Cepíllate los dientes dos veces al día, durante al menos dos minutos cada vez
  • Límpiate los dientes con hilo dental al menos una vez al día
  • Lleva una alimentación equilibrada
  • Visita regularmente a tu dentista
  • No fumes ni consumas productos derivados del tabaco o cigarrillos electrónicos ("vapeadores")

Tratamiento de la enfermedad de las encías

Si presentas síntomas de enfermedad de las encías, el dentista probablemente te recomiende una limpieza profunda (también conocida como raspado y alisado radicular o mantenimiento periodontal).

Por lo general, para las limpiezas profundas, es necesario ir varias veces al dentista. Cada cita se centra en una sección diferente de la boca. Es posible que el dentista o higienista deba anestesiar la boca antes de la limpieza. También puede que necesites tomar medicamentos después del procedimiento para controlar el dolor y prevenir infecciones.

Habla con el dentista si tienes alguna pregunta sobre la limpieza. Si eres cliente de Cigna y necesitas más información o tienes alguna duda sobre la cobertura del plan, llama al número gratuito que se encuentra en la tarjeta ID dental. Los representantes de servicio al cliente están disponibles para ayudarte las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Algunos datos importantes

  • Casi la mitad de los adultos mayores de 30 años tienen algún tipo de enfermedad de las encías.1
  • El riesgo de tener enfermedad de las encías aumenta con la edad: más del 70% de los adultos mayores de 65 años presentan esta condición.1
  • Las personas con enfermedad de las encías pueden tener más probabilidades de presentar complicaciones relacionadas con enfermedades cardíacas o diabetes.1
  • Las mujeres con enfermedad de las encías pueden presentar una mayor probabilidad de parto prematuro y dar a luz a bebés con bajo peso al nacer.2
  • Controlar la enfermedad de las encías puede ayudar a conservar los dientes.2

Mujer sonriendo en el dentista

Sources:
1"Periodontal (Gum) Disease: Causes, Symptoms, and Treatments" NIH,
https://www.nidcr.nih.gov/health-info/gum-disease/more-info#howDoI, julio del 2018.

2"Pregnancy and Oral Health" CDC,
https://www.cdc.gov/oralhealth/publications/features/pregnancy-and-oral-health.html, febrero del 2019.

Esta información es solo para fines educativos y no constituye asesoramiento médico. Consulta siempre con tu dentista para los exámenes, tratamientos, pruebas y recomendaciones sobre el cuidado apropiados.