The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Duerme más, ejercita mejor

Artículo | Enero de 2014

Duerme más, ejercita mejor

¿Puedes correr más rápido si duermes más? Si consideras que el sistema nervioso central es un elemento principal de la velocidad, entonces el sueño puede ser el elemento más ignorado del entrenamiento de velocidad.

Empezarás a notar mejoras a lo largo de tu entrenamiento. Comenzarás a correr distancias mayores y más rápido. Esto significa que tu cuerpo se está adaptando a la rutina del ejercicio. Pero, ¿sabías que parte de esa adaptación ocurre mientras duermes?

Mientras duermes, tu cuerpo usa la información de carreras pasadas para desarrollar comportamientos de aprendizaje de destrezas motoras. ¿Qué tan largos y rápidos fueron tus pasos? ¿Cómo estuvo tu respiración? ¿Cómo fueron otros factores, como la temperatura, durante tus mejores carreras?

Con el tiempo, tu sistema nervioso central aprende qué músculos producen un movimiento más eficiente. Esto te ayudará a perfeccionar tus movimientos.

Piensa en cuando empezaste a correr bicicleta. Puedes haber tenido problemas para balancearte en dos ruedas y probablemente te caíste unas cuantas veces. Después de muchas horas de práctica, regresaste a tu casa y te fuiste a dormir.

Mientras dormías, tu mente reprodujo tus acciones. Descargó todo lo que funcionó y lo que no mientras tratabas de correr bicicleta. Después de una buena noche de descanso (entre siete y ocho horas para un adulto), fuiste a correr bicicleta de nuevo. Esta vez, tenías ventaja. Tu cuerpo reconoció todos los errores de ayer y se adaptó. Fuiste capaz de mantener el equilibrio sin caerte y pasaste al siguiente nivel del ciclismo. Luego, otra buena noche de descanso y el ciclo de aprendizaje motor se repite.

Por eso, dale prioridad al sueño. Cerrar tus ojos y contar ovejas puede ayudarte a lograr tus objetivos de salud.

Man sleeping in bed

La información proporcionada es solo con fines educativos. No pretende ser un consejo médico. Siempre consulta a tu médico para obtener asesoramiento y orientación de salud apropiados, incluso antes de comenzar una nueva dieta o programa de ejercicios.