The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Cómo comenzar un tratamiento para el TDAH: expectativas

Artículo | Marzo de 2018

Cómo comenzar un tratamiento para el TDAH: expectativas

¿Tu niño fue diagnosticado con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)? Es bueno saber qué esperar cuando se inicia el tratamiento. Cuanto más sepas, más podrás colaborar con el equipo de cuidado de la salud de tu niño.

¿Qué necesito saber?

El TDAH es una condición crónica, o continua. Por eso, manejar ese trastorno requiere del esfuerzo en equipo de todas las personas clave en la vida de tu niño. Las áreas principales a considerar en el desarrollo de un plan de tratamiento son:

  • Entendimiento de los padres: Trata de aprender todo lo que puedas sobre el TDAH y cómo interactuar con tu niño. La conducta que surge del TDAH no es intencional. Es la respuesta de tu niño a su entorno. Esta respuesta se debe a la composición del cerebro de tu niño. Esto significa que deberás responder de forma diferente con tu niño y no como lo harías con otros niños. Los cursos para padres pueden ayudarte a responder de forma positiva frente a las conductas del TDAH.
  • Trabajo en equipo: Tu niño deberá aprender a manejar este trastorno en todas las áreas de la vida. Necesitarás la ayuda de un buen equipo de personas claves. Este equipo desarrollará, controlará y coordinará un plan de tratamiento para tu niño. El equipo podría incluir maestros, consejeros, psicólogos, psiquiatras y un proveedor de cuidado primario o pediatra. Además, podría incluir cuidadores y a tus familiares y amigos. Los miembros de este equipo pueden cambiar a través de los años. Pero este equipo será la fuente principal de monitoreo del plan de tratamiento de tu niño. Trabajarán contigo para lograr los objetivos fijados como parte del plan.
  • Observación: Familia, amigos, personal docente y cuidadores, todos observarán la conducta de tu niño. Esta información se usará para detectar las áreas problemáticas y elegir los tratamientos adecuados. También se usará para establecer metas y monitorear los resultados.
  • Tratamiento: Hay muchos tratamientos efectivos para el TDAH. Entre ellos, los medicamentos, la capacitación de los padres y la terapia conductual.

¿Quién debería evaluar a mi niño?

Un proveedor de cuidado de la salud con experiencia debe realizar la evaluación del TDAH. La mejor opción es un psiquiatra, pediatra, proveedor de cuidado primario, psicólogo o terapeuta. Tu elección debería depender de factores como:

  • Los síntomas de tu niño
  • La complejidad de los síntomas
  • La necesidad de medicamentos

La siguiente tabla muestra las diferencias entre cada tipo de profesional.

Tipo de profesional ¿Puede evaluar y diagnosticar? ¿Puede recetar?
Psiquiatra
Pediatra
Proveedor de cuidado primario
Psicólogo A veces
Terapeuta No

Si tu niño tiene 5 años o menos, los medicamentos pueden no ser la opción correcta. Es mejor que un pediatra del desarrollo o un psiquiatra pediátrico evalúe a un niño pequeño. Es posible que deseen probar intervenciones de comportamiento antes que otros tratamientos.

El equipo de recursos de tu niño

El equipo de tu niño incluye cuatro áreas principales: médica, social, conductual y académica.

Médica: El proveedor de cuidado primario de tu niño, el pediatra o el psiquiatra es clave. Podrían recomendar medicamentos para tu niño. Los proveedores de cuidado de la salud evaluarán y supervisarán la salud y el crecimiento de tu niño. Asegúrate de:

  • Programar un examen físico completo de tu niño.
  • Obtener una copia de la tabla de crecimiento de tu niño. Compártela con el proveedor de salud del comportamiento de tu niño.
  • Firmar una formulario de consentimiento informado. Esto permite la comunicación entre los miembros del equipo.
  • Obtener información sobre los medicamentos. Aprende cuándo y cómo tomarlos.

Social: Tú, tu familia y tus amigos son de las mejores personas para observar a tu niño. Puedes observar a tu niño dentro y fuera de tu casa. Asegúrate de brindarle una rutina estructurada. Supervisa a tu niño y dale apoyo positivo.

  • Establece un horario regular para las tareas, la cena, los juegos y la hora de dormir.
  • Crea un espacio para que tu niño estudie con pocas distracciones.
  • Mantén contacto visual con tu niño mientras le das instrucciones. Que tu niño repita las instrucciones para que aprenda a concentrarse.
  • Completa los cuestionarios de verificación conductual y entrégaselos a tu médico.
  • Busca señales de baja autoestima y bajas expectativas de éxito. Presta atención si tu niño parece tener dificultades para relacionarse con otros niños o si tiene pocos amigos cercanos.
  • Busca grupos de apoyo en la comunidad local relacionados con el TDAH.
  • Inscríbete en un curso para padres.

Conductual: El proveedor de salud del comportamiento de tu niño trabajará contigo para desarrollar un plan de tratamiento. Este plan puede ayudar a tu niño a aprender a mejorar sus conductas. Tu proveedor también podría trabajar con ustedes para planificar intervenciones. Tú y tu niño podrían aprender cómo practicar nuevas conductas, más apropiadas. Aprenderás cómo usar los elogios y los premios, y cómo estructurar el ambiente para tu niño. Ten en mente estos pasos al trabajar con el proveedor de salud del comportamiento de tu niño:

  • Conversen sobre métodos de tratamientos basados en evidencia.
  • Habla sobre la incorporación de otros miembros al equipo de recursos de tu niño, ya que pueden ayudar a desarrollar el plan de tratamiento.
  • Obtén cuestionarios de verificación conductual que los padres, maestros y otras personas puedan completar. Esto puede ayudar a crear el plan de tratamiento y medir el progreso.
  • Desarrolla un programa para el tratamiento conductual con objetivos claros.
  • Pregunta sobre la preparación de un Informe de progreso diario en la escuela y la casa. Este informe se concentra en conductas específicas.

Académica: La escuela o guardería puede ocupar gran parte del día de tu niño. El personal de la guardería, los maestros, consejeros, enfermeros de la escuela y el director pueden ser de ayuda. Podrían ayudarte a observar a tu niño y a darle sus medicamentos. También podrían ayudar con el plan de manejo de conducta. Sigue estos pasos para ayudar a maximizar el éxito de tu niño en la escuela:

  • Reúnete con los maestros de tu hijo antes de que inicie el ciclo escolar. Cuéntales lo que deben esperar de tu niño.
  • Pídele a los maestros de tu niño que completen las listas de verificación conductual. Además, podrías pedirles que firmen los formularios de consentimiento informado.
  • Ayuda a tu niño durante la transición con los nuevos maestros o el nuevo grupo. Los cambios pueden ser difíciles para niños con TDAH.
  • Identifica cuáles miembros del personal de la escuela formarán parte del equipo de recursos de tu niño.
  • Pregunta por tutorías y otros recursos educativos.
  • Pregunta sobre los derechos educativos de tu niño. Habla con el personal sobre Section 504 del Rehabilitation Act de 1973 o Individuals with Disability Act de 1997.

¿Qué más puedo hacer?

¿Te preguntas que más puedes hacer para ayudar a tu niño? Revisa estas herramientas y recursos:

  • Busca grupos de apoyo en la comunidad local y cursos de capacitación para padres.
  • Si tu niño toma medicamentos, lleva un registro. Compártelo con el proveedor de cuidado de la salud en cada consulta. El registro le permitirá ver si los medicamentos son de ayuda. También podría ayudarle a identificar efectos secundarios.
  • Cuando empieces a ver resultados, trabaja con el equipo de tu niño para mantener los resultados y establecer nuevos objetivos.
Male couple and two daughters playing clapping game on sitting room floor

Fuente: National Institute of Health (2016); Attention deficit hyperactivity disorder.

Cigna suministra este material únicamente con fines informativos/educativos. No es asesoramiento médico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.