The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
El estrés y tu salud oral

Artículo | Octubre de 2016

El estrés y tu salud oral

Puedes estar al tanto de los síntomas físicos y emocionales del estrés, tales como el dolor de cabeza, dolor de estómago y ansiedad. Pero ¿sabías que el estrés también puede afectar tu salud oral o bucal?* Es importante definir las causas del estrés y detectar las señales de advertencia en tu cuerpo. También es buena idea dar pasos para reducir el estrés.

Condiciones orales causadas por el estrés*

El estrés puede afectar tu salud oral de diversas formas:

  • Problemas mandibulares, o trastornos en las articulaciones de la mandíbula o los músculos de masticación. Estos problemas pueden causar dolor alrededor de las orejas o la cara.
  • Rechinar los dientes, o bruxismo. Esto puede ocurrir durante el día, especialmente cuando estás concentrado, o durante la noche.
  • Higiene oral deficiente, causada por la falta de un buen cepillado y uso del hilo dental. Si estás demasiado ocupado y olvidas mantener tu higiene dental, puedes verte afectado por la caries y la enfermedad de las encías.
  • Úlceras bucales, causadas por el virus del herpes simple HSV-1. Las úlceras bucales, o fuegos labiales, a menudo son causadas por un tratamiento dental, por el estrés y la luz solar.
  • Infecciones orales o ampollas, que pueden aparecer en forma de úlceras, líneas blancas o manchas blancas o rojas. Pueden ser provocadas por el estrés.
  • Baja respuesta inmune, como consecuencia del estrés, que puede provocar enfermedad de las encías (periodontitis).

Reduce los síntomas

Es importante conocer cuál es el problema y descubrir las causas del estrés. Una vez identificadas las causas, piensa cómo reducir tus niveles de estrés. Mientras tanto, sigue estos pasos para obtener alivio de los síntomas orales dolorosos:

  • Consulta con tu dentista sobre las opciones de tratamiento.
  • Resuelve el rechinamiento de los dientes preguntándole a tu dentista por un protector bucal nocturno a la medida. Se puede usar en las noches para prevenir el daño que el rechinar y apretar le causa a los dientes. Esta protección bucal además funciona como un amortiguador que elimina el estrés en tus músculos y tejidos de las articulaciones.
  • Evita las comidas duras o muy crujientes cuando sientas dolor.
  • No uses tabaco o alcohol. Estos productos pueden empeorar tus síntomas orales.
  • Maneja el dolor con masajes suaves, terapia física o medicamentos para aliviar el dolor.
  • Pregunta sobre medicamentos recetados. Los medicamentos antiinflamatorios pueden aliviar la inflamación de la articulación de la mandíbula. Los medicamentos antivirales pueden prevenir las úlceras bucales.
  • Evita el sol, o usa un protector solar de al menos FPS 30, para ayudar a reducir las úlceras bucales.

Habla con tu proveedor de cuidado de la salud sobre tus síntomas.

Man in dentist office

*http://www.webmd.com/oral-health/healthy-mouth-14/your-healthy-mouth/stress-teeth . Obtenido el 17 de febrero de 2015.

Esta información es solo para fines educativos y no constituye asesoramiento médico. Consulta siempre con tu dentista para los exámenes, tratamientos, pruebas y recomendaciones sobre el cuidado apropiados.