The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.

Artículo | Marzo de 2018

Síndrome de abstinencia

Un peligro para los alcohólicos en recuperación

Cuando una persona alcohólica deja de beber, es algo para celebrar. Pero la sobriedad no ofrece garantías de durabilidad, ya que implica mucho trabajo y compromiso. También necesitarás estar atento a los peligros. Un peligro para un alcohólico no bebedor es el "síndrome de abstinencia".

¿Qué es "el síndrome de abstinencia"?

El síndrome de abstinencia es un conjunto de hábitos y actitudes negativas. Un alcohólico en recuperación puede caer fácilmente en estos hábitos. Una persona con síndrome de abstinencia puede quitarle la alegría de la vida a la persona alcohólica y a sus seres queridos. A menudo, el síndrome de abstinencia es señal de que se acerca una recaída. Puede suceder incluso si la persona ha estado sobria durante años. La buena noticia es que el síndrome de abstinencia se puede tratar. Primero, veamos cómo reconocerlo y luego analizaremos algunas sugerencias para manejarlo.

¿Cuáles son los signos de advertencia?

Los alcohólicos pueden desarrollar muchas actitudes y comportamientos anormales. A veces se conservan estos hábitos incluso después de estar sobrio. Estas actitudes y comportamientos también son síntomas del síndrome de abstinencia. Es posible que los seres queridos no reconozcan los síntomas, ya que están acostumbrados a esos comportamientos.

Estos son algunos signos típicos del síndrome de abstinencia:

  • Actuar de manera engreída, como si se tuvieran todas las respuestas o haciéndose la víctima
  • Hacer duros juicios de sí mismo y de los demás
  • Ser impaciente o impulsivo
  • Culpar a los demás por las propias faltas
  • Ser deshonesto, generalmente comenzando con pequeñas mentiras
  • Actuar impulsivamente o egoístamente
  • Tener dificultades para tomar decisiones
  • Tener cambios de humor, problemas para expresar emociones, sentirse insatisfecho
  • Sentirse desconectado, ausente, aburrido, distraído o desorganizado
  • Extrañar la vida de alcohólico
  • Fantasear o soñar despierto
  • Retroceder o abandonar el programa de 12 pasos

¿Cómo se trata?

Un alcohólico con síndrome de abstinencia puede mejorar si recibe ayuda. Puede aprender a ver el mundo y a sí mismo de manera más realista. Puede trabajar en los hábitos que lo lleven a una vida más feliz. Los objetivos del tratamiento son desarrollar un comportamiento responsable, paciencia, honestidad y autoaceptación. Si tú o un ser querido están atravesando por el síndrome de abstinencia, sigue estos pasos:

  • Pide asistencia o referidos de tu Programa de asistencia al empleado.
  • Habla con un profesional de la salud que se especialice en problemas de dependencia química.
  • Comunícate con Alcohólicos Anónimos o Al-Anon (para las familias de personas alcohólicas) y asiste a reuniones.

Hablar con otras personas que entiendan puede ser la mejor ayuda. Estar sobrio es un gran triunfo. El síndrome de abstinencia es un obstáculo en el camino que se puede superar con el apoyo adecuado.

Cigna puede ayudarte​

Si tienes cobertura a través de Cigna, puedes llamarnos al 1 (877) 622-4327 en cualquier momento para informarte sobre los servicios de apoyo disponibles durante este período.

Hands - Counselling and Support

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.