The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Los otros trastornos alimenticios

Artículo | Marzo de 2018

Los "otros" trastornos alimenticios

Más allá de la anorexia y la bulimia

La mayoría de nosotros hemos oídos acerca de los trastornos alimenticios más comunes. Estos incluyen la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón. Probablemente haz escuchado acerca de los problemas que pueden causar. Sin embargo, es posible que no conozcas los trastornos alimenticios menos comunes. Estos pueden ser tan dañinos como los trastornos más conocidos.

¿Quién sufre estos trastornos alimenticios?

Muchas de las personas que desarrollan hábitos alimenticios poco saludables pasan inadvertidas. Encuentran maneras de perder peso sin tener un trastorno alimenticio "oficial". Sus seres queridos pueden notar estos comportamientos y la pérdida de peso, pero, sin un diagnóstico, sus problemas pueden no ser tomados en serio, por lo que su salud puede estar en peligro.

¿Cuáles son los trastornos menos comunes?

Estos son algunos de los comportamientos alimenticios no saludables:

  • Reducir severamente la cantidad o el tipo de alimento que se ingiere
  • Tener atracones e inducir el vómito regularmente
  • Masticar y escupir alimentos sin tragar

Estos son algunos de los trastornos alimenticios menos habituales:

Masticar y escupir: Las personas que mastican y escupen se ponen la comida en la boca, la mastican y la escupen sin tragar. Pueden sentir el gusto de la comida, pero sin las calorías ni los nutrientes. Este comportamiento es frecuente en personas con anorexia y puede ocasionar mala nutrición y caries dental. También se malgasta el dinero que usaron comprando la comida.

Ejercicio compulsivo (anorexia atlética): Las personas con anorexia atlética ejercitan en exceso. Solo ejercitan para perder peso. El ejercicio no es saludable cuando interfiere con las actividades diarias, y no es saludable cuando la falta de ejercicio genera ansiedad. Estas personas están rara vez satisfechas con sus logros. Están constantemente en busca del próximo gran desafío físico.

Ortorexia nerviosa: Las personas con ortorexia nerviosa prefieren comer solo ciertos alimentos. A menudo prefieren alimentos naturales, puros u orgánicos. Y pueden sentirse superiores a las personas que comen comida no saludable o no orgánica. Estas personas van más allá de la alimentación normal y saludable. Sus dietas terminan careciendo de importantes nutrientes necesarios para una buena salud.

Síndrome de rumiación: Las personas con síndrome de rumiación o mericismo, mastican y tragan su comida para luego regurgitarlo de nuevo en la boca, masticar y tragar nuevamente. Esto les hace sentir que están comiendo más alimentos de lo que realmente comen.

Uso de diuréticos o laxantes: Algunas personas usan diuréticos o laxantes para ayudarlos a perder peso. Los diuréticos aumentan la micción. Los laxantes aumentan la frecuencia de los movimientos intestinales. A veces los diuréticos y laxantes son médicamente necesarios, pero usarlos para perder peso es peligroso.

Estos comportamientos y trastornos no son tan comunes como los trastornos ya conocidos. Pero son más frecuentes de lo que piensas. Suelen acompañar los trastornos alimenticios más comunes y pueden causar desnutrición, además de otros problemas de salud más graves. La desnutrición puede causar daños permanentes al corazón, hígado, riñones, huesos y dientes, y estos daños pueden causar, incluso, la muerte.

Si tú o alguien que conoces tiene hábitos alimenticios poco saludables, busca ayuda. Habla con tu proveedor de cuidado de la salud o profesional de salud mental. Averigua qué puedes hacer para volver a tener una alimentación saludable, y de la forma correcta.

the-other-eating-disorders-1-16x9-lg

Fuente: Anorexia Nervosa and Related Eating Disorders, Inc. (ANRED). Less-well-known eating disorders and related problems.

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.