The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Consejos para mantener feliz y saludable la sonrisa de tus hijos

Artículo | Diciembre de 2016

Consejos para mantener feliz y saludable la sonrisa de tus niños

Los buenos hábitos dentales comienzan contigo

¡La buena salud dental comienza en el hogar! Aquí hay 10 consejos para mantener sanos los dientes de tus niños.

10 consejos para una salud dental adecuada

  1. Sé un buen ejemplo. Muéstrales a tus niños que cuidar los dientes es importante y no muy difícil, cuidando tu propia salud oral.
  2. Elije un dentista cuidadosamente. Asegúrate de seleccionar a alguien que a ti y a tu familia les guste y en quien confíen. Las visitas serán más agradables para todos.
  3. Cumple con el plan recomendado. Lleva a tus niños al dentista con regularidad —generalmente cada seis meses— para limpiezas y controles de rutina. Esto es bueno, no solo para su salud dental, sino que también puede ayudar a tus niños a crear un ambiente de comodidad con el dentista.
  4. Recuérdales que se cepillen los dientes. Siempre pregunta a tus niños si se lavaron los dientes antes de irse a la escuela y antes de ir a dormir. Si cepillarse los dientes es una lucha constante, para hacerlo divertido, intenta cepillar tus dientes al mismo tiempo, tararear una canción o ¡aceptar "cepillarle" los dientes a un juguete cuando terminen de lavarse los suyos!
  5. Motívalos a que se cepillen los dientes en la escuela. Un cepillo de dientes de viaje se puede guardar fácilmente en la mochila de tu niño, para que así pueda cepillarse luego de snacks y del almuerzo cuando está en la escuela. Esto puede ser complicado en los primeros años, pero, a medida que crece, comenzará a preocuparse por cuidar bien sus dientes.
  6. Enséñales la importancia de usar el hilo dental. Usar hilo dental es tan importante como cepillar y también puede ayudar a prevenir la enfermedad de las encías. La enfermedad de las encías puede estar asociada con complicaciones de salud en la edad avanzada. También puede ayudar a eliminar bacterias que pueden provocar el mal aliento.
  7. Asegúrate de que tu niño desayune todos los días. Hay evidencia de que las personas jóvenes que consumen un desayuno rico en proteínas tienen una disminución en la ansiedad por los dulces al final del día, lo que crea un ambiente que será menos propenso a las caries.1
  8. Reemplaza las gaseosas con jugo y agua. Motívalos desde pequeños a elegir el agua como bebida preferida. Las bebidas azucaradas dejan los dientes cubiertos y listos para las caries. Cuando consuman bebidas dulces, haz que usen un sorbete. Esto disminuye la exposición de sus dientes al azúcar.
  9. Reduce la cantidad de azúcar en su alimentación. Aunque no sea fácil, este esfuerzo es importante para muchos aspectos de su salud más allá de sus dientes. Reemplaza los snacks azucarados con alternativas saludables, como frutas, quesos y palitos de vegetales. Reserva las bebidas y golosinas para ocasiones especiales. Lee las etiquetas: podría sorprenderte descubrir todos los lugares donde se esconde el azúcar.
  10. Recompensa los hábitos saludables. De vez en cuando, deja pequeños obsequios o premios del "hada de los dientes" para recompensar a tu niño por practicar una buena salud oral.

La primera consulta de tu niño con el dentista

Según la Academy of General Dentistry, los niños deben visitar al dentista luego de seis meses desde que salió su primer diente. Aunque puede parecer temprano, la caries dental pueden aparecer con el primer diente de tu bebé.2 Llevar a tu niño al dentista antes de su primer cumpleaños es la mejor manera de detectar cualquier problema en la fase temprana. Si tu niño tiene más de un año de edad y aún no ha ido al dentista, simplemente programa una cita lo antes posible.

Haz una cita para visitar al dentista. Elije un horario de consulta en el que tu niño haya descansado y esté con ánimo de cooperar. También es importante asegurarse de que haya comido algo liviano y que se haya cepillado los dientes antes de su consulta, para que no tenga hambre durante la visita.3

Antes de la visita. Habla con tu niño sobre las expectativas que debe tener durante la consulta y haz que se entusiasme. Quizás es buena idea tomar un libro para niños de la biblioteca sobre la primera visita al dentista. No permitas que otras personas le cuenten a tu hijo historias de miedo sobre el dentista. Si tienes ansiedad el día de su primera visita, intenta no demostrarlo. Su primera consulta con el dentista es una oportunidad para que tú y tu niño se sientan cómodos con toda la rutina.

Durante la consulta. Tu dentista y el higienista te mostrarán cómo limpiar los dientes y la boca de tu niño de manera adecuada. El dentista lo examinará para detectar las caries y hablarán sobre la importancia del flúor y los hábitos orales como chuparse el dedo. También aprenderás más sobre cómo enseñarle buenos hábitos de higiene bucal a tu niño.

Child's smiling mouth with braces

Esta información es solo para fines educativos y no constituye asesoramiento médico. Consulta siempre con tu dentista para los exámenes, tratamientos, pruebas y recomendaciones sobre el cuidado apropiados.

1 “Breakfast Research and Statistics” Mr. Breakfast (Universidad de Missouri). Agosto de 2014. http://www.mrbreakfast.com/glossary_term.asp?glossaryID=152

2 Academy of General Dentistry. Baby’s first steps to a healthy mouth. (2011, febrero). Recuperado el 12 de diciembre de 2016 de http://www.knowyourteeth.com/infobites/abc/article/?abc=b&iid=296&aid=9051.

3 Your Baby’s First Dental Visit. (s/f). Recuperado el 12 de diciembre de 2016 de http://www.mouthhealthy.org/en/babies-and-kids/first-dental-visit.