The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.

Depresión en el lugar de trabajo

La depresión es una condición médica grave que afecta al cuerpo, al estado de ánimo y a los pensamientos. Puede tener un impacto en la forma en que comemos, dormimos y actuamos. La depresión no es lo mismo que estar triste. Si no se trata, los síntomas pueden durar semanas, meses o años. Un tratamiento adecuado, que a menudo incluye medicamentos y consejería, puede ayudar a la mayoría de las personas que sufren depresión. Podrías notar cambios en el comportamiento, humor o aspecto de un empleado.

Lo que podrías ver en el lugar de trabajo

  • Estado anímico continuamente triste y ausente
  • Comunicar un sentido de desesperanza, impotencia, falta de valor y pesimismo
  • Inusual reducción de productividad o aumento en ausencias
  • Señales de mal uso de sustancias
  • Fatiga y pérdida de interés en las actividades cotidianas
  • Desórdenes alimenticios, que pueden provocar un aumento o pérdida de peso visible
  • Llanto, ansiedad o ataques de pánico
  • Tardanzas o somnolencia como resultado de los problemas para dormir
  • Irritabilidad, agitación, conflictos o problemas de ira
  • Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones
  • Síntomas físicos o dolores persistentes que no responden al tratamiento
  • Expresiones directas o indirectas sobre el suicidio

No todas las personas que tienen depresión muestran todos los síntomas o los manifiestan en el mismo grado. Estas preocupaciones también pueden indicar otros problemas que no son depresión. No te corresponde hacer un diagnóstico si notas estos síntomas. El objetivo es ayudar a conectar a la persona con el Programa de asistencia al empleado (EAP, por sus siglas en inglés) si está disponible a través del empleador, o con apoyo y servicios de salud mental disponibles.

Qué podrías hacer cuando una persona muestra signos de depresión

Respeta la necesidad de mantener la privacidad. Si tú comienzas la conversación, acércate a conversar con la persona en un lugar privado.

Comienza con un enfoque en los asuntos de desempeño que hayas observado. “He notado que has tenido dificultad para cumplir con la cuota semanal. No es común en ti y me preocupa. ¿Me puedes contar qué sucede?” No hagas preguntas directas sobre sus problemas personales o la depresión, escucha sus inquietudes y mantente alerta ante estos asuntos.

Muestra compasión. Hazle saber a la persona que le importas y que es valorada. No des consejos. Recuerda que no tienes que “resolver”, escuchar con atención puede hacer una diferencia.

Si tu compañía ofrece un Programa de asistencia al empleado (EAP), háblale del programa y dale el número de teléfono y/o un folleto. Si el impacto en el lugar de trabajo es significativo, considera una consulta de la gerencia con el EAP para dialogar más a fondo sobre otras opciones para el empleado.

Si tu compañía no ofrece un EAP, puedes recomendarle que se comunique con los representantes de su plan de cuidado de la salud para un referido para ver un profesional de la salud mental o hablar con su médico de familia. Consulta el Directorio de proveedores de Cigna para buscar profesionales médicos en tu zona.

A young businessman looking stressed at his desk during a late night at work

Esta información es para fines educativos y con el objetivo de promover la salud del consumidor. No es asesoramiento médico y no sustituye la atención médica adecuada proporcionada por un médico. Cigna no asume responsabilidad alguna por cualquier circunstancia que derive del uso, mal uso, interpretación o aplicación de cualquier información suministrada.