The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Preocupaciones de salud para personas transgénero

Artículo

Preocupaciones de salud para personas transgénero

10 temas que las personas transgénero deben hablar con sus proveedores de cuidado de la salud

Las personas transgénero tienen necesidades de cuidado de la salud específicas. Podrían tener preocupaciones de salud del comportamiento, y también tienen mayor riesgo de desarrollar problemas de salud. Esto es porque tienen menos acceso al cuidado de la salud debido a bajas tasas de empleo, falta de cobertura de seguro o el miedo a la discriminación.1 Pero tienes el poder de proteger tu salud. Comienza preguntándole a tu proveedor de cuidado de la salud sobre estos diez temas importantes.

  1. Acceso a los cuidados de la salud

    No es fácil encontrar un proveedor de cuidado de la salud que conozca cómo atender a las personas transgénero. Algunos proveedores posiblemente no acuerden brindarte atención. Otros quizás no te comprendan o sientan que estás equivocado. Visita el sitio web Gay and Lesbian Medical Association (GLMA), para encontrar proveedores sensibles a las necesidades de salud de la comunidad LGBT. No olvides consultar cuáles son los proveedores que participan en la red de tu plan. Incluso si encuentras un excelente proveedor de cuidado de la salud, tu seguro podría no cubrir algunos tratamientos. Pregúntale a tu proveedor de cuidado de la salud si los costos están cubiertos. De no ser así, solicita una posible reducción en tus facturas o si hay planes de pago disponibles.

  2. Historial médico

    Es importante que puedas confiar en tu proveedor de cuidado de la salud para que puedas hablar con sinceridad sobre tu pasado. Cuéntale sobre los medicamentos que has tomado y las cirugías que te hayas realizado. Conocer tu historial médico puede ayudarlo a brindarte el mejor tratamiento en la actualidad.

  3. Hormonas

    Habla con tu proveedor de cuidado de la salud sobre el tratamiento hormonal. Si comienzas a tomar hormonas por primera vez, consulta sobre aquello a lo que debes estar atento mientras lo haces. Si eres una mujer transgénero, consulta sobre el estrógeno y los coágulos de sangre, la hinchazón, la hipertensión o baja presión arterial y los altos niveles de azúcar en la sangre. Si eres un hombre transgénero, consulta sobre los análisis de sangre. Los necesitarás para asegurarte de que tu dosis de testosterona es segura. Solo toma las hormonas recetadas por tu proveedor de cuidado de la salud.

  4. Salud cardíaca

    Las personas transgénero pueden tener más riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral. Esto se debe al uso de hormonas, junto con fumar cigarrillos, hipertensión y diabetes. Las mujeres transgénero pueden preocuparse de tener que dejar de tomar estrógeno si desarrollan problemas cardíacos. Esto puede hacer que dejen de comunicar síntomas como dolor en el pecho o dificultades para respirar. Habla con tu proveedor de cuidado de la salud sobre cualquier síntoma de inmediato. Cuando los problemas cardíacos se detectan a tiempo, las posibilidades de tratarlos son mayores.

  5. Cáncer

    Es posible, aunque muy poco frecuente, desarrollar cáncer debido al tratamiento hormonal. También es posible desarrollar ciertos tipos de cáncer si tus órganos sexuales no han sido removidos. Consulta a tu proveedor de cuidado de la salud sobre las pruebas de detección de estos tipos de cáncer.

  6. Infecciones de transmisión sexual y relaciones sexuales seguras

    Si tienes relaciones sexuales, puedes estar en riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual (ITS). Las relaciones sexuales seguras son la mejor forma de protegerte. Consulta a tu proveedor de cuidado de la salud sobre las relaciones sexuales seguras y las pruebas de detección de ITS.

  7. Alcohol y tabaco

    Beber en exceso puede provocar daños en tu hígado u otros órganos. Puede provocar accidentes y comportamientos poco seguros. El alcohol también puede causar una interacción negativa con las hormonas. Habla con tu proveedor de cuidado de la salud acerca de la cantidad segura de alcohol para ti. Muchas personas transgénero fuman cigarrillos. Esto eleva sus riesgos de enfermedad cardíaca y pulmonar, especialmente en personas que toman hormonas. Si fumas, solicita ayuda a tu proveedor de cuidado de la salud para dejar de hacerlo.

  8. Depresión

    La tristeza y la depresión son comunes entre las personas transgénero, tanto antes como después de la transición. Si estás deprimido, es posible que tengas dificultades para sentirte feliz. Podrías tomar malas decisiones o lastimarte. Si te sientes triste o deprimido, habla con tu proveedor de cuidado de la salud. Hay muchos tratamientos que pueden ser de ayuda.

  9. Silicona inyectable

    Algunas mujeres transgénero quieren verse femeninas y hermosas sin tener que esperar los efectos del estrógeno. Acuden a las inyecciones de silicona para tener "curvas al instante". Esta silicona con frecuencia se vende en "pumping parties", o fiestas de inflado, por personas que no son profesionales médicos. La silicona puede desplazarse por tus tejidos y provocar cicatrices feas años más tarde. Por lo general, no tiene calificación médica, puede estar contaminada y a veces se inyecta usando una aguja compartida. Compartir agujas puede transmitir hepatitis o VIH. Evita los peligros de la silicona. Habla con tu proveedor de cuidado de la salud si la estás considerando.

  10. Dieta y ejercicio

    Muchas personas transgénero tienen sobrepeso y no se ejercitan. Es importante llevar una dieta saludable y hacer ejercicios regularmente. Si tienes planes de someterte a cirugía, tu cirujano te recomendará estar en buen estado físico. Esto mejora tus posibilidades de obtener un buen resultado durante y después de la cirugía. Sigue una dieta saludable y bien balanceada, e intenta hacer al menos 20 minutos de ejercicio tres veces por semana.

anxiety disorders

La información ofrecida en este sitio web no constituye asesoramiento médico y no pretende sustituir la atención médica adecuada proporcionada por un médico.

1National LGBTQ Task Force Injustice at Every Turn: A report of the national transgender discrimination survey.