The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
¿Qué sucede durante un examen de la vista?

Artículo | Julio de 2018

¿Qué sucede durante un examen de la vista?

Durante el examen de la vista, el médico podría preguntar por tu historial médico y si has estado teniendo algún problema visual. Te harán una serie de pruebas de visión para determinar tus necesidades visuales y evaluar tu salud visual.

¿Con qué frecuencia debo realizarme un examen de la vista?

Un examen de la vista una vez al año o cada dos años ayudará a identificar problemas y a mejorar la calidad de la visión si necesitas cambiar tu receta.

Factores como la edad, la salud y un historial familiar de problemas de visión pueden determinar la frecuencia con la que necesitas un examen de la vista. Muchos planes de visión incluyen un examen de la vista anual completo.

Asegúrate de consultar con tu oftalmólogo con qué frecuencia deben revisar tus ojos. Si tienes presión arterial elevada o diabetes, podría recomendar exámenes frecuentes.

Si tienes menos de 40 años y no tienes problemas de visión, tal vez necesites un examen de la vista solo cada dos años. Después de los 40 años, considera ir una vez al año. Esto es especialmente importante si notas cambios en la visión o si tienes antecedentes familiares de diabetes o glaucoma.

¿Qué sucede durante un examen de la vista?

Al comienzo del examen de la vista, tu oftalmólogo te preguntará por tu historial médico y si has experimentado algún problema de la visión. Si usas lentes de contacto o anteojos, asegúrate de llevarlos a la cita para que el médico revise si necesitas cambiar la receta.

Durante el examen de la vista, el oftalmólogo puede hacer varios exámenes, como el test de glaucoma (una prueba sencilla para medir la presión interna del ojo), el test de precisión visual y el test de refracción.

Según los resultados de estos tests, tu oftalmólogo podrá determinar si necesitas más exámenes, o si debes usar anteojos o lentes de contacto. Si usas anteojos o lentes de contacto, podrías necesitar un cambio en tu receta. Estos tests ayudan a evaluar la salud general de tus ojos.

¿Qué es el test de precisión visual?

El test de precisión visual examina qué tan bien puedes ver con cada ojo. Tu oftalmólogo podría pedirte que cubras un ojo a la vez mientras identificas símbolos. Estos símbolos, generalmente, son números y letras de diversos tamaños mostrados en una tabla a cierta distancia. Según los resultados, el oftalmólogo determinará qué tan bien puedes ver de lejos.

¿Qué es un test de refracción?

El test de refracción ayuda al oftalmólogo a recetar los anteojos o lentes de contacto que necesitas. Para esto, mirarás dentro de un dispositivo que incluye lentes con distintos aumentos. El oftalmólogo irá cambiando los lentes en frente de tus ojos mientras lees letras y números para poder determinar qué lentes te convienen. Este test también ayuda a determinar si necesitas un aumento diferente en cada ojo.

¿Hay distintos tipos de exámenes de la vista?

Hay distintos tipos de exámenes de la vista y controles de la visión:

  • Examen visual completo: Lo realiza un oftalmólogo e incluye una serie de tests de rutina que no solo sirven para saber qué tan bien puedes ver, sino también para detectar enfermedades de la vista o problemas de visión. Generalmente, se realiza una vez al año o cada dos años. Si tienes un plan de cobertura de visión, probablemente este plan cubra un examen visual completo al año, pero consulta primero los documentos de tu plan.
  • Examen de diagnóstico o de seguimiento de la vista: Si el oftalmólogo detecta algún problema durante el examen visual completo, te podría pedir que regreses para un examen visual de seguimiento, para hacer tests adicionales. Si tienes cobertura médica y/o de visión, consulta los documentos del plan para ver si estos exámenes y tests adicionales están cubiertos.
  • Examen visual del DMV o test de visión para las escuelas: Estas son pruebas de visión básicas para saber qué bien puedes ver y determinar si necesitas visitar a un oftalmólogo para anteojos o lentes de contacto recetados para corregir la visión. Estos tipos de pruebas básicas no sustituyen un examen visual completo hecho por un oftalmólogo.

¿Cuánto tiempo toma el examen de la vista?

Debes planear al menos una hora para un examen visual completo. Hay distintos tipos de tests de control de visión que el oftalmólogo puede realizar para revisar la salud general de la visión, como el test de glaucoma, el test de refracción y el test de precisión visual.

¿Cuánto cuesta un examen de la vista?

Los costos de exámenes de la vista varían de acuerdo al lugar donde los realices. Los proveedores de la visión minoristas podrían cobrarte menos de $100 y, en algunos casos, mucho menos si compras anteojos o lentes de contacto. Los oftalmólogos independientes cobran más. Si tienes cobertura de visión, consulta los documentos de tu plan para conocer qué servicios cubre tu plan y qué parte del costo debes pagar.

¿Cómo puedo mejorar mi visión fácilmente?

Aunque mejorar la visión puede ser difícil, puedes corregirla usando anteojos o lentes de contacto. Las visitas regulares al oftalmólogo pueden ayudar a prevenir problemas de visión. Si no se tratan a tiempo, enfermedades como la diabetes y el glaucoma pueden deteriorar tu visión. Además de estar al día con tus recetas, usar anteojos de sol puede ayudar a prevenir daños a tus ojos causados por el sol. Si tienes alguna duda o si notas cambios en tu visión, consulta a tu oftalmólogo.

Si tengo buena visión, ¿necesito hacerme un examen de la vista?

Aunque tengas buena visión, deberías evaluar tus ojos una vez al año o cada dos años. Durante un examen de la vista, el oftalmólogo no solo evalúa qué tan bien puedes ver, sino también el riesgo de enfermedades de los ojos, como el glaucoma y las cataratas. Si tienes condiciones médicas, estas también podrían afectar tu visión y la salud de tus ojos. Por eso, los exámenes de la vista de rutina son parte importante de tu salud y bienestar.

Los exámenes de la vista de rutina ayudan a mantener la salud de los ojos. Consulta a tu oftalmólogo si usas anteojos o lentes de contacto o si experimentas problemas de visión.

Un historial familiar de problemas de visión o ciertas condiciones médicas pueden llevar a visitas más frecuentes, pero es importante que te evalúen regularmente aunque no presentes riesgos.

Antes de consultar a un oftalmólogo, revisa los detalles de tu plan de visión para conocer qué está cubierto. Dependiendo de tu seguro de salud, el examen de la vista de rutina podría estar incluido.

Esta información es solo para fines educativos y no constituye asesoramiento médico ni pretende sustituir la atención médica adecuada proporcionada por un médico. Cigna no asume ninguna responsabilidad por cualquier circunstancia que derive del uso, mal uso, interpretación o aplicación de la información suministrada.