Recibe apoyo luego de un evento traumático

Recibe apoyo luego de un evento traumático

Todos reaccionamos de diferentes maneras ante los eventos traumáticos. Consigue la ayuda que necesitas para superar la situación y proteger tu salud mental.

Los eventos traumáticos pueden dejarnos con un sentimiento de vulnerabilidad y desesperanza. Los actos de violencia sin motivo, los desastres naturales de gran impacto y otros acontecimientos similares pueden desatar fuertes emociones, como tristeza, enojo o miedo. Es posible que tengas estos sentimientos incluso si el incidente no te ha afectado directamente. Y podrías experimentar emociones fuertes durante tus actividades cotidianas. Recibir apoyo puede ayudarte a sobrellevar esto.

¿Cómo reaccionamos ante el trauma?

Cuando se trata de enfrentarse a un trauma, el grado de "normalidad" de la respuesta varía en gran medida:

  • Los sentimientos y las reacciones pueden variar. Las personas que sufren el impacto directo pueden tener dificultades con emociones muy intensas. Sin embargo, aun si el evento no te afectó directamente, te podría sorprender qué tan fuerte reaccionas.
  • Tu reacción podría ser muy fuerte al principio. Una sensación inicial de "shock" e incredulidad podría provocar una mezcla de emociones, como miedo, tristeza profunda o enojo. Muchas personas descubren que no pueden dejar de pensar en el acontecimiento o que tienen dificultades para concentrarse. Las lágrimas pueden surgir sin aviso. Es común tener también una respuesta física. Podrías tener dolor estomacal, temblores o una sensación de agotamiento.
  • Las reacciones fuertes pasan relativamente rápido en la mayoría de las personas. Pero pueden durar más o ir y volver en otras. Esto es normal y no significa que tienes un problema de salud física o mental. Esta es la forma en que nuestros cuerpos y mentes manejan un evento difícil.
  • La angustia puede continuar. Incluso si no fuiste afectado directamente, adaptarse puede tomar tiempo. No hay una forma correcta o incorrecta de sentirse, ni tampoco hay una forma correcta o incorrecta para sentirse mejor. Algunas personas necesitan el consuelo de regresar a una rutina. Otras prefieren tomarse un descanso de sus tareas habituales. Toma el tiempo que necesites.
  • No reprimas tus sentimientos. Permítete sentirte triste, llorar y lamentarte si lo necesitas. Recuerda que tus sentimientos son normales. Además, ten la libertad de sentirte bien o feliz. Pasa tiempo con personas que te apoyen. Hablar sobre lo sucedido y sobre tus sentimientos podría ser de ayuda. Duerme lo suficiente y sigue una dieta balanceada para cuidarte. La actividad física puede ser una de las mejores formas de aliviar el estrés emocional.

Nosotros podemos ayudar

Apoyo real para la vida real. Si tienes cobertura a través de nuestro Programa de asistencia al empleado (EAP, por sus siglas en inglés), estamos disponibles 24/7 por teléfono para darte información sobre los servicios disponibles y ayudarte durante este período. Es de especial importancia buscar ayuda si la reacción perdura a largo plazo o se torna abrumadora.

Estamos disponibles por teléfono 24/7. Si tienes cobertura a través de tu empleador, un representante de Recursos Humanos puede darte el número gratuito del EAP de tu compañía. Si compras tu propio seguro de salud, llama al número que aparece detrás de tu tarjeta ID.

Documento relacionado

Recursos para asistencia en caso de desastres (en inglés) [PDF]

Llama a estos números para obtener asistencia inmediata en caso de desastre

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para obtener más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los números de teléfono de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta ID de cuidado de la salud.