Cómo usar tu HSA, HRA o FSA

Cómo usar tu HSA, HRA o FSA

Tener una cuenta de ahorros para la salud (HSA, por sus siglas en inglés), una cuenta de gastos flexibles (FSA, por sus siglas en inglés) o una cuenta de reembolso de salud (HRA, por sus siglas en inglés) es una buena manera de ahorrar dinero en gastos médicos. Pero ¿cómo obtienes el reembolso?

Dar el primer paso: Tus documentos importantes

Una FSA (cuenta de gastos flexible) y una HRA (cuenta de reembolso de salud) exigen dos formas de documentación. El Servicio de Impuestos Internos (IRS) tiene normas estrictas sobre cómo pueden pagarse los gastos de FSA/HRA; por eso es muy importante incluir todos estos elementos:

  1. FORMULARIO DE RECLAMO: Envía un formulario de solicitud de reembolso de cuidado de la salud completo.
  2. DECLARACIONES DE GASTOS: Envía pruebas detalladas de los gastos en cuidado de la salud. El IRS requiere los recibos con TODA la siguiente información:
    • Fecha del servicio
    • Nombre del cliente (o paciente)
    • Nombre del proveedor de servicios (proveedor de cuidado de la salud o comerciante)
    • Información de contacto del proveedor de servicios
    • Tipo de servicio
    • Descripción de los gastos: Costo para el cliente (la responsabilidad del cliente por los servicios suministrados)
  3. Si la presentación es en nombre de un niño dependiente, el proveedor de cuidado del dependiente debe documentar cada gasto y la fecha del servicio en el formulario de reclamo. SE REQUIERE LA FIRMA DEL PROVEEDOR.
    Si esto no es posible, puedes enviar los recibos detallados, que incluyan la fecha y el tipo de servicio proporcionado, el nombre del dependiente que recibe el servicio y el costo de los gastos de guardería. El IRS requiere los recibos con TODA la siguiente información:
    • Nombre del proveedor de cuidado de la salud
    • Fechas del servicio (la fecha de inicio y la fecha de finalización)
    • Tipo de servicio
    • Nombre del dependiente que recibió el servicio
    • Costo de los gastos de guardería

Cómo llenar el formulario de reclamo

  1. Descarga el formulario de solicitud de reembolso por cuidado de la salud
  2. Lee con atención el formulario de reclamo y llámanos al 1 (800) 244-6224 si tienes preguntas.
    • Puede usarse un mismo formulario de reclamo para solicitar hasta tres gastos.
    • Usa formularios de reclamo adicionales si los necesitas.
  3. Envía los formularios de reclamo a Cigna por correo o fax
    1. Envía un fax al 1 (877) 823-8953 o 1 (859) 410-2432
    2. O por correo a
      Cigna
      P.O. Box 182223
      Chattanooga
      TN 37422-7223

IMPORTANTE: Completa todo el formulario de reclamo y recuerda firmar y poner la fecha en el formulario. No podemos pagar reclamos si el formulario no está firmado y fechado. Cada servicio debe enumerarse en el formulario de reclamo.

Envío de recibos para reembolso

Para que procesemos tu solicitud, debes presentarnos pruebas detalladas de los gastos de cuidado de la salud. Puedes enviar cualquiera de estos registros:

  • Recibos
  • Estados de cuentas de gastos
  • Explicación de beneficios (EOB, por sus siglas en inglés) de tu plan de salud

OBSERVACIÓN: No se aceptan recibos de tarjeta de crédito porque no documentan el tipo de servicio. Tampoco se aceptan cheques cancelados.

Consejos para reclamos comunes de FSA/HRA

Gastos por recetas

  • Envía un recibo de la farmacia que muestre los detalles de la receta y la información de compra.

Productos/Medicamentos sin receta (OTC, por sus siglas en inglés)

Debido a la aprobación de la Ley CARES, a partir del 1 de enero del 2020, los siguientes artículos son elegibles:

Primas

  • Envía un recibo que muestre el período de cobertura (rango de fechas) por el pago de la prima.

Preguntas frecuentes sobre FSA, HRA y HSA

¿Qué gastos de FSA, HRA y HSA son reembolsables?

Puedes usar tu HSA o FSA para cuidado de la salud para reembolsarte los gastos médicos y dentales que califican como deducciones del impuesto federal a los ingresos (excedan o no el mínimo del IRS aplicado a estas deducciones) según la Sección 213(d) del código tributario.

Tu empleador determina qué gastos de cuidado de la salud son elegibles conforme a una HRA. Para determinar si los gastos enumerados a continuación pueden pagarse con tu HRA, consulta tu plan de cobertura.

Consulta la lista completa de todos los gastos que se pueden y no se pueden reembolsar

¿Los gastos de quién se pueden reembolsar?

  • HSA: El dinero en tu HSA puede usarse para reembolsarte por los gastos médicos y dentales en los que incurras tú, tu cónyuge o dependientes elegibles (hijos, hermanos, padres y otros que se consideran excepciones según la Sección 152 del código tributario).
  • FSA para cuidado de la salud: El dinero en la FSA puede usarse para recibir un reembolso por los gastos médicos y dentales en los que incurras tú, tu cónyuge o dependientes elegibles (hijos, hermanos, padres y otros dependientes según se define en tus documentos del plan).

Los gastos por "atención médica", según los define la Sección 213(d) del Código del IRS, incluyen montos pagados por el diagnóstico, el tratamiento o la prevención de enfermedades, y por tratamientos que afecten cualquier parte o función del cuerpo. Los gastos deben ser para aliviar o prevenir una enfermedad o una discapacidad física. Los gastos con fines puramente cosméticos no suelen considerarse gastos por atención médica. Por ejemplo, estiramientos faciales, implantes capilares y depilación (electrólisis). Además, los gastos que son simplemente beneficiosos para la salud general de una persona (por ejemplo, las vacaciones) no son gastos por atención médica.

Las HRA solo se pueden elegir junto con ciertos tipos de planes. Tu HRA está autofinanciada por tu empleador, que es el único responsable de aportar los fondos usados para pagar beneficios según tu plan, usando los fondos de tu HRA. No es necesario que realices ningún aporte a la cuenta HRA, ya sea conforme a una elección de deducción del salario o de otra manera según un plan de beneficios a empleados de la Sección 125. No puedes inscribirte en esta opción si se considera que eres trabajador independiente (incluso socios y accionistas con más del 2% de participación en una corporación de subcategoría S). No puedes abrir una HSA si, además de tener la cobertura de un plan de salud con deducible alto (HDHP, por sus siglas en inglés) calificado para una HSA, estás cubierto también por una cuenta de gastos flexibles para la salud (FSA) o una HRA, o cualquier otra cobertura de salud que no sea un HDHP.

Si elegiste inscribirte en un plan de HSA, expresaste tu interés en abrir una cuenta de ahorros para la salud con un proveedor de servicios de HSA. El proveedor de servicios de HSA que elegiste se pondrá en contacto contigo y te proporcionará un formulario de inscripción para HSA, una tarjeta de firma, una solicitud de información para el cumplimiento de cualquier Programa de identificación de clientes y otros materiales necesarios para abrir una cuenta HSA con el proveedor de servicios de HSA. Para abrir una HSA con el proveedor de servicios de HSA, debes realizar lo siguiente:

Completar, firmar y presentar de manera oportuna todos los formularios requeridos por el proveedor de servicios de HSA.

Cumplir todos los requisitos exigidos por el proveedor de servicios de HSA.

Si estás inscrito en un plan de ahorros para la salud individual y familiar de Cigna, deberás comunicarte con el proveedor de servicios de HSA que elijas para establecer una cuenta de ahorros para la salud que se combine con tu plan de ahorros para la salud de Cigna.

Si te ofrecen un HDHP administrado por Cigna a través de tu empleador y tu empleador no ha seleccionado el proveedor de servicios de HSA preferido por Cigna, puedes abrir la HSA con un depositario/fideicomisario, ya sea establecido por tu empleador o el que tú elijas. Debes aceptar completar los formularios necesarios y cumplir con los requisitos establecidos por el depositario/fideicomisario de la HSA que corresponda a la apertura y al funcionamiento de tu HSA.

El proveedor de la HSA y/o el fideicomisario/depositario serán los únicos responsables por todos los servicios de la HSA y las transacciones y actividades relacionadas. Ni tu empleador ni Cigna son responsables de ningún aspecto de los servicios, la administración y el funcionamiento de la HSA.

Antes de la inscripción con un proveedor de HSA, debes certificar que estas inscrito o planeas inscribirte en un HDHP, y que no estás cubierto por ninguna otra cobertura de salud que no sea un HDHP.