The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.

¿Qué es una HSA?

Es una cuenta bancaria de tu propiedad para pagar gastos del cuidado de la salud elegibles o para ahorrar para tu jubilación.

¿Por qué querría tener una HSA?

Ofrece ahorros fiscales

Antes de deducir impuestos, el dinero es depositado de tu salario.*

Puedes gastar o ahorrar

Puedes usar el dinero ahora para pagar gastos del cuidado de la salud o ahorrar para el futuro.

Es portátil

Si dejas el plan de salud, cambias de trabajo o te jubilas, lo llevas contigo.

Cómo funciona una HSA:**

  • Una HSA se ofrece con un Plan de salud con un deducible alto (un plan de salud con un deducible alto calificado [HDHP, por sus siglas en inglés] generalmente tiene primas/contribuciones al plan más bajas, y deducibles más altos, que un plan de salud tradicional) y la cuenta se abre a través de un proveedor HSA elegido por tu empleador. Tú, tu empleador y otras personas pueden aportar dinero en tu HSA hasta cierto límite anual establecido por las pautas del IRS.
  • El dinero se deposita desde tu salario en la cuenta antes de impuestos, por lo que no pagas impuestos sobre ese salario.*
  • Como eres el propietario de la cuenta, puedes seguir contribuyendo aunque dejes tu plan de salud, cambies de trabajo o te jubiles.
  • Usa tu HSA para pagar gastos de cuidado de la salud calificados para ti y tus dependientes cubiertos. Algunas cuentas HSA incluyen una tarjeta de débito para que puedas pagar de manera simple desde tu cuenta en el momento del servicio.
  • El dinero en tu HSA puede generar intereses. Cuando tu cuenta alcanza un saldo mínimo, puedes abrir una cuenta de inversión con ventaja fiscales*.
  • Puedes retirar el dinero a los 65 años, pero deberás pagar impuestos sobre la renta. Si retiras el dinero antes de los 65 años, este está sujeto a impuestos sobre la renta y, posiblemente, también a una multa fiscal del 20%.

HRA o HSA: ¿cuál es la adecuada para ti?

Consulta el cuadro comparativo entre HRA y HSA>

*Las contribuciones y ganancias de la HSA no están sujetas a impuestos federales ni estatales en la mayoría de los estados. Algunos estados no permiten el tratamiento previo a impuestos de las contribuciones o ganancias.

**Aunque los planes varían, así funciona generalmente una HSA.

No puedes abrir una HSA si, además de la cobertura de un Plan de salud con un deducible alto calificado como HSA, también tienes cobertura de una Cuenta de gastos flexibles (FSA), o una HRA o cualquier otra cobertura de salud diferente de un HDHP. Antes de inscribirte con un proveedor de HSA, debes certificar que te has inscrito en un HDHP, o que tienes intención de hacerlo, y que no posees ninguna otra cobertura de salud diferente de un HDHP. Consulta los documentos del plan, incluso la información específica sobre HSA, o comunícate con tu empleador para obtener más información sobre lo que incluye y no incluye la cobertura del plan.

El proveedor y/o administrador/depositario de la HSA es el único responsable por todos los servicios, transacciones y actividades de la HSA. Ni tu empleador ni Cigna son responsables de ningún aspecto de los servicios, administración y funcionamiento de la HSA.