The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
7 formas de reducir los costos de desembolso del cuidado de la salud

7 formas que ayudan a pagar menos por costos de desembolso

Reduce tus costos de desembolso para el cuidado de la salud con 7 consejos rápidos y útiles

  1. Permanece dentro de la red

    Puedes ahorrar en tus costos de desembolso cuando usas un médico, hospital o centro que forma parte de la red del plan de Cigna. Es probable que haya un médico o centro cercano dentro de la red. Si un médico o centro no tiene contrato con tu plan de salud, se considera “fuera de la red“ y tus costos de desembolso serán más altos.

    Más información sobre la diferencia entre dentro y fuera de la red

  2. Recibe cuidados preventivos

    Tu control anual, las vacunas y las pruebas de detección pueden ayudar a detectar o prevenir enfermedades graves y ayudarte a permanecer saludable. Tu proveedor de cuidado primario puede ayudarte a coordinar pruebas y vacunas adecuadas para ti según tu edad, sexo y antecedentes familiares. Estas pruebas de detección pueden incluir tu examen anual, prueba de presión arterial y colesterol, diabetes y cáncer de colon, además de mamografías y pruebas de Papanicoláu.

    Más información sobre el cuidado preventivo

  3. Considera una clínica de cuidado conveniente

    ¿Necesitas consultar a tu médico pero no puedes obtener una cita? Habla con tu médico sobre usar una clínica de cuidado conveniente. Puedes obtener acceso rápido a atención médica de calidad y asequible. Puedes encontrar clínicas de cuidado conveniente en algunos supermercados, farmacias y otros comercios minoristas. Un médico de cuidado conveniente puede brindarte tratamiento para lo siguiente:

    • Infecciones sinusales
    • Sarpullidos
    • Dolor de oídos
    • Quemaduras leves
    • Otras afecciones médicas de rutina
  4. Considera usar un centro de cuidado de urgencia

    Si tu necesidad médica ni pone en peligro tu vida y no puedes obtener una cita con tu médico, considera un centro de cuidado de urgencia en lugar de la sala de emergencias (ER, por sus siglas en inglés). Un centro de cuidado de urgencia te ofrece atención de calidad similar a una ER, pero puede ahorrarte una gran cantidad de dinero. Estos centros cuentan con personal médico y otros profesionales médicos. Visita un centro de cuidado de urgencia para las siguientes cosas:

    • Cortes leves
    • Quemaduras y esguinces
    • Fiebre y síntomas de gripe
    • Dolor articular o en la espalda baja
    • Infecciones urinarias

    Costo promedio del centro de cuidado de urgencia: $176*

    Costo promedio de la ER del hospital: $2,259*

    Más información sobre cuándo deberías usar el cuidado de urgencia

  5. Llama a Health Information Line

    Con Health Information Line, puedes hablar con un médico calificado en cualquier momento, día o noche, si necesitas ayuda con lo siguiente:

    • Decidir si consultar a un médico, acudir a cuidado de urgencia o usar otra opción.
    • Seleccionar un proveedor, centro u hospital dentro de la red.
  6. Usar el servicio Telehealth puede ser una opción asequible

    ¿Qué debes hacer cuando necesitas cuidados médicos menores mientras estás lejos de casa o tu proveedor de cuidado de la salud no está disponible? Verifica si tu plan cubre servicios Telehealth. Con Telehealth, puedes hablar con un médico certificado por teléfono o por videochat en línea, en cualquier momento, de día o de noche. Una consulta de Telehealth puede ser una opción rápida, conveniente y eficiente en costos cuando tu proveedor de cuidado de la salud no está disponible.

  7. Conoce los costos antes de ir

    Los centros de radiología dentro de la red, los centros de cirugía para pacientes ambulatorios y los laboratorios pueden ofrecerte servicio de calidad similar a un hospital, pero a un costo mucho más bajo. El uso de un laboratorio nacional dentro de la red también puede ayudarte a ahorrar dinero en tus gastos de desembolso, y ofrecen también ubicaciones convenientes en todo el país.

    También es importante que comprendas el costo que puede tener una visita antes de ir. De modo que no haya sorpresas, los clientes pueden consultar la información sobre los costos y la calidad en línea a través del sitio web myCigna® o la aplicación móvil myCigna®.

    Buscar un médico en la red de tu plan de Cigna

*Las estimaciones de costos son promedios nacionales de 2016 de los centros participantes; el costo real puede variar por ubicación, centro y tipo o nivel de servicios recibidos. Las estimaciones de costos están basadas en los datos de reclamos de Cigna de 2016.

Esta información es solo para fines educativos y no constituye asesoramiento médico o clínico. Consulta siempre con tu proveedor de cuidado de la salud y ten en cuenta todos los factores relevantes al tomar decisiones relacionadas con el cuidado de tu salud.