The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Seguro de salud entre trabajos

Artículo | Julio de 2018

Seguro de salud entre trabajos

Tener seguro de salud entre trabajos puede protegerte de posibles facturas de cuidado de la salud devastadoras. Si perdiste o renunciaste a tu empleo, aquí tienes algunos consejos para asegurarte de que tú y tu familia estén cubiertos mientras no tienes empleo.

¿Necesito un seguro de salud entre trabajos?

Tener cobertura de salud entre trabajos puede protegerte si necesitaras cuidado. En este caso, un plan de seguro de salud puede ofrecerte cobertura para servicios elegibles. Eso significa que, una vez alcanzaste tu deducible, tú y tu plan compartirán los costos de cuidado de la salud. Y, en la mayoría de los planes, el cuidado preventivo está cubierto al 100%. Sin seguro de salud, es posible que tengas que desembolsar dinero por cualquier servicio que recibas.

¿Existe un seguro de salud para desempleados?

Aunque no hay un seguro de salud para desempleados específico, existen dos opciones de cobertura disponibles para ti si estás desempleado:

    1. Un plan según la Ley Ómnibus Consolidada de Reconciliación Presupuestaria (COBRA, por sus siglas en inglés) te permite extender el plan de cuidado de la salud de tu antiguo empleador por hasta 18 meses luego de haber dejado tu trabajo. La desventaja es que COBRA es costoso y lo tienes que pagar tú.
    2. Puedes comprar un plan por tu cuenta a través del Mercado de seguros médicos. Calificas para un Período Especial de Inscripción hasta 60 días después de haber perdido la cobertura de tu empleo. Durante este tiempo, puedes comprar e inscribirte en un nuevo plan. Cuando lo solicites, también sabrás si calificas para ayuda financiera federal, como créditos fiscales de la prima o reducciones del costo compartido.

¿Puedo obtener un seguro de salud luego de renunciar a mi trabajo?

Sí, todavía puedes obtener un seguro de salud si renuncias a tu trabajo. Puedes conservar la cobertura que tenías durante tu empleo por hasta 18 meses con un plan de COBRA. O puedes contratar un plan individual a través del Mercado de seguros médicos.

Si habías hecho pagos hacia una Cuenta de ahorros para la salud (HSA, por sus siglas en inglés), los fondos están disponibles aun después de dejar el trabajo. Puedes usar este dinero para pagar gastos médicos elegibles, que también puede ayudar a disminuir los costos de cuidado de la salud mientras estás desempleado.

Tener seguro de salud entre trabajos puede protegerte de posibles gastos de desembolso inesperados, especialmente si tuvieras una emergencia médica mientras estás desempleado. Tanto un plan de COBRA como uno individual podrían ser adecuados para ti.