Cuidado para pacientes hospitalizados vs. ambulatorios

Artículo

¿Qué es el cuidado ambulatorio vs. hospitalización?

Los términos “paciente hospitalizado” y “paciente ambulatorio” tienen significados muy diferentes en el mundo del cuidado de la salud. Conocer la diferencia entre el cuidado para pacientes hospitalizados y ambulatorios puede darte una ventaja cuando se trata de manejar el cuidado de tu salud, elegir un plan de salud y planificar con anticipación los gastos de desembolso médicos relacionados con el cuidado hospitalario o ambulatorio.

¿Cuál es la diferencia principal entre el cuidado hospitalario y ambulatorio?

En general, el cuidado hospitalario requiere que permanezcas en un hospital y el cuidado ambulatorio no. Así que la gran diferencia es si tienes que estar hospitalizado o no.

¿Qué es el cuidado para pacientes hospitalizados?

El cuidado para pacientes hospitalizados se proporciona en un hospital u otro tipo de establecimiento médico, donde eres admitido y pasas al menos una noche, a veces más, dependiendo de tu condición. 

Como paciente hospitalizado:

  • Estás al cuidado de médicos, enfermeros y otro tipo de profesionales del cuidado de la salud dentro de un hospital.
  • Con frecuencia, te admiten en un servicio en particular, por ejemplo neurología, cardiología, ortopedia, oncología, cirugía general, etc., dependiendo del tratamiento que vas a recibir.
  • Podrías estar hospitalizado por una cirugía, enfermedad, parto o lesión traumática. También hay establecimientos médicos y hospitales para uso de sustancias y enfermedades de salud mental.
  • Tu estadía como paciente hospitalizado puede haber sido planificada con anticipación, como es el caso de un reemplazo de rodilla o un parto.
  • O quizás tu estadía pueda haber sido consecuencia de una emergencia o una lesión o enfermedad imprevistas, como un ataque cardíaco o un accidente automovilístico grave.
  • Necesitas medicamentos, cuidado, monitoreo y tratamiento médico, del tipo que proporciona el personal médico que trabaja las 24 horas.

Una vez que un médico decide que ya no necesitas cuidado de hospitalización, recibes el alta del establecimiento. Las notas del alta por lo general incluyen instrucciones de seguimiento con varios médicos, tomar medicamentos recetados e incluso recibir servicios ambulatorios, si fuera necesario.

¿Qué es el cuidado ambulatorio?

El cuidado ambulatorio,el tipo de cuidado para el cual no tienes que permanecer en el hospital, puede variar enormemente. Exceptuando un chequeo anual o un análisis de sangre, casi cualquier otro tipo de cuidado puede definirse como ambulatorio. Podrían ser pruebas de diagnóstico, tratamientos u otro tipo de procedimientos.

El cuidado ambulatorio se puede proporcionar en un hospital, así como en una clínica sin cita previa, un centro de cirugía ambulatoria e incluso en el consultorio del médico.

¿Qué determina si necesitas cuidado hospitalario vs. ambulatorio?

En general, si necesitas cuidado hospitalario o ambulatorio lo determina el tipo de cuidado que requieras. El cuidado intensivo, la atención las 24 horas, una cirugía mayor y un tratamiento para una enfermedad grave son ejemplos de situaciones médicas que requerirían una admisión hospitalaria.

Por otra parte, hay muchas cirugías, procedimientos, pruebas de detección de enfermedades y tratamientos menores que no requieren permanecer una noche u hospitalización.

¿Cuáles son algunos tipos de cuidado para pacientes hospitalizados?

Los ejemplos de cuidado para pacientes hospitalizados incluyen:

  • Enfermedad grave, como gripe, derrame cerebral, ataque cardíaco
  • Lesión traumática
  • Quemaduras graves
  • Problemas de salud mental graves, tratamiento para el trastorno por uso de sustancias y sobredosis
  • Enfermedades crónicas, como cáncer y EPOC, que requieren tratamiento especializado y cuidado continuo
  • Algunos procedimientos cosméticos que requieren una extensa cirugía plástica o reconstrucción.

¿Cuáles son algunos ejemplos de cuidado ambulatorio?

Los tipos de cuidado y servicios ambulatorios incluyen:

  • Pruebas de detección de enfermedades como mamografías, colonoscopias y endoscopias
  • Cirugía orales y otros procedimientos dentales, como extracciones, implantes, tratamientos de conducto e injertos de encía
  • Cirugías y procedimientos menores que no requieren cuidado médico avanzado, como cirugía láser, cirugía de mano o pie, remoción de lunares y cirugía ocular Lasik
  • Ciertos tipos de tratamientos que se utilizan para enfermedades crónicas o a largo plazo, como diálisis y quimioterapia

¿Cuáles son los costos del cuidado ambulatorio vs. hospitalización?

Los costos del cuidado para pacientes hospitalizados pueden ser altos. Además del costo del tratamiento o la cirugía que recibes, hay muchos otros costos asociados con el cuidado en un hospital, entre ellos:

  • Costos administrativos
  • Costos de farmacia
  • Pruebas de laboratorio
  • Costos de enfermeros, radiólogos, técnicos y especialistas
  • Equipos y suministros que contribuyen al cuidado mientras estás allí
  • Y más

Los costos del cuidado ambulatorio son considerablemente más bajos que los de una hospitalización. Además, muchas veces tienes más control sobre los costos. Por ejemplo:

  • Los costos de radiología de diagnóstico e imágenes pueden variar enormemente, así que compara los precios de MRI, CT y PET scans para ver cuál es la mejor manera de mantener bajos los costos.
  • Y cuando se trata de que necesitas cuidado médico no planificado, entender la diferencia entre el cuidado de urgencia y en la sala de emergencias puede asegurar que no pagues más de lo necesario.
  • Luego, hay algunas pruebas de detección y procedimientos ambulatorios que se consideran cuidado preventivo y están cubiertos por tu plan. Cosas como una mamografía y una colonoscopia de rutina generalmente están cubiertas al 100% por tu plan de salud.*

Obtén más información sobre cómo pagar menos por costos de desembolso médicos.

¿Tienes cobertura para cuidado de salud ambulatorio vs. hospitalización?

Tu plan de salud te brinda cobertura para cuidado médico, en general, independientemente de que sea hospitalización o ambulatorio. Y parte del cuidado ambulatorio podría estar cubierto al 100% como parte del cuidado preventivo. Cosas como una mamografía o una colonoscopia de rutina son ejemplos de cuidado preventivo ambulatorio. 

Así es como tu plan cubre el cuidado y los servicios:

  • Tú pagas el cuidado y los servicios hasta que alcances el deducible del plan.
  • Una vez alcanzas el deducible, tu plan de salud se activa y empieza a compartir costos como parte del coseguro. Por ejemplo, podrías pagar el 20% del costo de los servicios y tu plan podría pagar el 80% restante.
  • Cuando alcanzas el desembolso máximo para el año (que es lo máximo que debes pagar de desembolso), el plan de salud empezará a pagar el 100% de los costos de tu cuidado.

Entender la diferencia entre los servicios y el cuidado ambulatorio vs. hospitalización puede ayudarte a tener más control sobre el cuidado de tu salud. Te da más control a la hora de comparar planes de salud, planificar un tratamiento o un procedimiento médico futuro o anticipar costos para servicios como paciente hospitalizado o ambulatorio.

*Los planes pueden variar y no todos los servicios de cuidado preventivo están cubiertos. Por ejemplo, las vacunas para viajes por lo general no están cubiertas. Consulta los documentos de tu plan para conocer los detalles de tu plan médico específico.

Esta información es solo para fines educativos. No constituye asesoramiento médico. Consulta siempre con tu médico para recibir los exámenes, tratamientos, pruebas y recomendaciones de cuidado apropiados.