Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar La historia de Steve: Cómo sobrellevar la artritis

La historia de Steve: Cómo sobrellevar la artritis

La historia de Steve

Después de haber estado alejado de los deportes desde que estaba en la universidad, Steve decidió que era hora de ponerse en forma y volver a hacer deporte. El squash (un deporte de raqueta de interior) y el entrenamiento con pesas encabezaron la lista de actividades que volvió a disfrutar. Y lo hizo durante un tiempo, hasta que la artritis convirtió su disfrute en dolor.

Primeras señales de dolor

Steve pensó por primera vez que algo podía andar mal cuando no pudo terminar un partido de squash sin sentir dolor. Se movía muy bien por la cancha. Pero en cuanto se paraba, se le congelaba la cadera izquierda y le dolía. "Tenía mucha rigidez y me costaba caminar al día siguiente", dice él.

"Pensé que la rigidez y el dolor de cadera simplemente se debían a la sobrecarga que estaba ejerciendo sobre mis músculos", dice Steve. "Pero cuando cambiaba mi rutina de ejercicio o dejaba de hacer ejercicio, el dolor seguía ahí. Y estaba empeorando".

El dolor comenzó a interferir en otros aspectos de su vida. Como profesor universitario, tenía dificultad para estar de pie y enseñar todo el día. "Tenía un dolor fulgurante que me subía y bajaba por la pierna y la espalda", explica él. "Solía tener que desplazar el peso, sentarme o simplemente tratar de encontrar posturas que no fueran tan dolorosas". Los viajes a Europa y Asia eran una auténtica tortura, dice Steve.

También tenía dificultad para dormir por la noche. "El dolor iba y venía. No era un dolor agudo, sino una especie de dolor fijo y continuo que me mantenía despierto con frecuencia. No podía permanecer en una posición por mucho tiempo".

Cómo manejar el dolor

Durante varios años, Steve afrontó el dolor lo mejor que pudo, incluso si eso significaba caminar cojeando. Tomaba un analgésico de venta libre todos los días y se mantenía ocupado para no pensar en el dolor.

Cuando Steve ya no pudo soportar más el dolor, fue a ver a un médico. Una radiografía mostró que tenía artritis en la cadera. El médico de Steve sugirió que le reemplazaran la cadera.

Steve solo tenía 46 años en ese momento. "No estaba seguro de querer operarme ya que era muy joven. Había oído que una cadera artificial podía ceder en 10 a 20 años", dice él. "Me preocupaba que pudiera necesitar otra más adelante. También me preocupaban los riesgos de operarme".

Steve decidió esperar. No estaba listo para operarse tan temprano en su vida. En su lugar, comenzó a tomar un medicamento antiinflamatorio recetado para ayudar a aliviar el dolor. Ayudó durante un tiempo.

Hora de operarse

"Pero cuando el medicamento que estaba tomando dejó de surtir efecto, pensé que había llegado tan lejos como podía llegar y decidí seguir adelante con la cirugía", explica Steve.

A los 55 años, le implantaron una nueva cadera y Steve está feliz de haberlo hecho. "Al cabo de aproximadamente un mes y medio ya prácticamente no tenía dolor. Es una sensación extraña poder caminar sin cojear y subir y bajar escaleras sin agarrarme a la barandilla".

Steve alienta a otras personas que podrían necesitar operarse que encuentren un médico en el que puedan confiar. También dice que es importante hacer muchas preguntas y tener claros los riesgos y beneficios de operarse. Y, si es posible, sugiere que las personas intenten aliviar el dolor con medicamentos y ejercicio primero, especialmente si el dolor no es muy intenso, porque esto puede ayudar durante un tiempo.

A pesar de que Steve tuvo que dejar de jugar al squash después de la cirugía, ahora ha vuelto a disfrutar de otras actividades que alguna vez le causaron dolor, como viajar al extranjero y hacer turismo. "A duras penas lograba pasar una pequeña parte del día", dice él. "Ahora estas cosas son un placer de nuevo".

La historia de Steve refleja sus experiencias como las contó en una entrevista. La fotografía no es la de Steve, para proteger su privacidad.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Encontrar un formulario Encontrar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el glosario de Cigna Contactar a Cigna

Audiencias

Individuos y Familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores de cuidado de la salud

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Health Care Provider portal Cigna for Employers Client Resource Portal Cigna for Brokers

Información de la compañía Cigna

Acerca de Cigna Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Información legal Divulgaciones de productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación [PDF] Asistencia idiomática [PDF] Reportar un fraude Mapa del sitio

Divulgaciones

Los planes de seguro médico y dentales, tanto individuales como familiares, están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc. y Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. El seguro de salud de grupo y los planes de beneficios de salud están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliados (consulta la lista de entidades legales que aseguran o administran HMO grupal, HMO dental y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las políticas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría ser un sitio web externo a Cigna. Es posible que Cigna no controle el contenido ni los enlaces de los sitios web externos a Cigna. Información detallada