Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Prevención de caídas en adultos mayores que toman medicamentos de alto riesgo

Prevención de caídas en adultos mayores que toman medicamentos de alto riesgo

Generalidades

¿Qué significa "de alto riesgo"?

De alto riesgo significa que un medicamento puede causar problemas graves de salud o accidentes. De alto riesgo no siempre significa "no lo use". Puede significar "úselo con cuidado", cuando es más probable que un medicamento sea útil que dañino.

Si usted toma un medicamento que puede hacer que se sienta confundido, somnoliento o mareado, preste atención a cómo le afecta el equilibrio y cómo le hace sentir. Tenga mucho cuidado para evitar caerse. Una caída puede provocar problemas graves que pueden cambiar su calidad de vida.

Entre los ejemplos de medicamentos de alto riesgo se incluyen:

  • Antipsicóticos, como haloperidol, quetiapina y risperidona.
  • Relajantes musculares, como carisoprodol, ciclobenzaprina y metocarbamol.
  • Ansiolíticos, como alprazolam, lorazepam y oxazepam.
  • Medicamentos para dormir, como zaleplon y zolpidem.
  • Antidepresivos, como amitriptilina y paroxetina.
  • Medicamentos de venta libre para las alergias y los resfriados que contienen ingredientes que pueden causar somnolencia, como clorfeniramina o difenhidramina. Algunos medicamentos para dormir o para el dolor también utilizan difenhidramina.

¿Cómo puede prevenir las caídas cuando toma medicamentos de alto riesgo?

Esté preparado para los efectos secundarios

A medida que envejece, su organismo cambia. Cuando usted toma un medicamento, podría tener un efecto más intenso ahora que cuando era más joven. Por ejemplo, podría estar más mareado o somnoliento. Y usted tal vez tenga una mayor probabilidad de sufrir efectos secundarios peligrosos cuando toma más de un medicamento.

Para ayudar a evitar efectos secundarios graves, hable con su médico y farmacéutico acerca de sus medicamentos.

  • Haga una lista de todo lo que toma. Incluya la dosis y cuándo lo toma. Tenga una copia consigo y llévela a cada visita médica. Pregunte si hay algún medicamento que no necesita o no debe tomar. Y pregunte si es posible reducir la dosis de cualquiera de los medicamentos.
  • Averigüe si un tratamiento sin medicamentos podría funcionarle a usted.
  • Use solo una farmacia, si es posible. Antes de surtir cualquier nueva receta, dele al farmacéutico una lista completa de todos sus medicamentos. Pregunte sobre posibles interacciones con cualquier otra cosa que esté tomando. Si utiliza más de una farmacia, asegúrese de que cada una de ellas tenga su lista.
  • Hable con su médico sobre cualquier efecto secundario que tenga. Su médico podría querer cambiar la dosis o el medicamento. Asegúrese de decirle a su médico que usted solo quiere tomar medicamentos que realmente necesita y con la dosis más baja posible.

Aprenda a moverse con prudencia

  • Levántese lentamente. Después de ponerse de pie, permanezca quieto durante unos segundos antes de moverse. Si se siente mareado, no trate de caminar.
  • Si tiene problemas de equilibrio, camine con cuidado. Use calzado de tacón bajo que le quede bien y les dé buen apoyo a sus pies. Use calzado con suelas antideslizantes.
  • Si está muy débil, pídale a alguien que le ayude a levantarse, a caminar y a bañarse.
  • Si una de sus piernas es más fuerte que la otra, entre en la bañera (tina) o en la ducha con la pierna más débil primero. Salga con el lado más fuerte primero.
  • Tenga especial cuidado si utiliza un bastón, un andador o muletas. Pueden deslizarse y hacerle perder apoyo en superficies lisas y húmedas.
  • Si tiene gafas (anteojos), audífonos o ambos, asegúrese de utilizarlos.

Haga cambios para mantenerse seguro en el hogar

  • Mantenga despejadas las zonas por las que camina. Elimine las alfombrillas y el desorden. Disponga los muebles y los cables eléctricos de modo que estén fuera del paso.
  • Repare las alfombras que estén sueltas o los suelos desiguales.
  • Mantenga su vivienda bien iluminada. Por la noche, utilice luces nocturnas. Tenga un teléfono inalámbrico y una linterna cerca de su cama.
  • Instale pasamanos o barandillas firmes en las escaleras. Instale asideros y tapetes antideslizantes dentro de la ducha o la bañera, así como cerca del inodoro. Utilice una silla para ducha o un banco para bañera cuando se duche o se bañe.
  • Guarde los objetos donde pueda alcanzarlos fácilmente. Evite alcanzar lugares por encima de la cabeza.
  • Si vive en un área donde hay nieve y hielo en invierno, haga que un familiar o un amigo arrojen sal o arena en escalones y aceras resbaladizos.

Cuídese

  • Antes de tomar cualquier medicamento recetado o de venta libre, pregunte a su médico o farmacéutico si puede provocarle sueño o hacer que esté menos alerta o menos consciente de cómo se mueve. Es importante que sepa de antemano si va a estar en riesgo de perder el equilibrio y caerse.
  • Cuando esté solo en casa o al aire libre, lleve consigo un teléfono o dispositivo personal de alerta médica. Así podrá llamar rápidamente para pedir ayuda en caso de necesitarla.
  • Hágase un examen de la vista y la audición todos los años o en cualquier momento en que note un cambio. Los problemas de la vista o del oído pueden provocar caídas.
  • Hable con su médico o fisioterapeuta sobre ejercicios para mejorar la fuerza y el equilibrio. Haga ejercicio con regularidad.

¿Cuándo debe llamar a su médico?

Llame al 911 en cualquier momento que considere que necesita atención de urgencia. Por ejemplo, llame si:

  • Se desmayó (perdió el conocimiento).
  • No puede levantarse después de una caída.
  • Cree que tiene lesiones graves o que ponen la vida en peligro.
  • Tiene dolor en el pecho o dificultad para respirar.
  • Tiene dificultad para hablar o tiene debilidad o entumecimiento nuevos en un lado del cuerpo.

Llame a su médico ahora mismo o busque atención médica de inmediato si:

  • Siente que se va a desmayar.
  • Tiene dolor intenso.
  • Piensa que puede haberse desmayado, pero no está seguro.
  • Se golpeó la cabeza o piensa que puede haberse golpeado la cabeza, pero no está seguro.
  • Piensa que sus medicamentos pueden haber provocado una caída.

Preste especial atención a los cambios en su salud y asegúrese de comunicarse con su médico si se ha caído, incluso si no está lesionado.

No se avergüence por informar a su médico de que se ha caído. Es posible que su médico pueda ajustar sus medicamentos o que le dé otros consejos para que pueda evitar más caídas.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

Enlaces relacionados

Cómo prevenir las caídas en adultos mayores

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Encontrar un formulario Encontrar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el glosario de Cigna Contactar a Cigna

Audiencias

Individuos y Familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores de cuidado de la salud

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Health Care Provider portal Cigna for Employers Client Resource Portal Cigna for Brokers

Información de la compañía Cigna

Acerca de Cigna Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Información legal Divulgaciones de productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación [PDF] Asistencia idiomática [PDF] Reportar un fraude Mapa del sitio

Divulgaciones

Los planes de seguro médico y dentales, tanto individuales como familiares, están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc. y Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. El seguro de salud de grupo y los planes de beneficios de salud están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliados (consulta la lista de entidades legales que aseguran o administran HMO grupal, HMO dental y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las políticas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría ser un sitio web externo a Cigna. Es posible que Cigna no controle el contenido ni los enlaces de los sitios web externos a Cigna. Información detallada