Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Resonancia magnética del hombro

Resonancia magnética del hombro

Generalidades de la prueba

La resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) es una prueba que se hace con un aparato grande que usa un campo magnético e impulsos de energía de ondas de radio para tomar imágenes del hombro. Los músculos, los ligamentos, el cartílago y otras estructuras articulares se ven mejor con una MRI. En muchos casos, la MRI brinda información sobre estructuras del cuerpo que no pueden verse tan bien con una radiografía, una ecografía ni una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés).

En una MRI, se coloca a la persona dentro del imán, de modo que el hombro quede dentro del campo magnético fuerte. La MRI puede detectar cambios en la estructura de órganos u otros tejidos. También puede detectar daños en los tejidos o enfermedades, como una infección o un tumor. Las imágenes de una MRI son imágenes digitales que pueden guardarse y almacenarse en una computadora para estudiarse en más detalle. Las imágenes también pueden ser revisadas en otro lugar, como en una clínica o en un quirófano (sala de cirugía). También pueden hacerse fotografías o películas de imágenes específicas.

En algunos casos, puede utilizarse un material de contraste durante la MRI para mostrar ciertas estructuras de manera más clara. El material de contraste se puede usar para revisar el flujo de sangre, detectar algunos tipos de tumores y mostrar zonas de inflamación o infección. Se puede colocar el material de contraste en una vena (IV) del brazo o directamente en la articulación del hombro.

Tal vez pueda hacerse una MRI con una máquina abierta que no le encierra todo el cuerpo. Pero las máquinas de MRI abiertas no están disponibles en todos lados. Es posible que las imágenes de una MRI abierta no sean tan claras como las de una máquina de MRI estándar.

Por qué se hace

Por qué se hace

La resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) del hombro se realiza para:

  • Ver la causa de un dolor inexplicable de hombro.
  • Detectar problemas en el hombro, como artritis, tumores óseos, cartílago desgastado, ligamentos desgarrados, tendones desgarrados o infección. Una MRI puede detectar desgarros en el cartílago (labrum[rodete glenoideo]) del hombro. A menudo, los desgarros del labrum se producen por lesiones y pueden causar dolor de hombro.
  • Detectar trastornos del manguito de los rotadores, incluidos desgarros y pinzamiento.

La MRI también puede ayudar a diagnosticar una fractura ósea cuando las radiografías u otras pruebas no son claras. La MRI se realiza más comúnmente que otras pruebas para detectar algunos problemas óseos y articulares.

Cómo prepararse

Cómo prepararse

Antes de que se le realice una MRI, infórmeles a su médico y al técnico en MRI si:

  • Es alérgico a algún medicamento. El material de contraste que se usa para la MRI no contiene yodo. Si sabe que es alérgico al material de contraste utilizado para la MRI, infórmele a su médico antes de hacerse otra prueba.
  • Está o pudiera estar embarazada.
  • Tiene tornillos metálicos en el hombro de una cirugía de hombro anterior.
  • Tiene cualquier metal implantado en el cuerpo. Esto ayuda a su médico a saber si la prueba es segura para usted. Dígale a su médico si tiene:
    • Dispositivos del corazón o de los vasos sanguíneos, como un stent (endoprótesis) en una arteria coronaria, un marcapasos, un desfibrilador cardioversor implantable (ICD, por sus siglas en inglés) o una válvula cardíaca de metal.
    • Clavos de metal, pinzas o partes metálicas en el cuerpo, incluidos prótesis ortopédicas y arreglos dentales o aparatos de ortodoncia.
    • Cualquier otro dispositivo médico implantado, como una bomba de infusión de medicamentos o un implante coclear.
    • Implantes metálicos cosméticos, como en sus orejas, o delineador de ojos tatuado.
  • Recientemente le han realizado una cirugía de un vaso sanguíneo. En algunos casos, es posible que no se le pueda realizar la MRI.
  • Tiene puesto un dispositivo intrauterino (DIU). Un DIU podría impedir que le realicen la MRI.
  • Se pone muy nervioso en lugares pequeños y cerrados. Debe mantenerse muy quieto dentro del imán de MRI, por lo que puede necesitar medicamentos que le ayuden a relajarse. O bien, podría hacerse la prueba con una máquina de MRI abierta. Esta máquina no es tan cerrada como las máquinas de MRI estándar.
  • Tiene cualquier otra afección de salud, como problemas renales o anemia drepanocítica (de las células falciformes), que pueden impedirle hacerse una MRI con material de contraste.
  • Usa algún parche medicinal. Es posible que la MRI le cause una quemadura en el sitio del parche.

Si le dan un medicamento (sedante) para ayudarlo a relajarse, es posible que deba contar con alguien para que lo lleve a su hogar después de la prueba.

Es posible que le pidan que firme un formulario de consentimiento que indique que comprende los riesgos de la prueba y que acepta hacérsela.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, el modo en que se realizará o el significado de los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas .

Cómo se hace

Cómo se hace

Por lo general, una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) es realizada por un técnico en MRI. Las imágenes suelen ser interpretadas por un radiólogo. Sin embargo, otros médicos, como un cirujano ortopédico, también pueden interpretar una MRI de hombro.

Deberá quitarse todos los objetos metálicos (como audífonos, dentaduras postizas, joyas, relojes y broches de cabello) del cuerpo debido a que estos objetos podrían ser atraídos hacia el imán potente que se usa para la prueba.

Deberá quitarse toda o casi toda la ropa, según la zona que se examine (es posible que no tenga que quitarse la ropa interior si esta no se interpone en la prueba). Se le proporcionará una bata para que use durante la prueba. Si le permiten que se deje algo de ropa puesta, debe sacar de los bolsillos todas las monedas y las tarjetas (como tarjetas de crédito o de débito) que tengan bandas magnéticas debido a que el imán de MRI podría borrar la información contenida en las tarjetas.

Durante la prueba

Durante la prueba, se deberá acostar boca arriba en una mesa que forma parte de la máquina de MRI o resonador. La mesa se deslizará dentro del espacio que contiene el imán. Es posible que se le coloque un dispositivo llamado bobina sobre la zona o alrededor de la zona que se debe examinar.

Algunas personas se sienten nerviosas (claustrofóbicas) dentro del imán de MRI. Si esto le impide permanecer quieto, le pueden dar un medicamento (sedante) para ayudarlo a relajarse. Se fabrican algunas máquinas de MRI (que se llaman máquinas de MRI abiertas) para que el imán no encierre la totalidad del cuerpo. Las máquinas de MRI abiertas podrían ser útiles si usted es claustrofóbico.

Dentro del resonador, oirá un ventilador y sentirá aire en movimiento. También es posible que oiga ruidos de golpeteos o chasquidos a medida que se toman las imágenes de la MRI. Tal vez le den tapones para los oídos o auriculares con música para reducir el ruido. Es muy importante mantenerse quieto por completo mientras se realiza la resonancia. Es posible que le pidan que contenga la respiración durante breves períodos.

Durante la prueba, puede que se encuentre solo en la sala donde se encuentra el resonador. Sin embargo, el técnico lo observará a través de una ventana. Podrá hablarle al técnico a través de un intercomunicador de dos vías.

Si se requiere un material de contraste, el técnico generalmente lo inyectará a través de una IV en el brazo o la mano. Se puede colocar la inyección por 1 o 2 minutos.

El radiólogo puede colocar el material de contraste directamente en la articulación del hombro. Su médico le anestesiará el hombro (anestésico local) antes de colocar el material de contraste. Luego, se harán más MRI para esta parte de la prueba. Esto se llama artrografía por resonancia magnética.

Por lo general, una MRI dura entre 30 y 60 minutos, pero puede durar hasta 2 horas.

Qué se siente

Qué se siente

El campo magnético o las ondas de radio que se usan para la MRI no le causarán dolor. Es posible que sienta que la mesa donde está recostado es dura, y la sala podría estar fría. Tal vez se sienta cansado o adolorido por estar recostado en una misma posición durante mucho tiempo.

Si se usa un material de contraste, es posible que tenga una sensación de frío cuando se coloca el material por vía intravenosa. Puede tener una sensación esponjosa en el hombro durante 1 o 2 días a causa del material.

En raras ocasiones, podría sentir:

  • Un hormigueo en la boca si tiene empastes dentales metálicos.
  • Calor en la zona que se está examinando. Esto es normal. Infórmele al técnico si tiene náuseas, vómitos, dolor de cabeza, mareos, dolor, ardor o problemas para respirar.
Riesgos

Riesgos

No se conocen efectos nocivos a causa del fuerte campo magnético que se usa en una resonancia magnética. Pero el imán es muy potente. El imán puede afectar los marcapasos, las prótesis ortopédicas y otros dispositivos médicos que contengan hierro. El imán detendrá un reloj que se encuentre cerca de él. Cualquier objeto metálico suelto tiene el riesgo de causar daño si el imán potente lo atrae.

Las partes metálicas en los ojos pueden dañar la retina. Si es posible que tenga fragmentos de metal en el ojo, se le puede hacer una radiografía de los ojos antes de la resonancia magnética. Si se encuentra metal, no se hará la resonancia magnética.

Los pigmentos de hierro presentes en los tatuajes o en el delineado de ojos tatuado pueden causar irritación de la piel o de los ojos.

Una resonancia magnética puede causar una quemadura con algunos parches medicinales. Asegúrese de informar al profesional sanitario si lleva puesto un parche.

Existe un leve riesgo de una reacción alérgica si se usa material de contraste durante una resonancia magnética. Pero la mayoría de las reacciones son leves y pueden tratarse con medicamentos. También existe un pequeño riesgo de infección en el sitio de la IV.

Podría usarse un tinte (material de contraste) que contiene gadolinio en esta prueba. Asegúrese de informar a su médico si:

  • Está embarazada o cree que pudiera estar embarazada.
  • Tiene problemas renales.
  • Se ha sometido a más de una prueba en la que se utilizó gadolinio.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) tiene advertencias de seguridad sobre el gadolinio. Pero para la mayoría de las personas, el beneficio de su uso en esta prueba supera el riesgo.

Si usted amamanta y está preocupada acerca de la seguridad del tinte que se usa en esta prueba, hable con su médico. La mayoría de los especialistas creen que pasa muy poca cantidad de tinte a la leche materna y todavía menos pasa al bebé. Pero si lo prefiere, usted puede almacenar parte de su leche con antelación y usarla por un día o dos después de la prueba.

Resultados

Resultados

La resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) es una prueba que se hace con un aparato grande que usa un campo magnético e impulsos de energía de ondas de radio para tomar imágenes del hombro.

Es posible que el radiólogo hable con usted acerca de los resultados preliminares de la MRI inmediatamente después de la prueba. Por lo general, los resultados completos están listos para su médico en 1 o 2 días.

A veces, la MRI puede detectar un problema en un tejido o en un órgano, incluso cuando el tamaño y la forma del tejido o del órgano parecen normales.

Imágenes por resonancia magnética (MRI) del hombro

Normal:


Los músculos, los tendones, los huesos y las articulaciones son normales en forma, tamaño y ubicación.


No hay crecimientos anormales, como tumores.


No hay ningún problema ni desgarro en el cartílago, huesos rotos ( fracturas) ni cuerpos libres.


No hay ningún desgarro ni una lesión en el manguito de los rotadores.


No hay señales de inflamación ni de infección.

Anormal:


Hay un crecimiento, como un tumor, inflamación o infección en el hueso o la articulación.


Hay acumulación de líquido, que podría indicar que tiene una infección.


Hay daños en los ligamentos, en los tendones o en el cartílago.


Hay daños articulares, y los huesos pueden mostrar signos de enfermedad o fracturas.

Qué afecta esta prueba

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por los siguientes motivos:

  • Tener dispositivos metálicos en el hombro o en el pecho de una cirugía anterior. Estos pueden hacer que las imágenes de MRI salgan borrosas e impedirle a su médico ver qué sucede con su hombro.
  • Tener dispositivos médicos que usen objetos electrónicos, como un marcapasos o una bomba de infusión de medicamentos. El imán de MRI puede causar problemas con estos dispositivos.
  • No poder permanecer quieto durante la prueba.
  • Obesidad. Una persona que tiene mucho sobrepeso podría no caber en algunas máquinas de MRI estándar.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Encontrar un formulario Encontrar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el glosario de Cigna Contactar a Cigna

Audiencias

Individuos y Familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores de cuidado de la salud

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Health Care Provider portal Cigna for Employers Client Resource Portal Cigna for Brokers

Información de la compañía Cigna

Acerca de Cigna Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Información legal Divulgaciones de productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación [PDF] Asistencia idiomática [PDF] Reportar un fraude Mapa del sitio

Divulgaciones

Los planes de seguro médico y dentales, tanto individuales como familiares, están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc. y Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. El seguro de salud de grupo y los planes de beneficios de salud están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliados (consulta la lista de entidades legales que aseguran o administran HMO grupal, HMO dental y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las políticas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría ser un sitio web externo a Cigna. Es posible que Cigna no controle el contenido ni los enlaces de los sitios web externos a Cigna. Información detallada