Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Depresión en niños y adolescentes

Depresión en niños y adolescentes

Conceptos básicos de la afección

¿Qué es la depresión en niños y adolescentes?

La depresión es una afección de salud mental grave que puede quitarle la alegría a la vida de un niño. Es normal que un niño tenga cambios de estado de ánimo o que esté triste de vez en cuando. Usted puede esperar que tenga estos sentimientos después de la muerte de una mascota o de una mudanza a otra ciudad. Pero si estos sentimientos duran más de dos semanas, podrían ser una señal de depresión.

La depresión puede variar de leve a grave. En su forma más grave, la depresión puede hacer que un niño pierda la esperanza y quiera morir.

Incluso un niño pequeño puede tener depresión que necesita tratamiento para mejorar.

¿Cuál es la causa?

No se entiende muy bien qué causa la depresión. Hay muchos factores que pueden estar involucrados. Tiende a ser hereditaria. Y si algo estresante o traumático le sucede a un niño o adolescente, es más probable que se deprima.

¿Cuáles son los síntomas?

Los niños o adolescentes con depresión pueden estar tristes la mayor parte del tiempo y mostrar una pérdida de interés por las actividades que normalmente disfrutan. Pueden tener cambios en sus patrones de sueño o alimentación. También pueden pensar sobre la muerte o el suicidio. Estos síntomas ocurren casi todos los días y duran al menos 2 semanas.

¿Cómo se diagnostica?

Un médico puede realizar un examen físico y hacer preguntas sobre los antecedentes de salud de su hijo. Es posible que les pidan a usted y a su hijo que rellenen un formulario acerca de los síntomas de su hijo. Es posible que le hagan pruebas a su hijo para ayudar a descartar problemas físicos, como un nivel bajo de hormona tiroidea o anemia.

¿Cómo se trata la depresión en niños y adolescentes?

El tratamiento suele incluir asesoramiento profesional, medicamentos y educación sobre la depresión para su hijo y su familia. El tratamiento en el hogar es una parte importante al tratar la depresión. Incluye hacer ejercicio regularmente, alimentación saludable y dormir lo suficiente.

¿Cómo puede prevenir la recurrencia de la depresión en un niño o adolescente?

Hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a reducir la posibilidad de que la depresión de su hijo regrese. Asegúrese de que su hijo siga con el plan de tratamiento. Puede alentar las opciones saludables, como el ejercicio regular. Pero la depresión es una afección complicada. A veces, incluso el mejor tratamiento y apoyo no pueden evitar que la depresión regrese.

Herramientas de salud

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
Causa

Causa

La causa de la depresión en niños y adolescentes no se comprende bien. Hay muchos factores que pueden estar involucrados. Tiende a ser hereditaria. Y si algo estresante o traumático le sucede a un niño o adolescente, es más probable que se deprima.

La depresión es una afección complicada. Los niños y adolescentes con depresión pueden tener diferentes causas de depresión, incluso si sus síntomas son los mismos.

Qué aumenta su riesgo

Qué aumenta su riesgo

Los niños o adolescentes pueden tener más probabilidades de padecer depresión si alguien en su familia la ha tenido. También pueden correr un mayor riesgo después de experimentar eventos estresantes o traumáticos, como el acoso. Otras cosas que aumentan el riesgo de depresión incluyen padecer otras afecciones de salud mental o sufrir maltrato.

Síntomas

Síntomas

Hay muchos síntomas de depresión que puede observar en su hijo. Estos síntomas ocurren casi todos los días y duran al menos 2 semanas.

Los síntomas de la depresión en niños y adolescentes pueden incluir:

  • Sentirse triste, vacío o desesperanzado.
  • Estar de mal humor la mayor parte del tiempo.
  • Perder interés en las actividades que normalmente disfrutan.
  • Problemas para dormir o dormir demasiado.
  • Cambios en los hábitos alimenticios que conducen al aumento o la pérdida de peso o a no lograr los aumentos de peso esperados.
  • Sentirse cansado siempre o no tener energía.
  • Movimientos corporales que parecen lentos, inquietos o agitados.
  • Dificultad para pensar o tomar decisiones.
  • Sentimientos de culpa.
  • Pensar sobre la muerte o sentirse suicida.

Es importante prestar atención a las señales de advertencia de suicidio en su hijo pequeño o adolescente. Estas señales pueden cambiar con la edad. Las señales de advertencia de suicidio en niños y adolescentes incluyen hablar o pensar todo el tiempo sobre la muerte o el suicidio o la ruptura reciente de una relación. Haga un plan para ayudar a mantener seguro a su hijo. Guarde bajo llave cuchillos y otros objetos afilados, armas de fuego, sustancias tóxicas y medicamentos. Obtenga ayuda para su hijo de inmediato.

Sepa más

Cuándo llamar a un médico

Cuándo llamar a un médico

Llame al 911 o a otros servicios de emergencia de inmediato si:

  • Su hijo está pensando seriamente en suicidarse o ha intentado suicidarse recientemente. Las señales graves incluyen estos pensamientos:
    • Decidir de qué manera suicidarse, como con un arma o pastillas.
    • Establecer una hora, lugar y medios para hacerlo.
    • Pensar que no hay otra manera de resolver el problema o de poner fin al dolor.
  • Su hijo siente que no puede evitar lastimarse a sí mismo o a otra persona.

Dónde conseguir ayuda las 24 horas del día, 7 días a la semana

Si su hijo habla de suicidio, autolesionarse, una crisis de salud mental, una crisis por consumo de sustancias o cualquier otro tipo de angustia emocional, consiga ayuda de inmediato. Usted puede:

  • Marcar 988 para llamar a la línea de prevención del suicidio y crisis.
  • Llamar al 1-800-273-TALK (1-800-273-8255).
  • Enviar un mensaje de texto que diga HOME al 741741 para acceder a la línea de mensajes de texto en casos de crisis.

Considere guardar estos números en su teléfono.

Visite 988lifeline.org para obtener más información o conversar en línea.

Llame a un médico ahora mismo si:

  • Su hijo oye voces.
  • Su hijo ha estado pensando mucho sobre la muerte o el suicidio, pero no tiene un plan para suicidarse.
  • A su hijo le preocupa mucho que los sentimientos de depresión o los pensamientos suicidas no desaparezcan.

Busque atención pronto si:

  • Su hijo tiene síntomas de depresión, tales como:
    • Sentirse triste o sin esperanzas, o estar irritable.
    • No disfrutar de nada.
    • Tener problemas para dormir.
    • Sentirse culpable.
  • Su hijo ha sido tratado por depresión por más de 3 semanas, pero no está mejorando.

Revise sus síntomas

Exámenes y pruebas

Exámenes y pruebas

Un médico puede realizar un examen físico y hacer preguntas sobre los antecedentes de salud de su hijo. El médico puede preguntarle a su hijo sobre sus sentimientos, cambios en los hábitos alimenticios, nivel de energía e interés en las tareas diarias. El médico también puede preguntar sobre cómo está durmiendo su hijo y su capacidad para concentrarse en las tareas. Esto puede ser una conversación entre el médico y su hijo, o su hijo puede rellenar un formulario. El médico también puede hacerle preguntas a usted.

El médico también puede hacer preguntas sobre otros problemas. Los niños con depresión a menudo tienen también otros problemas, como ansiedad, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés) o un trastorno alimenticio. Encontrar otros problemas puede ayudar a su hijo a obtener el diagnóstico y el tratamiento correctos.

Algunas enfermedades pueden causar síntomas que se parecen a la depresión. Por lo tanto, es posible que le hagan pruebas a su hijo para ayudar a descartar problemas físicos, como un nivel bajo de hormona tiroidea o anemia.

Sepa más

Generalidades del tratamiento

Generalidades del tratamiento

El tratamiento generalmente incluye educación sobre la depresión, asesoramiento profesional y medicamentos. Un niño con depresión grave puede necesitar que lo traten en el hospital.

Educación

La educación sobre la depresión puede ser proporcionada por un médico o en terapia familiar. Algunas cosas importantes que usted y su hijo deben aprender incluyen cómo:

  • Asegurarse de que su hijo siga un plan de tratamiento. Esto a menudo incluye tomar los medicamentos correctamente y acudir a las citas de terapia.
  • Conocer las señales de una recaída. Aprenda qué hacer para evitar que la depresión regrese.
  • Saber cuáles son las señales de un comportamiento suicida, su gravedad y cómo responder. Su hijo y el médico de su hijo pueden desarrollar un plan para mantener a su hijo seguro si muestra señales de autolesión.
  • Identificar las señales de un episodio maníaco. Este es un ataque de estado de ánimo y energía o irritabilidad extremadamente altos. Es una señal de trastorno bipolar.
  • Conseguir tratamiento si usted es un padre o madre con depresión. Si usted tiene depresión que no se trata, puede ser más difícil para su hijo recuperarse.

Asesoramiento psicológico

Se pueden utilizar varios tipos de asesoramiento para tratar la depresión. Estos pueden incluir:

  • Terapia cognitivo-conductual. Puede ayudar a los niños y adolescentes a cambiar los pensamientos negativos que los hacen sentir mal.
  • Terapia interpersonal. Se centra en ayudar a los adolescentes con sus relaciones. Les ayuda a encontrar soluciones a los problemas que les preocupan.

Es importante encontrar un profesional de la salud mental en el que usted y su hijo confíen y con el que se sientan cómodos. Juntos elaborarán un plan de acción para tratar la depresión de su hijo.

Medicamento

Los medicamentos antidepresivos podrían ser una opción si un niño está muy deprimido. Combinar el tratamiento con antidepresivos con asesoramiento psicológico a menudo es lo más eficaz.

Hay varios tipos de antidepresivos. Algunos comunes incluyen:

  • Escitalopram.
  • Fluoxetina.
  • Sertralina.

Antes de recetar un antidepresivo, el médico le hará algunas preguntas a su hijo para ver si tiene pensamientos suicidas. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) ha emitido un aviso acerca de los antidepresivos y el riesgo de suicidio. Hable con el médico acerca de estos posibles efectos secundarios y las señales de advertencia del suicidio.

Asegúrese de que su hijo tome el medicamento como se recetó. Después de tomar un antidepresivo por un tiempo, las personas a menudo sienten que están "curadas". Pueden pensar que ya no necesitan tratamiento. Pero cuando se deja de tomar el medicamento demasiado pronto, los síntomas suelen reaparecer.

Otro tratamiento

En algunos casos, el médico puede recomendar la terapia electroconvulsiva para un niño mayor o adolescente que tiene depresión grave o que no responde a otro tratamiento.

Sepa más

Cómo cuidar a su hijo

Cómo cuidar a su hijo

  • Ofrézcale apoyo y comprensión a su hijo. Esta es una de las cosas más importantes que puede hacer para ayudar a su hijo a sobrellevar la depresión.
  • Sea prudente con los medicamentos. Haga que su hijo tome los medicamentos exactamente como se los recetaron. Llame al médico si su hijo tiene cualquier problema con un medicamento. Es importante que su hijo siga tomando los medicamentos para la depresión incluso después de que los síntomas desaparezcan, para que no regrese. Es posible que su hijo tenga que probar varios medicamentos antes de encontrar el más eficaz. Muchos efectos secundarios de los medicamentos desaparecen al cabo de un tiempo. Hable con el médico sobre los efectos secundarios u otras inquietudes.
  • Asegúrese de que su hijo duerma lo suficiente. Hay cosas que puede hacer si su hijo tiene problemas para dormir. Por ejemplo, haga que su hijo se acueste a la misma hora todas las noches y que se levante a la misma hora todas las mañanas. Mantenga el dormitorio oscuro y libre de ruidos.
  • Asegúrese de que su hijo haga ejercicio con regularidad, como nadar, caminar o jugar en forma activa todos los días.
  • Evite los medicamentos de venta libre, las terapias herbarias y cualquier medicamento que no haya sido recetado por su médico. Podrían interferir con los medicamentos utilizados para tratar la depresión.
  • Dele a su hijo alimentos saludables. Si su hijo no quiere comer, intente ofrecerle refrigerios pequeños y frecuentes en lugar de 1 o 2 comidas grandes al día.
  • Anime a su hijo a tener la esperanza de sentirse mejor. El pensamiento positivo es muy importante en el tratamiento de la depresión. Es difícil tener esperanza cuando se siente deprimido, pero recuérdele a su hijo que la recuperación ocurre con el tiempo.
  • Encuentre un consejero que le guste a su hijo y que le inspire confianza. Anime a su hijo a que hable abierta y honestamente sobre cualquier problema.
  • Colabore con el médico de su hijo para crear un plan de seguridad. Un plan cubre señales de advertencia de autolesiones, estrategias de afrontamiento y familiares, amigos y profesionales de confianza a los que su hijo adolescente puede acudir si tiene pensamientos sobre lastimarse.

Dónde conseguir ayuda las 24 horas del día, 7 días a la semana

Si su hijo habla de suicidio, autolesionarse, una crisis de salud mental, una crisis por consumo de sustancias o cualquier otro tipo de angustia emocional, consiga ayuda de inmediato. Usted puede:

  • Marcar 988 para llamar a la línea de prevención del suicidio y crisis.
  • Llamar al 1-800-273-TALK (1-800-273-8255).
  • Enviar un mensaje de texto que diga HOME al 741741 para acceder a la línea de mensajes de texto en casos de crisis.

Considere guardar estos números en su teléfono.

Visite 988lifeline.org para obtener más información o conversar en línea.

Sepa más

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2024 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

Enlaces relacionados

Trastorno afectivo estacional Intimidación Crecimiento y desarrollo, de 11 a 14 años Trastorno por estrés postraumático Evaluación de salud: Cómo detectar temprano los problemas de salud Trastorno bipolar en niños y adolescentes Cómo ayudar a su hijo a desarrollar su fuerza interior Crecimiento y desarrollo, desde los 6 hasta los 10 años Ansiedad Crecimiento y desarrollo, desde los 15 hasta los 18 años

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Buscar un formulario Buscar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el Glosario de Cigna Comunicarme con Cigna

Audiencia

Individuos y familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Portal para proveedores de cuidado de la salud Cigna para empleadores Portal de recursos para clientes Cigna para agentes

Información sobre The Cigna Group

Acerca de Cigna Healthcare Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores The Cigna Group Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Asuntos legales Divulgaciones sobre productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación Asistencia idiomática [PDF] Reportar fraude Mapa del sitio Configuración de cookies

Aviso legal

Los planes individuales y familiares de seguro médico y dental están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc., Cigna HealthCare of Georgia, Inc., Cigna HealthCare of North Carolina, Inc., Cigna HealthCare of South Carolina, Inc. y Cigna HealthCare of Texas, Inc. Los planes de beneficios de salud y de seguro de salud de grupo están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliadas (puedes ver un listado de las entidades legales que aseguran o administran HMO para grupos, HMO dentales y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, el logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las pólizas de seguros y los planes de beneficios de grupo contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, los costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría no ser un sitio web de Cigna. Cigna no puede controlar el contenido ni los enlaces de sitios web que no son de Cigna. Detalles