Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Discectomía o microdiscectomía para una hernia de disco lumbar

Discectomía o microdiscectomía para una hernia de disco lumbar

Generalidades de la cirugía

La discectomía es una operación para extraer material de una hernia de disco lumbar (parte baja de la espalda) que oprime la raíz de un nervio o la médula espinal.

Suele hacerse como microdiscectomía, en la cual se utiliza un microscopio especial para visualizar el disco y los nervios. Esta vista más amplia permite que el cirujano haga un corte (incisión) más pequeño. Y esto causa menos daño al tejido circundante.

Antes de extraer el material del disco, es posible que se saque un pequeño pedazo de hueso (la lámina) de la vértebra afectada. Esto se llama laminotomía o laminectomía. Permite que el cirujano vea mejor la hernia de disco.

Por lo general, la discectomía se realiza en un hospital. Usted está dormido o adormecido durante la cirugía. Es probable que deba pasar la noche en el hospital.

Qué esperar después de la cirugía

Qué esperar después de la cirugía

Después de la cirugía, se le animará a levantarse de la cama y caminar tan pronto como desaparezca la sensación de entumecimiento. Puede usar medicamentos recetados para controlar el dolor mientras se recupera. Puede reanudar lentamente el ejercicio y otras actividades.

Otros factores para tener en cuenta incluyen los siguientes:

  • Es posible que no pueda sentarse con comodidad al principio. La mayoría de las personas evitan tener que estar sentadas durante más de 15 o 20 minutos. Pero estar sentado será más cómodo con el tiempo.
  • Camine tan a menudo como pueda durante las primeras semanas. Levantarse a menudo para pasear ayudará a reducir el riesgo de que se forme demasiado tejido cicatricial.
  • Muchas personas pueden reanudar el trabajo y las actividades cotidianas poco después de la cirugía. En algunos casos, el médico podría sugerir un programa de rehabilitación. Esto puede incluir fisioterapia y ejercicios en el hogar.
  • Si usted trabaja en una oficina, es posible que pueda regresar al trabajo al cabo de 2 a 4 semanas. Si su empleo requiere trabajo manual (como levantar objetos u operar maquinaria que vibra), es posible que pueda regresar al trabajo entre 4 y 8 semanas después de la operación.
Por qué se hace

Por qué se hace

La cirugía se realiza para reducir el dolor y permitir que recupere el movimiento y el funcionamiento normales.

Usted y su médico pueden considerar la cirugía si:

  • Tiene dolor muy intenso en la pierna, entumecimiento o debilidad que le impide realizar sus actividades diarias.
  • Los síntomas de la pierna no mejoran después de al menos 6 semanas de tratamiento no quirúrgico.
  • Los resultados de un examen físico demuestran que tiene debilidad, pérdida de movimiento o sensación anormal que es probable que mejore después de la cirugía.

La cirugía se considera una emergencia si usted tiene síndrome de cola de caballo. Las señales incluyen:

  • Nueva pérdida del control de los intestinos o de la vejiga.
  • Nueva debilidad en las piernas (generalmente ambas piernas).
  • Nuevo entumecimiento u hormigueo en las nalgas, la zona genital o las piernas (generalmente ambas piernas).
  • Hernia de disco lumbar: ¿Debería operarme?
Eficacia

Eficacia

Aunque la cirugía para una hernia de disco lumbar no es eficaz para todo el mundo, sí que funciona bien para muchas personas.

Un estudio llamado SPORT asignó al azar a 500 personas en dos grupos. Algunas se operaron y otras no. El estudio concluyó que, después de 2 años, la mayoría de las personas se sentían mejor y podían estar activas, tanto si se operaron como si no. Las personas que se operaron tenían una probabilidad un poco más alta de sentirse mejor. Pero la diferencia no era lo suficientemente grande como para demostrar que un tratamiento es mejor que el otro.nota 1

Otro estudio consistió en el seguimiento de 500 personas durante 10 años. Algunas se operaron y otras no. Este estudio concluyó que las personas que tenían ciática debido a una hernia de disco tendían a sentirse mejor más pronto si se habían operado. Pero al cabo de 5 a 10 años, la cantidad de personas en ambos grupos que podían hacer sus actividades cotidianas era más o menos igual, ya fuera que se hubieran sometido a cirugía o no.nota 2

Riesgos

Riesgos

Al igual que con cualquier cirugía, hay algunos riesgos.

  • La cirugía no siempre funciona o es posible que no funcione mejor que otros tratamientos.
  • Existe un leve riesgo de dañar la columna vertebral o los nervios.
  • Existe un cierto riesgo de infección.
  • Hay riesgos con la anestesia.
Para pensar

Para pensar

La discectomía para una hernia de disco lumbar puede proporcionar alivio del dolor más rápido que el tratamiento no quirúrgico. Pero no está claro si la cirugía marca una diferencia en qué tratamiento puede ser necesario más adelante.

Las personas que se han hecho una discectomía convencional o una microdiscectomía han reportado mejoras similares un año después de la cirugía. nota 3

La fusión espinal es un procedimiento que une los huesos en la espalda. Para la parte baja de la espalda (columna lumbar), la fusión espinal es controvertida y compleja y no suele realizarse normalmente con una discectomía. Si un médico sugiere que usted se someta a una fusión espinal lumbar con una discectomía, obtenga una segunda opinión médica para ayudarle a decidir si la fusión es necesaria.

Una nueva forma de discectomía que utiliza rayos láser (discectomía por láser) se encuentra todavía en fase de investigación.

Referencias

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Weinstein JN, et al. (2006). Surgical vs nonoperative treatment for lumbar disk herniation: The spine patient outcomes research trial (SPORT): A randomized trial. JAMA, 296(20): 2441–2450.
  2. Atlas SJ, et al. (2005). Long-term outcomes of surgical and nonsurgical management of sciatica secondary to a lumbar disc herniation: 10-year results from the Maine Lumbar Spine Study. Spine, 30(8): 927–935.
  3. Jordan J, et al. (2011). Herniated lumbar disc, search date June 2010. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Encontrar un formulario Encontrar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el glosario de Cigna Contactar a Cigna

Audiencias

Individuos y Familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores de cuidado de la salud

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Health Care Provider portal Cigna for Employers Client Resource Portal Cigna for Brokers

Información de la compañía Cigna

Acerca de Cigna Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Información legal Divulgaciones de productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación [PDF] Asistencia idiomática [PDF] Reportar un fraude Mapa del sitio

Divulgaciones

Los planes de seguro médico y dentales, tanto individuales como familiares, están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc. y Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. El seguro de salud de grupo y los planes de beneficios de salud están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliados (consulta la lista de entidades legales que aseguran o administran HMO grupal, HMO dental y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las políticas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría ser un sitio web externo a Cigna. Es posible que Cigna no controle el contenido ni los enlaces de los sitios web externos a Cigna. Información detallada