Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Dolores de cabeza por tensión

Dolores de cabeza por tensión

Conceptos básicos de la afección

¿Qué son los dolores de cabeza por tensión?

La mayoría de los dolores de cabeza son por tensión. Algunas personas los tienen con frecuencia, sobre todo si tienen mucho estrés en su vida.

Este tipo de dolor de cabeza puede causar dolor o una sensación de presión en toda la cabeza. A veces, es difícil saber dónde se encuentra el centro del dolor.

Si tiene muchos dolores de cabeza de este tipo, la mejor forma de limitarlos es determinar qué los causa. Entonces, puede hacer cambios en esas áreas.

¿Dónde pueden causar dolor?

Imagen de posibles zonas de dolor con un dolor de cabeza por tensión

Dolores de cabeza por tensión

Los dolores de cabeza por tensión pueden causar dolor:

  • En la parte superior de la espalda y el cuello.
  • En la base de la cabeza.
  • Alrededor de los oídos.
  • En la mandíbula.
  • Arriba de los ojos.

¿Cuál es la causa de los dolores de cabeza por tensión?

La causa de los dolores de cabeza por tensión no está clara. La tensión o los espasmos de los músculos del cuello, la cara, la mandíbula, la cabeza o el cuero cabelludo pueden influir en la causa de estos dolores de cabeza. Un cambio en la química cerebral también puede ayudar a causarlos. Pueden estar provocados, o desencadenados, por estrés, depresión, hambre y tensión muscular.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de los dolores de cabeza por tensión incluyen un dolor de cabeza constante, generalmente con dolor o presión en ambos lados de la cabeza. Puede sentir rigidez alrededor de la frente que se siente como un "apretón con tenazas". También puede tener dolor constante en las sienes o en la parte posterior de la cabeza y el cuello. Por lo general, el dolor no es fuerte.

¿Cómo se diagnostican?

Por lo general, un médico puede diagnosticar los dolores de cabeza por tensión mediante un examen físico y haciendo preguntas sobre con qué frecuencia ocurren los dolores de cabeza, cuáles son los síntomas y sobre su salud y estilo de vida en general. En algunos casos, se pueden realizar estudios por imágenes y otras pruebas para descartar otros problemas de salud. Pero esto no es común.

¿Cómo se tratan los dolores de cabeza por tensión?

Puede tratar la mayoría de los dolores de cabeza por tensión tomando analgésicos de venta libre. Los medicamentos recetados pueden ayudar si sigue teniendo dolores de cabeza o si los dolores de cabeza son intensos. Evitar los factores que desencadenan los dolores de cabeza también puede ayudar.

Herramientas de salud

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
Causa

Causa

La causa de los dolores de cabeza por tensión no está clara. En el pasado, los médicos creían que la tensión o los espasmos de los músculos del cuello, la cara, la mandíbula, la cabeza o el cuero cabelludo influían en la causa de estos dolores de cabeza. Ahora piensan que un cambio en la química cerebral también puede ayudar a causarlos.

Los dolores de cabeza por tensión pueden estar provocados, o desencadenados, por factores como el estrés, la depresión, el hambre y la tensión muscular. Pueden aparecer repentina o lentamente.

Los dolores de cabeza por tensión crónicos son dolores de cabeza que siguen regresando. Con frecuencia, ocurren junto con otros problemas de salud como la ansiedad o la depresión.

Desencadenantes de los dolores de cabeza por tensión

Los desencadenantes más comunes de los dolores de cabeza por tensión son el estrés físico y emocional.

A veces, el estrés está causado por afecciones como la ansiedad y la depresión. Si piensa que puede tener ansiedad o depresión, hable con el médico. Si trata estas afecciones, es posible que tenga dolores de cabeza por tensión con menos frecuencia.

Si tiene dolores de cabeza por tensión, pregúntese si:

  • Está teniendo conflictos con su familia o en el trabajo o en la escuela.
  • No duerme ni se relaja lo suficiente.
  • Está hambriento.

Otros posibles desencadenantes de los dolores de cabeza por tensión incluyen:

  • Vista cansada por trabajar ante la computadora.
  • Tensión del cuello por mala postura, su entorno laboral o una lesión.
  • Tensión en los músculos masticadores de la mandíbula. Esto puede suceder si rechina o aprieta los dientes.
  • Tensión muscular en los hombros y la parte superior de la espalda.
Prevención

Prevención

A continuación, estas son algunas cosas que puede hacer para ayudar a prevenir los dolores de cabeza por tensión.

  • Mantenga un registro de los dolores de cabeza. Esto puede ayudar a que usted y su médico descubran lo que está desencadenando los dolores de cabeza. Si evita los desencadenantes, es posible que pueda prevenir los dolores de cabeza.
  • Busque formas saludables de lidiar con el estrés. Los dolores de cabeza son más comunes durante o inmediatamente después de momentos estresantes.
  • Haga bastante ejercicio todos los días. Esto puede ayudarlo con el estrés y la tensión muscular.
  • Duerma con regularidad.
  • Coma bien y con regularidad. Si espera demasiado tiempo para comer, esto puede provocar un dolor de cabeza.
  • Trate de mantener una buena postura y mantenga relajados los músculos de la mandíbula, la cara, el cuello y los hombros.
  • Si usa mucho la computadora, dé un respiro a los ojos parpadeando más y apartando a veces la vista de la pantalla. Use gafas o lentes de contacto si los necesita. Y verifique que el monitor esté a un brazo de distancia.

Sepa más

Síntomas

Síntomas

Los síntomas de un dolor de cabeza por tensión incluyen:

  • Un dolor de cabeza constante que no palpita ni pulsa. Por lo general, hay dolor y presión en ambos lados de la cabeza.
  • Rigidez alrededor de la frente que puede sentirse como un "apretón con tenazas".
  • Dolor constante en las sienes o en la parte posterior de la cabeza y el cuello.

A diferencia de las migrañas (jaquecas), los dolores de cabeza por tensión generalmente no ocurren con náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz y el ruido. Pero la luz o el ruido podrían empeorar el dolor de cabeza. El dolor a causa de un dolor de cabeza por tensión generalmente no es fuerte y no interfiere con su trabajo o su vida social. Pero para algunas personas, el dolor es intenso o dura mucho tiempo.

Qué ocurre

Qué ocurre

Los dolores de cabeza por tensión pueden aparecer repentina o lentamente. Pueden durar desde 30 minutos a 7 días. Suelen volver a aparecer, sobre todo si está estresado.

Si tiene un dolor de cabeza durante 15 días o más todos los meses a lo largo de un período de 3 meses, es posible que tenga dolores de cabeza por tensión crónicos. Este tipo de dolor de cabeza puede provocar estrés y depresión, que a su vez pueden provocar más dolores de cabeza.

Pero hay tratamiento para los dolores de cabeza por tensión. La mayoría se pueden tratar con analgésicos de venta libre. Los medicamentos recetados pueden ayudar si sigue teniendo dolores de cabeza o si los dolores de cabeza son intensos.

Cuándo llamar a un médico

Cuándo llamar a un médico

Llame al 911 o a otros servicios de emergencia de inmediato si:

  • Tiene síntomas de un ataque cerebral, por ejemplo:
    • Entumecimiento, hormigueo, debilidad o parálisis repentinos en la cara, en el brazo o en la pierna, sobre todo si ocurre en un solo lado del cuerpo.
    • Cambios repentinos en la visión.
    • Problemas nuevos para hablar.
    • Confusión repentina o problemas para comprender frases sencillas.
    • Problemas nuevos para caminar o mantener el equilibrio.
    • Un dolor de cabeza repentino e intenso que es diferente de otros dolores de cabeza que haya tenido en el pasado.

Llame al médico ahora mismo o vaya a la sala de urgencias si:

  • Tiene fiebre y el cuello rígido.
  • Tiene náuseas y vómito nuevos o no puede mantener los alimentos o los líquidos en el estómago.

Preste especial atención a los cambios en su salud y asegúrese de comunicarse con el médico si:

  • Su dolor de cabeza lo despierta por las noches.
  • Sus dolores de cabeza empeoran o aparecen con más frecuencia.
  • Usted empieza a tener síntomas nuevos.
  • Tiene problemas con su medicamento.
  • Sus dolores de cabeza aparecen después del ejercicio físico, de la actividad sexual, de toser o de estornudar.
  • Los dolores de cabeza interfieren en su vida (por ejemplo, usted falta al trabajo o a la escuela en forma regular).

Espera vigilante

La espera vigilante significa esperar y ver. Si su dolor de cabeza mejora por sí solo, no necesitará tratamiento. Si empeora o si tiene dolores de cabeza con frecuencia, usted y su médico decidirán qué acción hay que tomar.

La espera vigilante y el uso de analgésicos (medicamentos para el dolor) sin receta funcionan bien si sus dolores de cabeza por tensión no le impiden realizar sus actividades. Pero si los dolores de cabeza afectan su vida, hable con su médico acerca de otros tratamientos que podría probar.

Exámenes y pruebas

Exámenes y pruebas

Por lo general, un médico puede diagnosticar los dolores de cabeza por tensión mediante un examen físico y haciendo preguntas, como con qué frecuencia ocurren los dolores de cabeza y cuáles son los síntomas. El médico también le preguntará sobre su salud y estilo de vida en general.

Puede ser difícil saber qué tipo de dolor de cabeza tiene. Esto es porque diferentes tipos pueden tener los mismos síntomas. Pero los tratamientos pueden ser diferentes, así que es importante averiguar qué tipo tiene usted.

En algunos casos, el médico puede pedir pruebas para averiguar si un problema de salud los está causando. Estas pruebas pueden incluir una resonancia magnética o una tomografía computarizada.

En casos muy poco comunes, los dolores de cabeza pueden estar causados por problemas de salud mental más serios (como tumores cerebrales o aneurismas). Pero la mayoría de los dolores de cabeza no están causados por algo grave. Así que probablemente no necesitará hacerse pruebas.

Sepa más

Mire

Generalidades del tratamiento

Generalidades del tratamiento

Puede tratar la mayoría de los dolores de cabeza por tensión usted mismo. Puede tomar medicamentos de venta libre, evitar las cosas que desencadenan los dolores de cabeza y reducir el estrés. Si sigue teniendo dolores de cabeza o los dolores de cabeza son intensos, el médico puede recetarle medicamentos.

En algunos casos, el médico puede recetarle analgésicos más fuertes si los medicamentos de venta libre no detienen los dolores de cabeza.

Es posible que desee probar medicamentos para prevenir el dolor de cabeza si:

  • Usa medicamentos para detener los dolores de cabeza más de 3 veces por semana.
  • Los medicamentos para detener los dolores de cabeza no le están funcionando bien.

Incluso con tratamiento, lo más probable es que siga teniendo algunos dolores de cabeza por tensión. Pero probablemente los tendrá con menos frecuencia. Y pueden doler menos cuando los tenga.

Cuidado personal

Cuidado personal

  • Descanse en una habitación silenciosa y oscura. Colóquese un paño fresco sobre la frente. Cierre los ojos y trate de relajarse o de dormirse. No vea la televisión, no lea ni use la computadora.
  • Utilice una toalla húmeda tibia o una almohadilla térmica ajustada a baja temperatura para relajar los músculos tensos del cuello y de los hombros.
  • Pídale a alguien que le haga masajes suaves en el cuello y los hombros.
  • Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las indicaciones de la etiqueta.
    • Si el médico le recetó un analgésico, tómelo según las indicaciones.
    • Si no está tomando un analgésico recetado, pregúntele a su médico si puede tomar uno de venta libre.
  • Tenga cuidado de no tomar una dosis mayor de analgésicos de la permitida en las indicaciones. Esto se debe a que podría tener dolores de cabeza peores o más frecuentes una vez que el medicamento pierda su efecto.
  • Si le da dolor de cabeza, deje de hacer lo que esté haciendo y siéntese tranquilo durante un momento. Cierre los ojos y respire lentamente. Trate de relajar los músculos de la cabeza y del cuello.
  • Preste atención a cualquier síntoma nuevo que tenga cuando tenga dolor de cabeza. Estos incluyen fiebre, debilidad o entumecimiento, cambios en la visión o confusión. Podrían ser señales de un problema más grave.

Sepa más

Medicamentos

Medicamentos

Es posible que su médico le recomiende un medicamento para detener o prevenir los dolores de cabeza por tensión.

El tipo de dolor de cabeza por tensión que usted tiene podría ayudar a su médico a determinar qué medicamento debe recetarle. Es posible que tenga que probar varios medicamentos o tipos de medicamentos diferentes antes de encontrar el adecuado para usted. Asegúrese de decirle a su médico lo bien que le funciona un medicamento para detener los dolores de cabeza.

Quizás solo tenga que tomar un medicamento de venta libre para el dolor. Estos suelen tener menos efectos secundarios que los medicamentos recetados. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

El medicamento que tome podría causarle efectos secundarios. Algunos efectos secundarios pueden durar varias semanas. Otros podrían durar mientras tome el medicamento. Ciertos analgésicos pueden causar una reacción adversa si se toman con otros medicamentos. Antes de empezar a tomar analgésicos, asegúrese de informar a su médico de todos los medicamentos que toma. Esto incluye medicamentos de venta libre y tratamientos complementarios (como hierbas).

Medicamentos de venta libre para detener los dolores de cabeza

Los medicamentos para detener el dolor de cabeza después de que comience incluyen:

  • Acetaminofén.
  • Aspirina.
  • Ibuprofeno.
  • Naproxeno.
  • Medicamentos que combinan aspirina, acetaminofén y cafeína.

Hable con su médico si está tomando medicamentos para detener el dolor de cabeza más de 2 días por semana. Tomar demasiados analgésicos puede causar más dolores de cabeza. Estos se llaman dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos.

Medicamentos recetados para prevenir los dolores de cabeza

Es posible que su médico le recomiende que tome medicamentos recetados todos los días para prevenir dolores de cabeza. Tal vez desee tomar estos medicamentos si:

  • Los medicamentos de venta libre no le dan resultado para detener los dolores de cabeza.
  • Toma medicamentos de venta libre para detener los dolores de cabeza más de 3 veces a la semana.
  • Tiene dolor de cabeza más de 15 días al mes.

Los medicamentos utilizados para prevenir los dolores de cabeza por tensión incluyen:

  • Antidepresivos, como amitriptilina.
  • Medicamentos anticonvulsivos, como el topiramato.
  • Medicamentos que relajan los músculos, como la tizanidina.
  • Medicamentos contra la ansiedad, como la buspirona.

Sepa más

Tratamientos complementarios

Tratamientos complementarios

Algunas personas descubren que algunos tratamientos sin medicamentos pueden ayudar a detener un dolor de cabeza por tensión o prevenirlo.

Si usted decide probar uno o más de estos tratamientos, asegúrese de que el médico lo sabe. Él o ella pueden aconsejarle sobre cómo usarlos de forma segura. Algunos tratamientos sin medicamentos para los dolores de cabeza incluyen:

  • Acupuntura. Esto implica colocar agujas muy finas en la piel en ciertos puntos del cuerpo. Los estudios muestran que la acupuntura puede ayudar a prevenir los dolores de cabeza por tensión.
  • Biorretroalimentación. Esto es un método de relajación para ayudarle a aprender a controlar una función corporal que normalmente no controla, como la tensión muscular.
  • Terapia cognitivo-conductual o terapia de resolución de problemas. El asesoramiento con estos métodos puede ayudar con los dolores de cabeza por tensión.
  • Meditación. Esto puede generar un estado de relajación que reduce el ritmo cardíaco, ralentiza la respiración y reduce la presión arterial.
  • Aceite de menta. Algunos estudios demuestran que frotar aceite de menta en las sienes o en los músculos rígidos de la cabeza, el cuello y los hombros puede ayudar a aliviar los dolores de cabeza por tensión.
  • Neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS, por sus siglas en inglés). Este tratamiento usa una corriente eléctrica suave para tratar el dolor. Puede ayudar a reducir el dolor de cabeza.
  • Yoga. El hatha yoga incluye meditación y ejercicios para ayudarle a mejorar la flexibilidad y la respiración, reducir el estrés y mantener la salud.

Sepa más

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

Enlaces relacionados

Manejo del estrés Dolores de cabeza en los niños Sinusitis Dolores de cabeza Ansiedad Depresión Migrañas

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Encontrar un formulario Encontrar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el glosario de Cigna Contactar a Cigna

Audiencias

Individuos y Familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores de cuidado de la salud

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Health Care Provider portal Cigna for Employers Client Resource Portal Cigna for Brokers

Información de la compañía Cigna

Acerca de Cigna Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Información legal Divulgaciones de productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación [PDF] Asistencia idiomática [PDF] Reportar un fraude Mapa del sitio

Divulgaciones

Los planes de seguro médico y dentales, tanto individuales como familiares, están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc. y Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. El seguro de salud de grupo y los planes de beneficios de salud están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliados (consulta la lista de entidades legales que aseguran o administran HMO grupal, HMO dental y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las políticas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría ser un sitio web externo a Cigna. Es posible que Cigna no controle el contenido ni los enlaces de los sitios web externos a Cigna. Información detallada