Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Estimulación cerebral profunda

Estimulación cerebral profunda

Generalidades del tratamiento

La estimulación cerebral profunda (DBS, por sus siglas en inglés) usa impulsos eléctricos para estimular una región específica en el cerebro. La estimulación afecta el movimiento alterando la actividad en esa región del cerebro. El procedimiento no destruye ningún tejido cerebral. Y la estimulación puede cambiarse o detenerse en cualquier momento.

Es necesario operar para implantar el equipamiento que produce la estimulación eléctrica. Estará despierto durante el procedimiento (se le entumece el cuero cabelludo y no sentirá dolor alguno), porque usted debe colaborar con el cirujano para la colocación de los electrodos donde brindarán el mayor beneficio. Se le hace un pequeño orificio en el cráneo, y se le colocan electrodos con cables diminutos en el cerebro. Se le implanta un pequeño dispositivo a pilas (generador) similar a un marcapasos en el pecho y se lo conecta a los electrodos en el cerebro con un cable. El procedimiento generalmente lleva entre 3 y 4 horas, aunque puede llevar hasta 8 horas. La cirugía también puede hacerse en dos pasos en los que los electrodos se colocan durante una cirugía y la unidad de control se conecta y coloca debajo de la piel en una segunda operación.

El dispositivo puede programarse de modo que produzca el nivel correcto de estimulación para brindar el alivio máximo de los síntomas.

Qué esperar

Qué esperar

Usted permanecerá en el hospital por varios días después del procedimiento mientras su médico revisa el efecto de la estimulación cerebral profunda.

Por qué se hace

Por qué se hace

La estimulación cerebral profunda puede usarse para aliviar los síntomas de la enfermedad de Parkinson, especialmente los temblores, cuando estos no pueden controlarse con medicamentos. Se considera el tratamiento quirúrgico de preferencia para la enfermedad de Parkinson, porque es más eficaz, más segura y menos destructiva para el tejido cerebral que otros métodos quirúrgicos.

La estimulación cerebral profunda del tálamo se hace para tratar tanto el temblor incapacitante causado por la enfermedad de Parkinson como el temblor hereditario.

Los procedimientos que estimulan el núcleo subtalámico y el globo pálido se hacen para ayudar a controlar una amplia variedad de síntomas (además de los temblores) y se usan más a menudo que la estimulación del tálamo. Los síntomas que se ven aliviados más a menudo (además de los temblores) incluyen problemas con cambios entre los períodos en los que está funcionando la medicación (momentos "on") y en los que esta no está teniendo efecto (momentos "off") y la discinesia. Los síntomas que tienen menos probabilidad de aliviarse incluyen los problemas para caminar, mantener el equilibrio y hablar. En algunos casos, la DBS puede empeorar estos problemas.

La estimulación cerebral profunda también puede usarse para tratar temblores intensos relacionados con la esclerosis múltiple (EM). La estimulación cerebral profunda generalmente es de último recurso después de que se han probado sin éxito todas las demás opciones para tratar el temblor de la esclerosis múltiple. Solo las personas con temblores intensos son candidatas.

Eficacia

Eficacia

La estimulación cerebral profunda del tálamo es eficaz en la reducción de temblores. No afecta el movimiento lento (bradicinesia), la rigidez ni otros síntomas. nota 1

En comparación con los medicamentos para la enfermedad de Parkinson, la DBS ya sea del núcleo subtalámico (STN, por sus siglas en inglés) o del globo pálido (GPi, por sus siglas en inglés) les dio a las personas en promedio casi 5 más horas de tiempo de acción del medicamento (tiempo "on") todos los días. nota 2

Dos estudios de comparación de la DBS del STN con la DBS del GPi mostraron efectos iguales en los síntomas de la enfermedad de Parkinson después de 2 y 3 años. nota 3, nota 4

  • El grupo que recibió DBS del STN pudo tomar menos medicación para la enfermedad de Parkinson después de 2 o 3 años en comparación con el grupo que recibió DBS del GPi.
  • Después de 2 años, el grupo que recibió DBS del GPi tuvo menos depresión y problemas de razonamiento que el grupo que recibió DBS del STN. Pero después de 3 años, no hubo diferencia en cuanto a depresión entre los dos grupos.
  • La calidad de vida fue similar entre los dos grupos.
Riesgos

Riesgos

Los riesgos de la estimulación cerebral profunda incluyen:

  • Infección o irritación de la piel causada por el dispositivo en el pecho (estimulador) o por los cables o los electrodos.
  • Sangrado en el cerebro durante la cirugía, que resulta en un ataque cerebral.
  • Entumecimiento, hormigueo, fasciculaciones (contracciones musculares) u otras sensaciones anormales cuando el dispositivo está prendido. (Estos no suelen durar mucho y pueden eliminarse ajustando la programación del dispositivo de estimulación cerebral profunda).
  • Problemas con el dispositivo, como:
    • Rotura de un cable que va del electrodo al estimulador.
    • Movimiento de los cables o del dispositivo debajo de la piel.
    • Necesidad de una pila nueva para el dispositivo. Una pila suele durar aproximadamente 5 años.
    • Falla o mal funcionamiento del estimulador o de los electrodos.
  • Problemas psicológicos, como apatía y depresión.
  • Problemas de razonamiento, memoria, habla o deglución (tragado).
  • Dificultad para caminar o mantener el equilibrio y un riesgo mayor de caerse.
  • Convulsiones.
Referencias

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Samii A, et al. (2004). Parkinson's disease. Lancet, 363(9423): 1783–1793.
  2. Weaver FM, et al. (2009). Bilateral deep brain stimulation vs best medical therapy for patients with advanced Parkinson disease. JAMA, 301(1): 63–73.
  3. Follett KA, et al. (2010). Pallidal versus subthalamic deep-brain stimulation for Parkinson's disease. New England Journal of Medicine, 362(22): 2077–2091.
  4. Weaver FM, et al. (2012). Randomized trial of deep brain stimulation for Parkinson disease: Thirty-six-month outcomes. Neurology, 79(1): 55–65.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Encontrar un formulario Encontrar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el glosario de Cigna Contactar a Cigna

Audiencias

Individuos y Familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores de cuidado de la salud

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Health Care Provider portal Cigna for Employers Client Resource Portal Cigna for Brokers

Información de la compañía Cigna

Acerca de Cigna Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Información legal Divulgaciones de productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación [PDF] Asistencia idiomática [PDF] Reportar un fraude Mapa del sitio

Divulgaciones

Los planes de seguro médico y dentales, tanto individuales como familiares, están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc. y Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. El seguro de salud de grupo y los planes de beneficios de salud están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliados (consulta la lista de entidades legales que aseguran o administran HMO grupal, HMO dental y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las políticas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría ser un sitio web externo a Cigna. Es posible que Cigna no controle el contenido ni los enlaces de los sitios web externos a Cigna. Información detallada