Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Insuficiencia valvular aórtica

Insuficiencia valvular aórtica

Generalidades

¿Qué es la insuficiencia valvular aórtica?

La insuficiencia valvular aórtica o regurgitación de la válvula aórtica es un problema con la válvula aórtica. La válvula aórtica permite que la sangre fluya de la cavidad inferior izquierda (ventrículo) del corazón a la aorta y al resto del cuerpo. Cuando el corazón descansa entre latidos, la válvula se cierra para evitar que la sangre vuelva al corazón.

Cuando usted tiene insuficiencia valvular aórtica, esta no se cierra como debería. Con cada latido, algo de la sangre se fuga hacia atrás (regurgita) a través de la válvula aórtica al ventrículo izquierdo. El cuerpo no recibe suficiente sangre, de modo que el corazón tiene que esforzarse más para compensar. Vea una imagen de la insuficiencia valvular aórtica.

Usted puede tener este problema por un tiempo prolongado y no saberlo. Pueden pasar años hasta que comiencen los síntomas. Esto se llama insuficiencia valvular aórtica crónica. En casos poco comunes, el problema valvular empieza de repente y sin aviso. Esto se llama insuficiencia valvular aórtica aguda. Requiere ayuda médica de inmediato.

¿Cuál es la causa de la insuficiencia valvular aórtica?

Cualquier afección que dañe la válvula aórtica puede causar insuficiencia valvular aórtica. Las causas comunes de los problemas valvulares crónicos incluyen:

  • Haber nacido con una válvula aórtica bicúspide o una válvula aórtica dañada.
  • Envejecimiento.
  • Dilatación de la aorta debido a presión arterial alta o a endurecimiento de las arterias.
  • Fiebre reumática.

Las causas más comunes de la insuficiencia valvular aórtica repentina (aguda) incluyen:

  • Endocarditis, que es una infección del corazón.
  • Disección aórtica, que significa que la capa interna de la aorta se separa de la capa media.
  • Problemas con una prótesis (artificial) valvular aórtica.
  • Trauma a la válvula cardíaca o a la aorta.

¿Cuáles son los síntomas?

En el caso de la insuficiencia crónica, es posible que usted no tenga ningún síntoma al principio. Pero con el tiempo podría tener:

  • Fatiga o debilidad.
  • Falta de aire, la mayoría de las veces cuando está activo.
  • Latidos cardíacos rápidos, lentos o irregulares (arritmia).
  • Sensación de que el corazón late fuerte, está acelerado o late en forma irregular (palpitaciones).
  • Dolor o presión en el pecho (angina), a menudo provocados por hacer actividad física, cuando el corazón tiene que esforzarse más.
  • Desmayos.

Si comienza a notar alguno de estos síntomas, avísele a su médico inmediatamente.

Cuando el problema valvular es agudo, estos síntomas son repentinos, a menudo más intensos y potencialmente mortales.

¿Cómo se diagnostica la insuficiencia valvular aórtica?

Su médico puede sospechar que usted tiene este tipo de problema valvular después de oír un soplo cardíaco por el estetoscopio. Le preguntará sobre sus síntomas y sus antecedentes de salud y querrá saber si tiene algún antecedente familiar de enfermedad cardíaca.

Le harán más pruebas, como un ecocardiograma para confirmar el diagnóstico, mostrar cuánto pierde la válvula y ver lo bien que está funcionando el ventrículo izquierdo.

¿Cómo se trata?

Su tratamiento dependerá de lo que esté causando su problema valvular y de si tiene síntomas.

Si su insuficiencia valvular aórtica comienza repentinamente y es aguda, tendrán que hacerle una cirugía de reemplazo de la válvula de inmediato.

Pero en la mayoría de las personas, la insuficiencia valvular aórtica comienza lentamente. Su médico probablemente le recomiende cambios de estilo de vida para mantener saludable el corazón. Podría aconsejarle que:

  • Deje de fumar y que se mantenga alejado del humo de tabaco ambiental.
  • Siga una dieta saludable para el corazón.
  • Haga actividad. Pregúntele a su médico el nivel y el tipo de ejercicio que es seguro para usted. Tal vez tenga que evitar la actividad intensa.
  • Se mantenga en un peso saludable, o que baje de peso si lo necesita.

Su médico lo verá en forma regular para revisarle el corazón. En algunos casos, los médicos recetan medicamentos para bajar la presión arterial y retrasar el progreso de la enfermedad.

Si la insuficiencia es grave, si aparecen síntomas o si su corazón no bombea tan bien, es probable que necesite una cirugía para reemplazar la válvula.

Herramientas de salud

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
Causa

Causa

Diferentes factores causan la insuficiencia valvular aórtica repentina (aguda) y de larga duración (crónica).

Insuficiencia valvular aórtica crónica

Las causas de la insuficiencia valvular aórtica crónica incluyen:

  • Anomalías cardíacas congénitas. Algunas personas nacen con una válvula que tiene una (válvula unicúspide) o dos valvas (válvula bicúspide) en vez de tres. En cualquiera de estos casos, las válvulas no se cierran como deberían cuando el corazón está en reposo.
  • Envejecimiento. El desgaste normal causado por la edad puede afectar las válvulas.
  • Dilatación de la aorta. Esto puede ser causado por la edad u otros problemas de salud, como presión arterial alta.
  • El medicamento para adelgazar fen-phen. El fen-phen era un medicamento para adelgazar popular que fue retirado del mercado estadounidense en 1997 debido a su relación con la valvulopatía cardíaca, incluida la insuficiencia valvular aórtica.
  • Fiebre reumática . Si usted tuvo fiebre reumática, es posible que corra un mayor riesgo de tener insuficiencia valvular aórtica.
  • Tratamientos de radiación para el cáncer. En casos poco frecuentes, los tratamientos de radiación para el pecho pueden dañar la válvula aórtica.

Insuficiencia valvular aórtica aguda

La insuficiencia aguda puede ser causada por:

  • Endocarditis. Esta es una infección del corazón. Las bacterias causadas por la infección pueden impedir que la válvula se cierre correctamente.
  • Problemas con una prótesis valvular aórtica.
  • Disección aórtica.
  • Traumatismo en el pecho.
Síntomas

Síntomas

Insuficiencia crónica

Es posible que no tenga ningún síntoma por un tiempo prolongado. Cuando los síntomas en efecto aparecen, podría significar que tiene el corazón gravemente afectado. Vea una imagen de la insuficiencia valvular aórtica.

Si comienza a notar síntomas, avísele a su médico inmediatamente.

No hay manera de decir la rapidez con la que progresarán los síntomas. Algunas personas se mantienen libres de síntomas por décadas. Para otras, los síntomas pueden presentarse en el transcurso de 2 a 3 años.

Los síntomas de la insuficiencia valvular aórtica incluyen:

  • Falta de aire, especialmente con actividad física.
  • Fatiga y debilidad.
  • Desmayos (síncopes).
  • Problemas para respirar por la noche.
  • Hinchazón en las piernas y, a veces, el resto del cuerpo (edema).
  • Latidos cardíacos notorios (palpitaciones), especialmente al estar recostado sobre el lado izquierdo.
  • Mareo y aturdimiento (sensación de que se va a desmayar).
  • Latidos cardíacos anormales (arritmias).
  • Dolor o presión en el pecho (angina), a menudo provocados por hacer esfuerzos.

Insuficiencia aguda

Estos síntomas son repentinos, a menudo más intensos, y potencialmente mortales. La insuficiencia valvular aórtica aguda es una emergencia.

Qué aumenta su riesgo

Qué aumenta su riesgo

Los factores de riesgo para la insuficiencia valvular aórtica son:

  • Anomalías cardíacas congénitas, como haber nacido con una válvula aórtica con uno (unicúspide) o dos (bicúspide) colgajos, llamados valvas, en vez de tres.
  • Edad avanzada.
  • Ser hombre.
  • Otros problemas de salud, como el síndrome de Marfan, presión arterial alta y enfermedades autoinmunitarias.

Dígale a su médico si uno de sus familiares cercanos tiene una anomalía congénita de la válvula aórtica. Esto también puede aumentar su riesgo.

Cuándo llamar a un médico

Cuándo llamar a un médico

Llame a su médico si tiene síntomas de insuficiencia valvular aórtica, como desmayos, dolor en el pecho o falta de aire. Su médico confirmará si tiene problemas valvulares o alguna otra afección. Para obtener más información, vea Síntomas.

La insuficiencia valvular aórtica aguda aparece súbitamente. Los síntomas incluyen falta de aire, latidos cardíacos acelerados, aturdimiento, debilidad, confusión y dolor en el pecho graves.

La insuficiencia valvular aórtica aguda es una emergencia médica. Llame al 911 inmediatamente.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que pueden diagnosticar la insuficiencia valvular aórtica incluyen:

  • Médicos de medicina familiar.
  • Médicos de atención primaria.
  • Internistas.
  • Especialistas en medicina de urgencias.

Después de que lo hayan diagnosticado, es posible que lo remitan a un cardiólogo, quien se especializa en enfermedades del corazón. El especialista observará su afección y ayudará a determinar cuándo hay que reemplazar la válvula.

Exámenes y pruebas

Exámenes y pruebas

Las pruebas para la insuficiencia valvular aórtica pueden evaluar la gravedad de la insuficiencia y si tiene alguna complicación, como latidos cardíacos anormales (arritmias) o insuficiencia cardíaca.

Generalmente, la insuficiencia valvular aórtica puede diagnosticarse con un examen físico. Su médico le tomará la presión arterial y el pulso y escuchará si tiene sonidos anormales en el corazón y en los pulmones.

Otras pruebas pueden incluir:

  • Ecocardiograma. Puede usarse una ecocardiografía para examinar las válvulas cardíacas y la forma de las valvas y ver si las válvulas tienen fugas.
  • Electrocardiograma (ECG). Esta prueba detecta un problema en el ritmo de sus latidos cardíacos (arritmia).
  • Resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). Esta prueba puede usarse para revisar la válvula aórtica y lo bien que el corazón está bombeando la sangre.
  • Radiografía de pecho. Esta prueba puede indicar si el ventrículo inferior izquierdo está dilatado.
  • Electrocardiograma de ejercicio. Esta prueba puede hacerse para ver cómo responde el corazón al ejercicio.
  • Cateterismo cardíaco. Esta prueba puede ayudar a su médico a determinar cuánto está perdiendo la válvula aórtica y revisar la salud de las arterias coronarias.
  • Estudio de la masa de sangre cardíaca. Esta prueba mide lo bien que bombea el ventrículo izquierdo y cuánta sangre se bombea fuera de la cavidad con cada latido cardíaco.
Frecuencia recomendada para revisar la insuficiencia valvular aórtica nota 1

Gravedad de la insuficiencia valvular aórtica

Frecuencia con la que debería hacerse un ecocardiograma


Leve


Cada 3-5 años


Moderada


Cada 1-2 años


Grave


Al menos cada 6-12 meses

Generalidades del tratamiento

Generalidades del tratamiento

El tratamiento para la insuficiencia valvular aórtica suele depender de si usted tiene síntomas por la válvula cardíaca que pierde y de lo bien que bombea el corazón. Otras cosas que afectan el tratamiento incluyen su edad y los riesgos relacionados con la cirugía.

Pruebas de evaluación

Después de su diagnóstico, probablemente le hagan pruebas, como un electrocardiograma o un ecocardiograma.

Necesitará hacerse ecocardiogramas con regularidad como parte de su tratamiento. Su médico le dirá con qué frecuencia le harán estas pruebas. Para obtener más información, vea Exámenes y pruebas.

Observe sus síntomas

Si tiene algún dolor o presión en el pecho, desmayo o falta de aire, no dude en decírselo a su médico inmediatamente. Su médico se basará en lo que usted le diga en cuanto a cómo se siente y cómo están cambiando sus síntomas.

Medicamentos para controlar la afección

Los medicamentos no pueden tratar una válvula cardíaca que tiene fugas. Pero usted podría tomar medicamentos para bajar la presión arterial. Si usted tiene una válvula cardíaca artificial, podría tomar medicamentos para prevenir infecciones o la formación de coágulos de sangre. Para obtener más información, vea Medicamentos.

Cambios en el estilo de vida

Dado que su corazón ya se está esforzando mucho para satisfacer las necesidades de su cuerpo, su médico probablemente le recomiende que haga algunos cambios de estilo de vida saludables. Estos incluyen seguir una dieta saludable para el corazón y no fumar. Para obtener más información, vea Vivir con insuficiencia valvular aórtica.

Cirugía si empeora

Podrían operarlo para reemplazarle la válvula aórtica si su insuficiencia está empeorando. Podrían operarlo antes de que tenga síntomas. Si tiene insuficiencia aguda, podrían operarlo inmediatamente. Para obtener más información, vea Cirugía.

Cuidados al final de la vida

Quizás desee considerar el tipo de atención que le gustaría recibir en caso de que no pueda comunicar sus deseos. Para obtener más información, vea el tema Cuidados al final de la vida.

Vivir con insuficiencia valvular aórtica

Vivir con insuficiencia valvular aórtica

Tener insuficiencia valvular aórtica significa que su corazón está esforzándose de más para satisfacer las necesidades de su cuerpo. Su médico probablemente le sugiera que haga cambios en su estilo de vida para ayudar a su corazón.

Haga cambios saludables en su estilo de vida

  • Si fuma, trate de dejar el hábito. Los medicamentos y la asesoría psicológica pueden ayudarle a abandonar el hábito para siempre.
  • Su médico también le recomendará que siga una dieta saludable para el corazón y que limite la cantidad de sodio que ingiere.
  • Si no tiene síntomas de insuficiencia valvular aórtica y su ventrículo izquierdo está funcionando bien, su médico puede sugerirle que haga ejercicio aeróbico liviano, como caminar, en forma regular. Pero no comience un programa de ejercicios por sí mismo sin hablar primero con su médico. Es posible que necesite algunas pruebas para ver qué clase de ejercicio es seguro para usted.
  • Si necesita adelgazar, trate de llegar a un peso saludable y mantenerlo. Para obtener ayuda, vea el tema Manejo del peso.

Cuídese

  • Consulte a su médico inmediatamente si tiene síntomas nuevos o síntomas que empeoran. Los síntomas pueden incluir dolor o presión en el pecho, desmayo y falta de aire. Estas son señales de que es probable que necesite cirugía.
  • Si su insuficiencia valvular aórtica es grave, su médico probablemente le recomiende que evite hacer actividad física intensa.
  • Vea a su médico regularmente, y hágase las pruebas que necesite para evaluar su corazón, como ecocardiogramas. Para obtener más información, vea Exámenes y pruebas.
  • Maneje otros problemas de salud, incluyendo presión arterial alta, diabetes y colesterol alto.
  • Practique una buena higiene dental y hágase controles periódicos. Una buena salud dental es muy importante, porque las bacterias pueden propagarse desde los dientes y las encías infectados a las válvulas cardíacas.
  • Vacúnese contra la gripe todos los años. Aplíquese una vacuna antineumocócica. Si ya se ha vacunado antes, pregúntele a su médico si necesita otra dosis.
  • Hable con su médico si tiene inquietudes sobre las relaciones sexuales y el corazón. Su médico puede ayudarle a saber si puede o cuándo puede tener relaciones sexuales.
Medicamentos

Medicamentos

El tratamiento para la insuficiencia valvular aórtica crónica incluye medicamentos para reducir la presión arterial. Si le hacen una cirugía para reemplazarle la válvula, tal vez tenga que tomar medicamentos para prevenir infección y coágulos de sangre alrededor de la válvula artificial.

Medicamentos para reducir la presión arterial

  • Bloqueadores de los receptores de la angiotensina II (ARB, por sus siglas en inglés)
  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA)
  • Betabloqueantes
  • Bloqueadores de los canales de calcio

Medicamentos para otros problemas

  • Medicamentos para tratar la fibrilación auricular.
  • La digoxina y los diuréticos ayudan a aliviar los síntomas de la insuficiencia cardíaca.
  • Los nitratos (como la nitroglicerina) alivian los síntomas de la angina, como el dolor o la presión en el pecho.

Medicamentos después de la cirugía valvular

Si lo operan para reemplazarle la válvula, es posible que necesite:

  • Anticoagulantes. Es posible que tome un anticoagulante para prevenir la formación de coágulos de sangre, especialmente si lo han operado para reemplazarle la válvula aórtica.
  • Antibióticos antes de que le hagan ciertos procedimientos dentales o quirúrgicos. Los antibióticos ayudarán a prevenir una infección en el corazón llamada endocarditis.
Cirugía

Cirugía

La cirugía de reemplazo valvular puede corregir la insuficiencia valvular aórtica. La cirugía para reparar la válvula aórtica, en vez de sustituirla, no se hace con frecuencia. Operarse es una gran decisión. Como ayuda para decidir cuándo necesitará operarse, usted y su médico se fijarán en su salud general, su salud cardíaca y la gravedad de su insuficiencia.

Su médico le revisará:

  • Los síntomas, si tiene alguno.
  • Su fracción de eyección (cuánta sangre bombea su corazón hacia el cuerpo).
  • El tamaño de su ventrículo izquierdo.

Si necesita alguna otra operación del corazón, como una cirugía de derivación vascular ("bypass"), su médico puede sugerirle que se reemplace la válvula al mismo tiempo.

Aun si no tiene síntomas, es posible que su médico le sugiera que se opere. La mayor parte del tiempo, los síntomas solamente ocurren cuando el corazón ya está dañado. Lea más sobre la decisión de operarse para reemplazar la válvula aórtica.

Si se opera, se usará una válvula mecánica o de tejido para reemplazarle la válvula cardíaca. Antes de la cirugía, usted y su médico decidirán qué tipo de válvula es la adecuada para usted. Como ayuda para tomar esta decisión, vea:

  • Problemas de las válvulas cardíacas: ¿Debería elegir una válvula mecánica o una válvula de tejido para reemplazar mi válvula cardíaca?
Referencias

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Nishimura RA, et al. (2014). 2014 AHA/ACC guideline for the management of patients with valvular heart disease: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation, published online March 3, 2014. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000031. Accessed May 1, 2014.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

Enlaces relacionados

Endocarditis Anomalías cardíacas congénitas en niños Enfermedad de las arterias coronarias Estenosis de la válvula aórtica Problemas en el pecho Insuficiencia cardíaca

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Encontrar un formulario Encontrar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el glosario de Cigna Contactar a Cigna

Audiencias

Individuos y Familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores de cuidado de la salud

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Health Care Provider portal Cigna for Employers Client Resource Portal Cigna for Brokers

Información de la compañía Cigna

Acerca de Cigna Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Información legal Divulgaciones de productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación [PDF] Asistencia idiomática [PDF] Reportar un fraude Mapa del sitio

Divulgaciones

Los planes de seguro médico y dentales, tanto individuales como familiares, están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc. y Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. El seguro de salud de grupo y los planes de beneficios de salud están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliados (consulta la lista de entidades legales que aseguran o administran HMO grupal, HMO dental y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las políticas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría ser un sitio web externo a Cigna. Es posible que Cigna no controle el contenido ni los enlaces de los sitios web externos a Cigna. Información detallada