Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Invaginación intestinal

Invaginación intestinal

Generalidades del tema

¿Qué es la invaginación intestinal?

Invaginación intestinal significa que una parte del intestino se ha plegado como un telescopio. Esto puede pasar en cualquier parte del tracto intestinal. Suele suceder entre la parte inferior del intestino delgado y el comienzo del intestino grueso.

La parte del intestino que se pliega hacia adentro puede perder su suministro de sangre en forma parcial o total. Esta sección del intestino se hincha y duele. La invaginación intestinal debe tratarse de inmediato. Si no se trata, puede causar problemas potencialmente mortales, como una infección (peritonitis) o un agujero u orificio (perforación) en el intestino.

El problema suele producirse en niños pequeños.

¿Cuál es la causa de la invaginación intestinal?

La causa de la invaginación intestinal en niños no se conoce en la mayoría de los casos. A veces ocurre después de que un niño tiene un resfriado o tiene una inflamación en el estómago y los intestinos.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas generalmente comienzan repentinamente. Su hijo podría:

  • Estar fastidioso.
  • Vomitar a menudo.
  • Tener dolor abdominal y cólicos intensos que duran de 1 a 5 minutos. Después de eso, su hijo puede verse normal, pero puede comenzar a tener otro período de dolor entre 5 y 30 minutos más tarde.
  • Tener diarrea o heces con sangre o mucosidad.
  • Tener el abdomen hinchado y dolorido. Su hijo puede tener un bulto en la parte superior derecha del abdomen.

Su hijo puede estar empeorando si tiene problemas para respirar o fiebre o está deshidratado.

Si su hijo tiene síntomas de invaginación intestinal, llame a su médico de inmediato.

¿Cómo se diagnostica la invaginación intestinal?

El médico le preguntará acerca de los antecedentes de salud y los síntomas de su hijo y lo examinará. La invaginación intestinal puede ser difícil de diagnosticar, porque los síntomas aparecen y desaparecen.

Es posible que su hijo necesite una radiografía, una ecografía, un enema u otras pruebas para confirmar si tiene invaginación intestinal.

¿Cómo se trata?

La invaginación intestinal debe tratarse en el hospital. El tratamiento funciona mejor si comienza dentro de las 24 horas después del comienzo de los síntomas. La mayor parte del tiempo, la invaginación intestinal se trata con un enema. En algunos casos, puede necesitarse cirugía.

  • Enema. Durante un enema, se le irriga al niño aire, solución salina o bario (un líquido blanco lechoso) por el recto en los intestinos. El enema aumenta la presión en el intestino del niño. Esto puede hacer que la zona afectada regrese a su posición normal. Ayuda a aproximadamente 75 de cada 100 niños con invaginación intestinal. nota 1
  • Cirugía. Esto puede ser necesario si los enemas no han solucionado el problema después de dos o tres intentos o si se ha dañado el intestino. Se hace un corte (incisión) a través de la piel en el abdomen, y se estira el intestino y se lo hace volver a su posición normal. Se extrae cualquier parte dañada del intestino.

Si se extrae durante la cirugía una parte grande del intestino, es posible que su hijo necesite una ileostomía por un tiempo breve. Esta es una abertura por la cual salen los desechos del intestino y se recolectan en un saco de plástico que no deja escapar olores y que se lleva ajustado a la piel.

Hable con su médico acerca de cómo cuidar a su hijo en el hogar. Si le hicieron un enema a su hijo para tratar la invaginación intestinal, preste atención a señales de que el problema ha reaparecido. Los síntomas probablemente sean los mismos que los de la primera vez.

Después de la cirugía, preste atención a problemas como malestar estomacal, diarrea y fiebre. Cuide la incisión de su hijo. Es posible que haya que limpiarla o revisarla para ver si hay infección.

Referencias

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Kaiser AD, et al. (2007). Current success in the treatment of intussusception in children. Surgery, 42(4): 469–477.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

Enlaces relacionados

Dolor abdominal, 11 años o menos Llanto, 3 años o menos Obstrucción intestinal

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Encontrar un formulario Encontrar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el glosario de Cigna Contactar a Cigna

Audiencias

Individuos y Familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores de cuidado de la salud

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Health Care Provider portal Cigna for Employers Client Resource Portal Cigna for Brokers

Información de la compañía Cigna

Acerca de Cigna Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Información legal Divulgaciones de productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación [PDF] Asistencia idiomática [PDF] Reportar un fraude Mapa del sitio

Divulgaciones

Los planes de seguro médico y dentales, tanto individuales como familiares, están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc. y Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. El seguro de salud de grupo y los planes de beneficios de salud están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliados (consulta la lista de entidades legales que aseguran o administran HMO grupal, HMO dental y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las políticas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría ser un sitio web externo a Cigna. Es posible que Cigna no controle el contenido ni los enlaces de los sitios web externos a Cigna. Información detallada