Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Reparación de rectocele o enterocele

Reparación de rectocele o enterocele

Generalidades de la cirugía

Un rectocele (hernia rectovaginal) se produce cuando el extremo del intestino grueso (recto) presiona contra la pared posterior de la vagina y la desplaza. Un enterocele (prolapso del intestino delgado) se produce cuando el intestino delgado presiona contra la pared superior de la vagina y la desplaza. Los rectoceles y enteroceles se desarrollan si los músculos de la parte baja de la pelvis resultan dañados por el trabajo de parto, el parto o una cirugía pélvica previa o cuando los músculos se debilitan por el envejecimiento. Aunque es poco común, un rectocele o un enterocele puede estar presente al nacer (congénito).

Un rectocele o un enterocele puede agrandarse o volverse más evidente al esforzarse o pujar (por ejemplo, durante una evacuación intestinal). Un rectocele y un enterocele pueden presentarse al mismo tiempo.

Dado que el rectocele y el enterocele son anomalías del tejido que proporciona apoyo a la pelvis y no de la pared intestinal, se tratan con más éxito por medio de cirugía para reparar la pared vaginal. Esta cirugía une el tejido que se ha estirado o desgarrado en la zona de prolapso. La cirugía también fortalecerá la pared vaginal para evitar la recurrencia del prolapso. A menos que haya otro problema de salud que pudiera requerir una incisión abdominal, los rectoceles y los enteroceles generalmente se reparan a través de la vagina.

  • Prolapso de órganos pélvicos: ¿Debería operarme?
Qué esperar después de la cirugía

Qué esperar después de la cirugía

Normalmente se utiliza anestesia general para reparar un rectocele o un enterocele. Es posible que permanezca en el hospital 1 o 2 días. La mayoría de las mujeres pueden regresar a sus actividades normales al cabo de 6 semanas, aproximadamente. Evite las actividades intensas durante las primeras 6 semanas. Y aumente su nivel de actividad gradualmente.

Se recupera la función intestinal normal al cabo de 2 a 4 semanas. Es importante evitar el estreñimiento durante este tiempo. Su médico le dará instrucciones especiales para el cuidado intestinal. Pero es importante incluir fuentes de fibra y cantidades adecuadas de líquido en su alimentación. Trate de beber entre 6 y 8 vasos de agua al día.

La mayoría de las mujeres pueden volver a tener relaciones sexuales en unas 6 semanas.

Por qué se hace

Por qué se hace

La reparación quirúrgica de rectoceles y enteroceles se utiliza para controlar síntomas como el movimiento intestinal que empuja contra la pared vaginal, el dolor en la parte baja de la espalda (lumbalgia) y el dolor durante el coito. Un enterocele puede no causar síntomas hasta que sea tan grande que sobresalga hasta el punto central de la cavidad vaginal.

Los rectoceles y los enteroceles suelen producirse junto con otro prolapso de órganos pélvicos, así que informe a su médico acerca de otros síntomas que tenga. Si su médico detecta un prolapso de vejiga (cistocele), un prolapso de uretra (uretrocele) o un prolapso uterino durante un examen pélvico, también se puede corregir ese problema durante la cirugía.

Eficacia

Eficacia

No se sabe mucho acerca de la eficacia de la cirugía con el tiempo. Es más probable que la cirugía tenga éxito si la mujer puede evitar el estreñimiento, no pasa por un embarazo y parto, y no tiene ningún otro prolapso de órganos pélvicos. nota 1

Riesgos

Riesgos

Los riesgos de la reparación del rectocele y el enterocele son poco comunes, pero incluyen:

  • Retención urinaria.
  • Lesión en la vejiga.
  • Lesión en el intestino o en el recto.
  • Infección.
  • Dolor durante el coito.
  • Formación de una conexión o una abertura anormales entre dos órganos (fístula).
Para pensar

Para pensar

El prolapso de órganos pélvicos está estrechamente ligado al trabajo de parto y al parto vaginal. Por lo tanto, tal vez desee retrasar la reparación quirúrgica de un rectocele o un enterocele hasta que haya terminado de tener hijos.

La reparación quirúrgica puede aliviar algunos de los problemas causados por un rectocele o enterocele, pero no todos.

  • Si tiene dolor pélvico, dolor en la parte baja de la espalda (lumbalgia) o dolor durante el coito antes de la cirugía, es posible que el dolor aún ocurra después de ella.
  • Los síntomas de estreñimiento pueden recurrir después de la cirugía.
  • La tasa de éxito es menor si usted ha tenido una cirugía pélvica o radioterapia pélvica previas.

Usted puede controlar muchas de las actividades que contribuyeron a su rectocele o su enterocele o que lo empeoraron. Después de la cirugía:

  • Evite fumar.
  • Manténgase en un peso saludable para su estatura.
  • Evite el estreñimiento.
  • Evite las actividades que añadan tensión a los músculos pélvicos inferiores, como levantar objetos pesados o pasar largos períodos de tiempo de pie.
Referencias

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Tarnay CM (2007). Pelvic organ prolapse. In AH DeCherney et al., eds., Current Diagnosis and Treatment Obstetrics and Gynecology, 10th ed., pp. 720–734. New York: McGraw-Hill Medical.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Encontrar un formulario Encontrar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el glosario de Cigna Contactar a Cigna

Audiencias

Individuos y Familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores de cuidado de la salud

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Health Care Provider portal Cigna for Employers Client Resource Portal Cigna for Brokers

Información de la compañía Cigna

Acerca de Cigna Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Información legal Divulgaciones de productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación [PDF] Asistencia idiomática [PDF] Reportar un fraude Mapa del sitio

Divulgaciones

Los planes de seguro médico y dentales, tanto individuales como familiares, están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc. y Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. El seguro de salud de grupo y los planes de beneficios de salud están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliados (consulta la lista de entidades legales que aseguran o administran HMO grupal, HMO dental y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las políticas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría ser un sitio web externo a Cigna. Es posible que Cigna no controle el contenido ni los enlaces de los sitios web externos a Cigna. Información detallada