Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs. Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna
Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Reparación del prolapso de la pared vaginal (prolapso de la cúpula vaginal)

Reparación del prolapso de la pared vaginal (prolapso de la cúpula vaginal)

Generalidades de la cirugía

El prolapso de la cúpula vaginal se produce cuando la parte alta de la vagina pierde su forma normal y desciende o cae en el interior de la vagina o fuera de ella. Puede ocurrir sola o acompañada de prolapso de vejiga (cistocele), uretra (uretrocele), recto (rectocele) o intestino delgado (enterocele). El prolapso de la cúpula vaginal suele ser causado por debilidad de los tejidos y músculos de la pelvis y la vagina.

Los síntomas del prolapso de la cúpula vaginal incluyen:

  • Pesadez pélvica.
  • Dolor de espalda.
  • Una masa que sobresale en el interior de la vagina o fuera de ella y que puede hacer que sea difícil ponerse de pie y caminar.
  • Liberación involuntaria de orina (incontinencia).
  • Sangrado vaginal.

Durante la cirugía, la parte alta de la vagina se conecta a la pared de la parte baja del abdomen, a la columna vertebral en la parte baja (lumbar) de la espalda o a los ligamentos de la pelvis. El prolapso de la cúpula vaginal normalmente se repara por la vagina o por medio de una incisión abdominal y puede implicar el uso de sus propios tejidos o de material artificial.

  • Prolapso de órganos pélvicos: ¿Debería operarme?
Qué esperar después de la cirugía

Qué esperar después de la cirugía

Se suele utilizar anestesia general para reparar el prolapso de la cúpula vaginal. Es posible que permanezca 1 o 2 días en el hospital. Es probable que pueda volver a sus actividades normales en aproximadamente 6 semanas. Evite las actividades intensas durante las primeras 6 semanas. Y aumente su nivel de actividad gradualmente.

La mayoría de las mujeres pueden volver a tener relaciones sexuales en unas 6 semanas.

Por qué se hace

Por qué se hace

La reparación de un prolapso de la cúpula vaginal se realiza para controlar síntomas como la caída o el descenso de la parte alta de la vagina en el interior de la cavidad vaginal, la incontinencia urinaria y el dolor durante el coito.

El prolapso de la cúpula vaginal a menudo ocurre con otro prolapso de órganos pélvicos. Así que dígale a su médico acerca de otros síntomas que pueda estar teniendo. Si su médico detecta un prolapso de otros órganos pélvicos durante un examen pélvico, también se puede corregir ese problema durante la cirugía.

Su médico puede hacer un examen mientras usted tiene un pesario en la vagina. Este examen ayudará al médico a determinar si la incontinencia urinaria pudiera ser un problema después de la cirugía. Si el examen muestra que la incontinencia urinaria va a ser un problema, se puede realizar otra operación al mismo tiempo para corregir el problema.

Eficacia

Eficacia

Hay muchas maneras quirúrgicas de reparar un prolapso de la cúpula vaginal. El tipo de cirugía que le hagan dependerá del médico que la haga, del lugar en que se realice y de su estado de salud particular. Los expertos discrepan acerca de qué cirugía ofrece los mejores resultados a las pacientes. nota 1

Riesgos

Riesgos

Las complicaciones de una cirugía para el prolapso de la cúpula vaginal son poco comunes pero incluyen:

  • Sangrado.
  • Dolor leve en las nalgas durante 1 o 2 meses después de la cirugía.
  • Incontinencia urinaria.
  • Retención urinaria.
  • Infección.
  • Formación de una abertura o conexión anormal entre órganos o partes del cuerpo (fístula).
Para pensar

Para pensar

La reparación quirúrgica puede aliviar algunos de los problemas causados por un prolapso de la cúpula vaginal, aunque no todos ellos. Si tiene dolor pélvico, dolor en la parte baja de la espalda (lumbalgia) o dolor durante el coito antes de la cirugía, es posible que el dolor aún ocurra después de ella. Los síntomas de retención urinaria pueden regresar o empeorar después de la cirugía.

Usted puede controlar muchas de las actividades que tal vez hayan contribuido a su prolapso de la cúpula vaginal o que lo hayan empeorado. Después de la cirugía:

  • Evite fumar.
  • Manténgase en un peso saludable para su estatura.
  • Evite el estreñimiento.
  • Evite las actividades que añadan tensión a los músculos pélvicos inferiores, como levantar objetos pesados o pasar largos períodos de tiempo de pie.
Referencias

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Lentz GM (2012). Anatomic defects of the abdominal wall and pelvic floor. In GM Lentz et al., eds., Comprehensive Gynecology, 6th ed., pp. 453–474. Philadelphia: Mosby Elsevier.

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

<cipublic-spinner variant="large"><span>Loading…</span></cipublic-spinner>

Page Footer

Quiero...

Obtener una tarjeta ID Presentar un reclamo Ver mis reclamos y EOB Verificar la cobertura de mi plan Ver la lista de medicamentos con receta Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red Encontrar un formulario Encontrar información del formulario de impuestos 1095-B Ver el glosario de Cigna Contactar a Cigna

Audiencias

Individuos y Familias Medicare Empleadores Agentes Proveedores de cuidado de la salud

Sitios seguros para miembros

Portal myCigna para miembros Health Care Provider portal Cigna for Employers Client Resource Portal Cigna for Brokers

Información de la compañía Cigna

Acerca de Cigna Perfil de la compañía Empleos Sala de prensa Inversionistas Distribuidores Administradores externos Internacional Evernorth

 Cigna. Todos los derechos reservados.

Privacidad Información legal Divulgaciones de productos Nombres de la compañía Cigna Derechos de los clientes Accesibilidad Aviso sobre no discriminación [PDF] Asistencia idiomática [PDF] Reportar un fraude Mapa del sitio

Divulgaciones

Los planes de seguro médico y dentales, tanto individuales como familiares, están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc. y Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. El seguro de salud de grupo y los planes de beneficios de salud están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliados (consulta la lista de entidades legales que aseguran o administran HMO grupal, HMO dental y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o pólizas de seguro para lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de Cigna Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT), (ii) Life Insurance Company of North America (“LINA”) (Philadelphia, PA) o (iii) New York Life Group Insurance Company of NY (“NYLGICNY”) (New York, NY), anteriormente llamada Cigna Life Insurance Company of New York. El nombre Cigna, logotipo y otras marcas de Cigna son propiedad de Cigna Intellectual Property, Inc. LINA y NYLGICNY no son afiliadas de Cigna.

Todas las políticas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, costos y detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna. Este sitio web no está dirigido a los residentes de New Mexico.

Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría ser un sitio web externo a Cigna. Es posible que Cigna no controle el contenido ni los enlaces de los sitios web externos a Cigna. Información detallada