Síntomas y tratamiento de la artritis

Artículo | Octubre de 2019

Síntomas y tratamiento de la artritis

El dolor articular, o artritis, afecta a millones de personas. Conoce las causas de la artritis, y también sus síntomas y el tratamiento.

La artritis es la principal causa de discapacidad entre los adultos en los EE. UU., no es una sola enfermedad. Es una manera informal de llamar al dolor o la enfermedad de las articulaciones. Según cálculos moderados, unos 54 millones de adultos tienen artritis diagnosticada por un médico, y es más común en las mujeres (26 por ciento) que en los hombres (18 por ciento).

El riesgo de artritis aumenta con la edad: más de un tercio de los adultos que tienen artritis en los EE. UU. tienen 65 años de edad o más.

Hay más de 100 tipos diferentes de artritis y condiciones relacionadas.

Tipos de artritis comunes

  • Osteoartritis (o degenerativa): asociada con el desgaste de los cartílagos, lo que genera que cuando se mueve la articulación, los huesos se rocen.
  • Reumatoide (o inflamatoria): el sistema inmunológico ataca las articulaciones con una inflamación descontrolada
  • Infecciosa: una bacteria o un virus entra a la articulación y causa inflamación
  • Lupus: el sistema inmunológico ataca los tejidos y los órganos
  • Fibromialgia: dolor en los músculos y los tejidos blandos
  • Gota: la acumulación de ácido úrico causa un dolor intenso

Causas de la artritis

Una combinación de antecedentes familiares y actividad física puede dar lugar a diferentes formas de artritis.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Sobrepeso u obesidad
  • Tener antecedentes de infecciones graves o lesiones en las articulaciones
  • Tener un trabajo que requiera hacer movimientos repetitivos

Síntomas de la artritis

La artritis causa dolor, rigidez y/o hinchazón en las articulaciones. Estos síntomas pueden ser leves y continuos o intensos y repentinos. La artritis también puede causar otros problemas que no parecen relacionados, como fatiga o una erupción.

Diagnóstico y exámenes de detección de la artritis

Diagnosticar la artritis es difícil, debido a la cantidad de tipos diferentes y de posibles síntomas. Si tienes síntomas de dolor en las articulaciones, debes consultar con un médico para que te evalúe. Tu Proveedor de cuidado primario (PCP) te examinará para ver si tienes alguna de las formas más comunes de artritis, y podría referirte a un reumatólogo o a un ortopedista.

Un reumatólogo es un especialista en artritis, y hará una evaluación completa de tus articulaciones. Un ortopedista es un especialista en articulaciones, y evaluará las causas físicas o mecánicas del dolor de tus articulaciones para determinar si necesitas cirugía, como un reemplazo de rodilla o de cadera.

También es posible que te hagan algunas pruebas. Las radiografías son el método más frecuente para ver las articulaciones. Tus médicos también podrían usar ultrasonido o resonancia magnética, que pueden identificar problemas estructurales, pérdida de cartílago, roturas en el tejido blando o fragmentación de huesos. Quizás necesites también un análisis de sangre para evaluar los niveles de inflamación, la presencia de anticuerpos para combatir infecciones y cómo están funcionando tu hígado y los riñones.

Tratamiento para la artritis

Tu médico probablemente te recomiende algunas cosas que puedes hacer en casa, como usar calor y frío para aliviar el dolor, descansar la articulación con regularidad y protegerla de los esfuerzos y el uso excesivo.

La artritis no se puede curar, pero la detección y el tratamiento tempranos pueden ayudar a mejorar tu calidad de vida.

Puedes retrasar los efectos más dañinos del dolor articular si:

  • Mantienes un peso saludable
  • Sigues un plan de ejercicio diario moderado
  • Evitas actividades que puedan causar lesiones
  • Evitas el uso excesivo y repetitivo de las articulaciones

Las opciones de tratamiento para la artritis también varían dependiendo del tipo de artritis que tengas. La mayoría de las opciones de tratamiento se centran en controlar el dolor y minimizar el daño articular.

Quizás necesites:

  • Medicamentos
  • Terapia física u ocupacional
  • Soportes, férulas y otro tipo de protectores para las articulaciones
  • Perder peso
  • Cuidados alternativos, como la acupuntura
  • Cirugía

Más información sobre la artritis

Si quieres ver más datos sobre la artritis, consulta el sitio web de la Arthritis Foundation (en inglés).

Women rubbing hands