Glaucoma: tipos, síntomas y tratamientos

Artículo | Octubre de 2019

Glaucoma: tipos, síntomas y tratamientos

Conoce sobre esta enfermedad de los ojos y quiénes tienen más riesgo.

El glaucoma es una enfermedad de los ojos que daña el nervio óptico y puede causar, gradualmente, la ceguera. El nervio óptico es como un cable eléctrico que lleva información del ojo al cerebro. Si se daña el nervio, puedes perder la visión. El glaucoma es una de las causas más frecuentes de ceguera en el mundo.

El glaucoma puede ocurrir a cualquier edad, pero afecta con más frecuencia a las personas de mediana edad y a los adultos mayores.

¿Cuáles son los principales tipos de glaucoma?

Existen 2 tipos principales de glaucoma:

  • El glaucoma de ángulo abierto (OAG, por sus siglas en inglés) es la forma más común en los EE. UU. y en Canadá. Por lo general, afecta a ambos ojos al mismo tiempo. Aunque hace que la visión empeore gradualmente, sucede tan lentamente que es posible que no lo notes en las etapas iniciales.
  • El glaucoma de ángulo cerrado (CAG, por sus siglas en inglés) puede ocurrir repentinamente y ser una emergencia médica. Por lo general, afecta 1 ojo a la vez.

¿Qué causa el glaucoma?

Se desconoce la causa exacta del glaucoma. En algunos casos, el aumento de la presión en el ojo (presión intraocular) causa daños en el nervio, pero algunas personas con glaucoma tienen presión ocular normal.

Tu riesgo de glaucoma aumenta si:

  • Tienes más de 40 años, porque las probabilidades de desarrollar glaucoma aumentan con la edad
  • Tienes antecedentes familiares de glaucoma
  • Tienes presión ocular alta
  • Eres afroamericano, asiático oriental o hispano
  • Tienes hipermetropía
  • Has tenido una lesión ocular o cirugía ocular
  • Tienes diabetes
  • Tienes presión ocular alta (hipertensión)
  • Has usado corticosteroides durante mucho tiempo

¿Cuáles son los síntomas del glaucoma?

Al principio, las personas con glaucoma pierden la visión lateral (periférica). Pero si la enfermedad no se trata, la pérdida de visión puede empeorar. Esto puede llevar a la ceguera total.

Si tienes glaucoma de ángulo abierto (OAG), el único síntoma que podrías notar es la pérdida de visión. Y es posible que no lo notes hasta que sea grave.

Los síntomas del glaucoma de ángulo cerrado (CAG) pueden ser leves, como visión temporalmente borrosa. Los signos graves de CAG incluyen episodios más prolongados de visión borrosa o dolor en los ojos o a su alrededor. Podrías ver halos de colores alrededor de las luces, tener los ojos enrojecidos o malestar estomacal.

¿Cómo se diagnostica el glaucoma?

El glaucoma se puede diagnosticar con exámenes completos de la vista que hace un oftalmólogo. Tu proveedor de cuidado primario puede recomendarte que consultes con un oftalmólogo para detectar el glaucoma. 

¿Cuál es el tratamiento del glaucoma?

El tratamiento del glaucoma puede incluir gotas para los ojos, medicamentos, cirugía o una combinación de estas técnicas. Aunque no existe una cura para el glaucoma, la buena noticia es que se puede controlar si se detecta a tiempo y, con tratamiento, la mayoría de las personas con glaucoma no pierden la visión.

Más información

Obtén más información visitando el sitio web de Glaucoma Foundation (en inglés). 

Man at the eye doctor getting eyes checked