Actividad aeróbica intensa

Actividad aeróbica intensa

Actividad aeróbica intensa

El acondicionamiento aeróbico significa hacer que el cuerpo aproveche mejor el oxígeno, lo cual depende del estado del corazón, de los pulmones y de los músculos. Los expertos tienden a describir la actividad aeróbica de tres maneras: suave, moderada e intensa.

Cuando las personas hacen actividades intensas, respiran más rápido y tienen latidos cardíacos mucho más rápidos que en reposo. Para obtener los beneficios de la actividad intensa, una persona puede:

  • Trotar o correr.
  • Montar rápido en bicicleta (al menos 12 millas por hora [mph]).
  • Hacer senderismo.
  • Jugar al fútbol.
  • Hacer esquí de fondo.
  • Nadar en forma moderada a intensa.
  • Jugar un partido de básquetbol o vóleibol.
  • Llevar cargas pesadas, como ladrillos.

La meta del acondicionamiento aeróbico es aumentar la cantidad de oxígeno que llega al corazón y a los músculos, lo que les permite funcionar más tiempo. Cualquier actividad, incluidas muchas clases de actividades cotidianas, que aumente la frecuencia cardíaca y la mantenga durante un período extendido puede mejorar la capacidad aeróbica. Si las actividades se hacen en forma regular y duran lo suficiente, pueden ayudar a mejorar el estado físico.

Los expertos recomiendan que los adultos traten de hacer actividad intensa durante al menos 1¼ horas a la semana. O pueden hacer actividad moderada durante al menos 2½ horas a la semana. Las personas pueden optar por hacer uno o ambos tipos de actividad. Y está bien hacer actividad durante períodos de tiempo más breves a lo largo del día y la semana de modo que se acumule hasta alcanzar las metas recomendadas. Incluso los niños de edad preescolar se benefician de hacer actividad. Lo mejor es que los adolescentes y los niños (a partir de los 6 años de edad) hagan actividad de moderada a intensa durante al menos 1 hora todos los días.

Siempre es una buena idea hablar con su médico antes de empezar un programa de ejercicio.