The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Articulación

Articulación

Articulación

Una articulación es el punto en el que dos huesos están conectados. Muchas articulaciones proporcionan soporte y estabilidad y permiten el movimiento, aunque algunas, como las de la pelvis, no pueden moverse.

Las articulaciones contienen huesos, cartílago y un revestimiento llamado membrana sinovial, que produce un líquido lubricante. La mayoría de las articulaciones se mantienen unidas por músculos, tendones y ligamentos y con frecuencia son amortiguadas por sacos llenos de líquido llamados bolsas articulares.

Hay varios tipos de articulaciones, incluyendo:

  • Articulaciones en forma de bisagra (gínglimo), tales como los codos y las rodillas.
  • Articulaciones en forma de bola y receptáculo (enartrosis), como las caderas y los hombros.
  • Articulaciones en forma de pivote (trocoide), que permiten la rotación. Por ejemplo, las articulaciones en el cuello permiten que la cabeza gire de lado a lado.
  • Articulaciones condiloideas, tales como la muñeca, que permiten el movimiento en muchas direcciones diferentes.