Drogas ilegales

Las drogas ilegales son aquellas que no son recetadas por un médico ni adquiridas en una farmacia. A veces se llaman "drogas de la calle".

Algunos ejemplos de drogas ilegales incluyen heroína (un opioide); cocaína (un estimulante); LSD, mescalina, PCP, metanfetamina y psilocibina (alucinógenos); marihuana y hachís (cáñamo); y gamma-hidroxibutirato (GHB). Aunque el GHB es legal en Europa para usos anestésicos y en los Estados Unidos para ensayos clínicos aprobados por las autoridades para tratar la narcolepsia, por lo demás ha sido ilegal en los Estados Unidos desde 1990.

Los efectos de las drogas ilegales pueden ser impredecibles porque:

  • La mayoría de las drogas son muy adictivas.
  • Las personas responden de manera diferente a las mismas drogas.
  • La concentración o la potencia de la droga puede ser indeterminada.
  • Pueden contener sustancias desconocidas o no previstas. No hay control de calidad para las drogas de la calle como el requerido para las drogas recetadas.
  • Pueden interactuar con otras drogas o alcohol de maneras impredecibles.
  • Aunque pueden parecerse a medicamentos recetados, pueden ser imitaciones que contienen sustancias químicas peligrosas.

Revisado: 9 octubre, 2017

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia & Adam Husney, MD - Medicina familiar & Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar & Kathleen Romito, MD - Medicina familiar & Christine R. Maldonado, PhD - Salud de la Conducta & Michael F. Bierer, MD - Medicina interna