Analgésicos opioides para la lumbalgia

Saltar a la barra de navegación

Ejemplos

Nombre genérico Nombre de marca
hidrocodona Norco, Vicodin
hidromorfona Dilaudid, Exalgo
morfina Astramorph
oxicodona OxyContin, Percocet
tramadol Ryzolt, Ultram

Los opioides también se llaman opiáceos o narcóticos.

Los opioides a veces se combinan con otros medicamentos. Por ejemplo, Percocet es oxicodona combinada con acetaminofén.

Cómo funciona

Los analgésicos opioides inhiben su percepción del dolor y calman su respuesta emocional al dolor. Estos medicamentos reducen no solo la cantidad de señales de dolor enviadas por el sistema nervioso sino también la reacción del cerebro a esas señales de dolor.

Por qué se usa

Los opioides suelen reservarse para el tratamiento del dolor intenso a corto plazo (agudo) en la espalda o la pierna que no ha respondido a otros medicamentos. Dado que los opioides son potencialmente adictivos, suelen recetarse solamente por entre 1 y 2 semanas.

A veces, los opioides se utilizan para las personas que no pueden tomar analgésicos como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) porque tienen afecciones tales como problemas del corazón, de los riñones o del hígado. O los opioides pueden usarse para personas que toman otros medicamentos que no debieran combinarse con analgésicos.

Eficacia

No hay evidencia clara de que los opioides ayuden con la lumbalgia, ya sea aguda o crónica, más que otros tratamientos. nota 1 Parecen ayudar a algunas personas, pero a veces la cantidad de medicamento que usted necesita para el alivio causa efectos secundarios que dificultan el funcionamiento diario. Se necesitan más estudios.

Los analgésicos opioides para el dolor crónico en la parte baja de la espalda solo deberían ser administrados por profesionales de salud con experiencia en el manejo del dolor crónico.

Efectos secundarios

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Sin embargo, muchas personas no notan los efectos secundarios o pueden manejarlos. Pregúntele a su farmacéutico sobre los efectos secundarios de cada medicamento que toma. También se enumeran los efectos secundarios en la información que viene con su medicamento.

A continuación se incluyen algunos aspectos importantes para tener en cuenta:

  • Por lo general, los beneficios del medicamento son más importantes que cualquier efecto secundario menor.
  • Es posible que los efectos secundarios desaparezcan después de que tome el medicamento durante un tiempo.
  • Si los efectos secundarios continúan causándole molestias y usted se pregunta si debería seguir tomando el medicamento, llame a su médico. Es posible que su médico pueda reducir su dosis o cambiar su medicamento. No deje de tomar su medicamento repentinamente a menos que su médico se lo indique.

Llame al 911 o a otros servicios de emergencia inmediatamente si tiene:

  • Dificultad para respirar.
  • Hinchazón en la cara, los labios, la lengua o la garganta.
  • Señales de sobredosis, incluyendo:
    • Piel fría y pegajosa.
    • Confusión.
    • Nerviosismo o inquietud intensos.
    • Mareos, somnolencia o debilidad intensos.
    • Respiración lenta.
    • Convulsiones.

Llame a su médico si tiene:

  • Urticaria (ronchas).
  • Latidos cardíacos rápidos, lentos o irregulares.
  • Aumento de la sudoración.
  • Enrojecimiento o rubor en la cara.

Los efectos secundarios comunes de este medicamento incluyen:

  • Estreñimiento.
  • Mareos, aturdimiento o sensación de desmayo.
  • Somnolencia.
  • Náuseas o vómito.

Vea la Base de datos de medicamentos para obtener una lista completa de efectos secundarios. (La Base de datos de medicamentos no está disponible en todos los sistemas).

Para pensar

Los analgésicos opioides son medicamentos potentes. Pueden ayudarle a controlar el dolor si los usa de manera apropiada. Pero si los usa en forma indebida, pueden causarle daños graves e incluso la muerte. Por estas razones, es importante que los use exactamente como su médico se los haya recetado. Pero usted puede volverse adicto a los opioides. El riesgo es más alto si tiene antecedentes de consumo de sustancias. Su médico lo supervisará de cerca para detectar señales de consumo indebido y adicción y para determinar cuándo ya no necesita tomar opioides. Hable con su médico si le preocupa la adicción.

Pueden considerarse los opioides si otros medicamentos y tratamientos no han controlado el dolor o no son seguros para usted. Para tomar esta decisión, usted y su médico pueden tener en cuenta:

La sequedad en la boca es común con estos medicamentos. Para ayudar con la sequedad en la boca, usted puede mascar chicle sin azúcar, chupar caramelos sin azúcar o derretir hielo en la boca. Si continúa teniendo problemas de sequedad en la boca después de un par de semanas, llame a su médico. La sequedad en la boca puede provocar caries y enfermedad de las encías.

Algunos de estos medicamentos contienen acetaminofén. Revise las etiquetas de todos los otros medicamentos de venta libre y recetados que usted tome. Muchos medicamentos contienen acetaminofén. No tome dos o más medicamentos que contengan acetaminofén a menos que el médico se lo haya indicado. Tomar demasiado acetaminofén puede ser perjudicial. Si tiene preguntas sobre esto, hable con su médico o farmacéutico.

Tomar medicamentos

Los medicamentos son una de las muchas herramientas con que cuenta su médico para tratar un problema de salud. Tomar medicamentos siguiendo las sugerencias de su médico mejorará su salud y podría prevenir problemas futuros. Si usted no toma sus medicamentos en forma adecuada, es posible que esté poniendo su salud (y quizás su vida) en riesgo.

Existen muchas razones por las que las personas tienen dificultades para tomar sus medicamentos. Pero en la mayoría de los casos, hay algo que usted puede hacer. Para obtener sugerencias acerca de cómo manejar los problemas comunes, vea el tema Cómo tomar los medicamentos tal como se los recetaron .

Consejos para mujeres

Si está embarazada, amamantando o planeando quedar embarazada, no use ningún medicamento a menos que su médico se lo indique. Algunos medicamentos pueden hacerle daño a su bebé. Esto incluye medicamentos tanto recetados como de venta libre, vitaminas, hierbas y suplementos. Y asegúrese de que todos sus médicos sepan que está embarazada, amamantando o planeando quedar embarazada.

Controles

La atención de seguimiento es una parte clave de su tratamiento y seguridad. Asegúrese de hacer y acudir a todas las citas, y llame a su médico si está teniendo problemas. También es una buena idea saber los resultados de sus exámenes y mantener una lista de los medicamentos que toma.

Complete el formulario de información sobre nuevos medicamentos (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este medicamento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Chou R (2010). Low back pain (chronic), search date April 2009. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado1 junio, 2017