Pericarditis

La pericarditis es la inflamación del saco que rodea y protege el corazón (pericardio). La pericarditis puede causar una acumulación anormal de líquido entre el pericardio y el corazón (derrame pericárdico).

La pericarditis suele mejorar sin causar ningún daño al corazón. Pero si la pericarditis hace que se acumule rápidamente una cantidad excesiva de líquido, la presión sobre el corazón aumenta (taponamiento cardíaco) y el corazón puede fallar.

La causa más común de la pericarditis es una infección viral. Otras causas incluyen infección bacteriana, ataque cardíaco o lesión en el pecho.

Los síntomas de la pericarditis incluyen:

  • Dolor intenso y repentino en el centro o en el lado izquierdo del pecho que puede extenderse al cuello, la espalda, los hombros o los brazos. Respirar hondo, moverse o acostarse a menudo hace que el dolor empeore. Sentarse erguido e inclinarse hacia adelante podría aliviar el dolor.
  • Fiebre leve.
  • Una sensación general de debilidad o fatiga.

El tratamiento para la pericarditis puede incluir medicamentos para reducir la inflamación y aliviar el dolor y antibióticos si la causa es una infección bacteriana. Si se ha acumulado líquido, este puede drenarse.

Revisado: 6 diciembre, 2017

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Adam Husney, MD - Medicina familiar & Rakesh K. Pai, MD - Cardiología, Electrofisiologia & Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar & Stephen Fort, MD, MRCP, FRCPC - Intervencionista cardíaco