Poder notarial médico

Poder notarial médico

Poder notarial médico

Un poder notarial médico, también llamado poder notarial permanente para asuntos médicos, es un documento legal. En él, usted le otorga a otra persona la autoridad de tomar decisiones médicas en su nombre en el caso de que usted pierda la capacidad para hacerlo. La persona que elija es su representante de atención médica (o agente de atención médica o apoderado para asuntos médicos). Su representante debe comprender y respetar sus deseos acerca del tratamiento médico.

Al redactar un poder notarial médico, usted debe indicar cómo desea que se tomen las decisiones. Un poder notarial médico también puede dar a su representante de atención médica la autoridad para tomar otros tipos de decisiones, incluidas las decisiones financieras.

Una persona debe estar en uso de sus facultades mentales para redactar este documento. Por este motivo, si usted tiene un trastorno cerebral progresivo (como la enfermedad de Alzheimer), piense en preparar este documento lo antes posible. Esto ayudará a evitar dificultades posteriores a medida que se deteriora su capacidad de razonamiento.

Asegúrese de guardar el documento en un lugar seguro pero que a la vez sea fácil tener acceso al mismo. Entregue copias a su médico, representante de atención médica, abogado y seres queridos.

Un poder notarial médico podría llamarse de otra manera en su estado.