Análisis de cálculos renales

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la prueba

El análisis de cálculos renales es una prueba que se hace a un cálculo renal para ver qué sustancias químicas contiene. La prueba se hace a un cálculo renal que se ha expulsado en la orina o que se ha extraído de las vías urinarias durante una cirugía. El análisis químico de un cálculo renal muestra el tipo de cálculo que es, lo cual puede orientar el tratamiento y proporcionar información que pueda prevenir la formación de más cálculos. Las personas que han tenido un cálculo renal tienen una mayor probabilidad de tener otro, por lo que las medidas de prevención son importantes.

Un cálculo renal se forma en el riñón a partir de sustancias que normalmente se eliminarían del cuerpo en la orina. Cuando hay grandes cantidades de estas sustancias, estas se separan de la orina y forman cálculos renales.

Un cálculo renal puede ser tan pequeño como un grano de arena o tan grande como una pelota de golf. A veces, un cálculo puede salir del riñón y desplazarse por un uréter a la vejiga . Desde la vejiga, el cálculo pasa a través de la uretra y sale del cuerpo en la orina. El paso de un cálculo renal a través de un uréter o de la uretra puede ser indoloro o puede causar dolor agudo. Un cálculo renal puede causar otros síntomas, como sangre en la orina (hematuria), dolor al orinar o una fuerte necesidad de orinar.

Por qué se hace

El análisis de cálculos renales se hace para:

  • Determinar la composición química de un cálculo renal.
  • Orientar el tratamiento de un cálculo renal.
  • Proporcionar información acerca de cómo prevenir la formación de más cálculos renales.

Cómo prepararse

Si piensa que puede tener un cálculo renal, hable con su médico. Es posible que le pida que recolecte el cálculo al filtrar su orina con un filtro de malla fina o a través de una gasa fina. Su médico le puede dar un filtro para cálculos renales, o usted puede comprar uno en una farmacia. Filtrar la primera muestra de orina de la mañana es importante, ya que un cálculo podría pasar a la vejiga durante la noche.

Busque cuidadosamente en el filtro un cálculo renal. Puede ser parecido a un grano de arena o a un pequeño fragmento de grava. Debe mantener seco cualquier cálculo que encuentre; no lo ponga en líquido ni orina. Póngalo en un recipiente con tapa o en una bolsa de plástico. Llévelo al consultorio del médico o al laboratorio para analizarlo. No ponga cinta adhesiva en el cálculo renal, ya que esto puede cambiar los resultados del análisis.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, el modo en que se realizará o los significados de los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?) .

Cómo se hace

El cálculo renal que lleve al laboratorio será limpiado de sangre o tejido y, luego, será examinado para encontrar las sustancias químicas de que está compuesto.

Qué se siente

La forma más común de recoger un cálculo renal para esta prueba es expulsándolo en la orina. Expulsar un cálculo puede no causar dolor o puede ser muy doloroso. El dolor puede comenzar súbitamente y puede aparecer y desaparecer. Un cálculo del tamaño de un grano de arena puede ser expulsado con poco dolor. Un cálculo más grande puede causar mucho dolor en la parte baja de la espalda, en la ingle o en los genitales a medida que se desplaza por los uréteres o por la uretra.

Un cálculo pequeño se puede eliminar sin tratamiento médico. Un cálculo grande puede requerir cirugía u otro tipo de procedimiento para extraerlo.

Riesgos

No hay probabilidades de tener problemas por el análisis de cálculos renales. Sin embargo, un cálculo renal puede:

  • Contener bacterias que pueden causar una infección urinaria (UTI, por sus siglas en inglés).
  • Dañar el riñón, especialmente si el cálculo es coraliforme (estruvita).
  • Bloquear las vías urinarias. Esto puede ocurrir mientras el cálculo pasa por las vías urinarias.

Resultados

El análisis de cálculos renales es una prueba que se hace a un cálculo renal para ver qué sustancias químicas contiene.

Conocer el tipo de cálculo renal ayuda a orientar la mejor elección de tratamiento. Su médico hablará con usted acerca del tratamiento y de las medidas de prevención.

  • Alrededor del 80% de los cálculos renales son de oxalato de calcio, de fosfato de calcio o de una combinación de ambos. nota 1
  • Alrededor del 10% al 15% de los cálculos renales son de fosfato amónico magnésico (estruvita). nota 1
  • Alrededor del 5% al 10% de los cálculos renales son de ácido úrico. nota 1
  • Menos del 1% de los cálculos renales son de una sustancia química llamada cistina. nota 1

Qué afecta esta prueba

Poner cinta adhesiva en un cálculo renal para mantenerlo seguro de camino al laboratorio puede causar problemas con los resultados de la prueba.

Para pensar

Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Parmar MS (2004). Kidney stones. BMJ, 328(7453): 1420-1424.

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.
  • Smith-Bindman R, et al. (2014). Ultrasonography versus computer tomography for suspected nephrolithiasis. New England Journal of Medicine, 371(12): 1100-1110. DOI: 10.1056/NEJMoa1404446. Accessed November 17, 2014.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Christopher G. Wood, MD, FACS - Urología, Oncología

Revisado3 mayo, 2017