Aspiración y biopsia de médula ósea

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la prueba

Una biopsia de médula ósea extrae una pequeña cantidad de hueso y una pequeña cantidad de líquido y células del interior del hueso ( médula ósea ). Una aspiración de médula ósea extrae únicamente la médula ósea. Estas pruebas se realizan a menudo para encontrar la razón de muchos trastornos sanguíneos, y pueden utilizarse para averiguar si el cáncer o la infección se han extendido a la médula ósea.

  • La aspiración de la médula ósea extrae una pequeña cantidad de líquido y células de la médula ósea a través de una aguja que se inserta en el hueso. El líquido y las células de la médula ósea se examinan para detectar problemas con cualquiera de los glóbulos que se producen en la médula ósea. Las células pueden analizarse para detectar problemas de cromosomas. También pueden realizarse cultivos para detectar infecciones.
  • La biopsia de médula ósea extirpa hueso con la médula adentro para examinarlo con un microscopio. Por lo general, se hace primero la aspiración (sacar líquido), y luego se hace la biopsia.

También puede realizarse una aspiración de médula ósea para recolectar médula ósea para procedimientos médicos, tales como trasplante de células madre o análisis cromosómico . Para un trasplante de células madre, se realizará la aspiración de médula ósea en varios lugares del cuerpo (generalmente, de la parte posterior del hueso de la pelvis) para extraer suficientes células de médula ósea para que funcione el trasplante.

Por qué se hace

Se realiza una aspiración o una biopsia de médula ósea, o ambas, para:

  • Encontrar la causa de problemas con glóbulos rojos , glóbulos blancos o plaquetas en personas que tienen afecciones tales como trombocitopenia , anemia o un recuento anormal de glóbulos blancos.
  • Detectar trastornos de la sangre, tales como leucemia , ciertas anemias o problemas que afectan la médula ósea, tales como mieloma múltiple o policitemia vera .
  • Examinar si un cáncer conocido, como el linfoma de Hodgkin o el linfoma no hodgkiniano, se ha extendido a la médula ósea. Esto es parte de lo que se llama estadificación . Se hace para averiguar si el cáncer se ha extendido y cuánto lo ha hecho. Esto ayuda a planear el tratamiento contra el cáncer.
  • Encontrar infecciones o tumores que pueden comenzar en la médula ósea o propagarse a ella. Si usted tiene una infección, puede usarse un cultivo y antibiograma de la muestra de médula ósea para averiguar qué antibióticos funcionarán mejor para tratar la infección.
  • Determinar el mejor tratamiento para un problema en la médula ósea. Una vez que ha comenzado el tratamiento, puede hacerse una aspiración y biopsia de médula ósea para ver si las células de leucemia han desaparecido, lo que significa que el tratamiento está funcionando.
  • Recolectar una muestra de médula ósea para procedimientos médicos, tales como un trasplante de células madre o un análisis cromosómico.

Cómo prepararse

Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento que dice que usted comprende los riesgos de la prueba y que acepta hacérsela.

Hable con su médico de cualquier preocupación que tenga sobre la necesidad de la aspiración o la biopsia, sus riesgos, cómo se hará o qué significarán los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de la biopsia, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?) .

Dígale a su médico si usted:

Tome las medidas necesarias para que alguien lo lleve a su hogar después de la biopsia, debido a que es posible que le den un medicamento ( sedante ) para ayudarle a relajarse.

Cómo se hace

Por lo general, una aspiración y biopsia de médula ósea la realiza un hematólogo , un oncólogo médico , un internista o un patólogo , o bien un técnico especialmente capacitado. Un técnico de laboratorio también puede ayudar a obtener la muestra. La biopsia podría realizarse en el consultorio de su médico o en un hospital.

Es posible que deba quitarse toda o casi toda la ropa, según la zona en la que se vaya a hacer la biopsia o la aspiración. De ser necesario, se le dará una bata para que la use durante la biopsia.

Durante la prueba

Pueden tomarse muestras de sangre de una vena en el brazo antes de la biopsia de médula ósea. En raras ocasiones, es posible que le administren un producto sanguíneo (factor de coagulación o plaquetas) en una vena ( IV ) en el brazo para prevenir el sangrado después de la biopsia.

A los adultos se les suele tomar una muestra de líquido de la médula ósea de la parte posterior del hueso de la pelvis. En raras ocasiones, se toma una muestra de líquido del esternón o de la parte frontal del hueso pélvico. A los bebés y a los niños pequeños pueden tomarles la muestra del frente del hueso de la parte inferior de la pierna, justo por debajo de la rodilla. Una biopsia de médula ósea solo se toma del hueso de la pelvis.

Es posible que le den un sedante para ayudarle a relajarse. Deberá recostarse de lado o boca abajo sobre el abdomen para la biopsia. Es importante que permanezca quieto en esa posición durante la biopsia.

Le limpiarán la piel sobre el sitio de la aspiración con una solución especial y utilizarán un medicamento ( anestesia local ) para adormecer la zona. Luego, se introducirá la aguja de aspiración a través de la piel y el hueso para alcanzar la médula ósea. Debe mantenerse muy quieto mientras se toma la muestra. A continuación, se extrae la aguja. Puede necesitarse más de una muestra, posiblemente de más de un lugar del cuerpo, como, por ejemplo, de ambos lados del hueso de la pelvis.

Una biopsia de médula ósea utiliza un instrumento especial que se enrosca dentro del hueso. Es normal sentir presión en el sitio y oír un crujido a medida que el instrumento se enrosca dentro del hueso.

Una vez que se han tomado las muestras, se aplica presión en el sitio para detener el sangrado. Se coloca una venda en el lugar.

Qué se siente

Este procedimiento puede ser doloroso, pero solo durante unos pocos segundos. Podría sentir un pinchazo agudo y ardor cuando se inyecte el anestésico para adormecer la piel del lugar de la aspiración o la biopsia. Usted podría oír un crujido y sentir presión y algo de dolor cuando la aguja se introduce en el hueso. Durante una aspiración, usted puede sentir un dolor de corta duración que se desplaza a lo largo de la pierna mientras se toma la muestra.

El sitio de la biopsia puede sentirse rígido o adolorido durante varios días después de la biopsia. También es posible que tenga un moretón en el sitio.

Riesgos

No es común que una aspiración o una biopsia de médula ósea causen problemas graves. Los problemas pueden incluir:

  • Sangrado del sitio de la biopsia. Las personas que tienen problemas de sangrado tienen una mayor probabilidad de que esto ocurra. Si tiene problemas de sangrado, se aplicará presión en el sitio de la biopsia durante al menos 10 minutos después de esta. En raras ocasiones, antes de la biopsia, le pueden administrar un producto sanguíneo (factor de coagulación o plaquetas) en una vena en el brazo para prevenir el sangrado después de la biopsia.
  • Una infección de la piel o del hueso ( osteomielitis ) en el sitio de la biopsia.
  • Una lesión en el corazón, en un pulmón o en un vaso sanguíneo grande, si se toma la muestra del esternón. Esta complicación es muy poco común. Las muestras no suelen tomarse del esternón, por lo que la mayoría de las personas no tiene que preocuparse acerca de este riesgo.

Después de la biopsia

Necesitará seguir recostado entre 30 y 60 minutos después de la biopsia, para que le examinen el sitio para detectar sangrado. Si recibió un sedante, necesitará que alguien lo lleve a casa después de la biopsia.

Es posible que sienta dolor durante varios días en el sitio de la biopsia. Puede colocarse compresas de hielo en el sitio y caminar como ayuda para sentirse mejor. Pregúntele a su médico si puede tomar analgésicos (medicamentos para el dolor), como acetaminofén (Tylenol). Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

Llame a su médico de inmediato si tiene:

  • Aumento de la sensibilidad, del dolor, del enrojecimiento o de la hinchazón en el sitio de la biopsia.
  • Fiebre.
  • Sangrado o secreción, como pus, del sitio de la biopsia. Si sangra, aplique presión en el sitio y llame a su médico.

Resultados

Una aspiración y biopsia de médula ósea extrae una pequeña cantidad de hueso y una pequeña cantidad de líquido y células del interior del hueso (médula ósea). Suele realizarse para encontrar la razón de muchos trastornos sanguíneos, y puede utilizarse para averiguar si el cáncer o la infección se han extendido a la médula ósea.

Los resultados de la biopsia suelen estar listos al cabo de entre 1 y 7 días. Pero puede llevar varias semanas obtener los resultados si se hacen pruebas genéticas en la muestra. Se pone el hueso en una solución que degrada el calcio antes de teñirlo. Por lo general, la muestra se trata con tintes especiales (tinciones) para ver más claramente cualquier cambio en los glóbulos.

Biopsia y aspiración de médula ósea
Normal:

La médula tiene cantidades normales de grasa, tejido conjuntivo y hierro. Hay cantidades normales tanto de células de médula ósea maduras, como inmaduras (en crecimiento).

No se observan señales de infección.

No se observan células cancerosas, como leucemia , linfoma o mieloma múltiple .

No se han extendido células cancerosas desde otros sitios con cáncer, como el cáncer de seno (mama) .

Anormal:

Las células en la médula ósea no tienen un aspecto normal.

Hay una cantidad excesiva o demasiado baja de células de médula ósea. El tejido óseo no tiene un aspecto normal.

Se observa demasiado hierro o muy poco hierro ( anemia por deficiencia de hierro ) en la médula ósea.

Se observan señales de infección en la médula ósea.

Se observan células cancerosas, como leucemia, linfoma o mieloma múltiple.

La médula ósea ha sido reemplazada por tejido cicatricial.

Encontrar médula ósea normal en un sitio no significa que todos los sitios en el cuerpo sean normales.

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda hacerse la prueba si no puede permanecer quieto durante el procedimiento.

Algunas veces no se recoge suficiente líquido de médula ósea en una aspiración de médula ósea. Esto se llama "punción seca". Si esto sucede, se suele hacer una biopsia para obtener tejido de médula ósea.

Para pensar

  • Si usted tiene una infección, puede hacerse un cultivo y antibiograma de la muestra de médula ósea. Si la infección está causada por una bacteria u hongo, el antibiograma mostrará qué antibióticos funcionarán mejor para tratar la infección.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Brian Leber, MDCM, FRCPC - Hematología

Revisado3 mayo, 2017