Generalidades de la prueba

Por lo general, la biopsia renal se hace introduciendo una aguja larga y delgada en el riñón a través de la espalda (flanco). Esto se conoce como biopsia renal percutánea. Se toma una muestra de tejido y se envía a un laboratorio. Se examina con un microscopio. La muestra puede ayudar al médico a determinar la salud del riñón y a detectar problemas.

Los riñones se encuentran a ambos lados de la columna vertebral, en la parte baja de la espalda. Ayudan al equilibrio corporal de líquidos, sales y minerales en la sangre. Los riñones también filtran productos de desecho de la sangre y producen la orina.

Se puede hacer una biopsia renal para detectar problemas renales. También se puede hacer después de que otras pruebas para detectar una enfermedad renal, como análisis de sangre y de orina, una ecografía o una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) , muestren un problema renal.

Por qué se hace

La biopsia renal se realiza para:

  • Detectar una enfermedad renal cuando hay sangre o proteína en la orina o cuando los riñones no están funcionando bien.
  • Examinar los problemas renales que se ven en una ecografía o en una tomografía computarizada.
  • Controlar una enfermedad renal y ver si el tratamiento está dando resultado.
  • Averiguar por qué no está funcionando bien un riñón trasplantado.
  • Averiguar más sobre un tumor que se encontró en el riñón.

Cómo prepararse

Dígale a su médico si usted:

  • Está tomando algún medicamento. Si está tomando aspirina, antiinflamatorios no esteroideos (AINE, como ibuprofeno o naproxeno) o medicamentos para prevenir los coágulos de sangre (como Coumadin, heparina o Plavix), su médico puede decirle que deje de tomar estos medicamentos durante varios días antes de la biopsia.
  • Es alérgico a algún medicamento, como los utilizados para adormecer la piel ( anestesia ).
  • Ha tenido problemas de sangrado.
  • Está o pudiera estar embarazada.

Siga al pie de la letra las instrucciones sobre cuándo dejar de comer y beber; de lo contrario, la prueba podría cancelarse. Si su médico le ha indicado que tome sus medicamentos el día de la prueba, hágalo con un solo sorbo de agua.

Tome las medidas necesarias para que alguien lo lleve a su hogar después de la biopsia, debido a que es posible que le den un medicamento ( sedante ) para ayudarle a relajarse.

Le harán análisis de sangre antes de la biopsia renal para ver si tiene algún problema de sangrado o trastornos de la coagulación. También le podrían hacer una ecografía o una tomografía computarizada de los riñones para mostrar el mejor lugar del riñón para introducir la aguja de biopsia.

Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento que dice que comprende los riesgos de la prueba y que accede a hacérsela.

Hable con su médico de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, cómo se hará o lo que significarán los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?) .

Cómo se hace

La biopsia renal es realizada por un urólogo , un nefrólogo o un radiólogo en una clínica o en un hospital. A menudo, la biopsia renal es realizada por un radiólogo, quien utiliza una ecografía, una fluoroscopia , una tomografía computarizada o un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) para guiar la aguja de biopsia.

Deberá quitarse toda o casi toda la ropa. Usará una bata. Es posible que, antes de la biopsia, le administren un sedante por vía intravenosa (IV) en una vena del brazo. El sedante lo ayudará a relajarse y a permanecer quieto durante la biopsia.

Durante la prueba

Se le pedirá que se acueste en una mesa de exploración. Le colocarán un saco de arena, una almohada firme o una toalla enrollada debajo del cuerpo para apoyar el abdomen. Es muy importante que siga las instrucciones del médico acerca de respirar, contener la respiración y permanecer inmóvil mientras le estén haciendo la biopsia.

Su médico le examinará la espalda y podría hacer una leve marca en la piel con un lápiz o con un instrumento en el sitio de la biopsia. La biopsia se puede realizar en el riñón derecho o en el izquierdo. Se limpiará el sitio con un jabón especial. Después, su médico le dará anestesia local para adormecer la zona donde le introducirá la aguja de biopsia.

El médico introducirá la aguja de biopsia a través de la piel mientras observa su riñón mediante ecografía u otra técnica de imágenes. Se le pedirá que contenga la respiración y permanezca muy quieto mientras le introducen la aguja en el riñón.

La aguja se retira después de haber tomado la muestra de tejido. Se aplica presión en el sitio de la biopsia durante varios minutos para detener el sangrado. Luego, se coloca una venda en el sitio. La biopsia dura entre 15 y 30 minutos.

Después de la prueba

Después de la biopsia, descansará en cama de 6 a 24 horas. Se le revisarán el pulso, la presión arterial y la temperatura a menudo después de la biopsia.

Si no surgen problemas, puede irse a casa. Para prevenir el sangrado en el sitio de la biopsia, se le pedirá que se acueste en una posición determinada durante las siguientes 12 a 24 horas. Puede continuar con su dieta normal. No tome aspirina ni medicamentos antiinflamatorios durante una semana después de la biopsia. Puede hacer sus actividades habituales, pero no realice actividades intensas, como levantar objetos pesados, correr con intensidad, montar en motocicleta, practicar deportes de contacto ni realizar otras actividades que pudieran sacudir o agitar el riñón, durante 2 semanas después de la biopsia.

Qué se siente

Es posible que sienta un breve pinchazo o pellizco cuando le apliquen la anestesia. Cuando le introduzcan la aguja de biopsia podría sentir un dolor agudo durante unos segundos.

Es normal sentir algo de dolor muscular en la zona de la biopsia por 2 o 3 días después de la biopsia. Puede tener un poco de sangrado en la venda después de la biopsia. Hable con su médico acerca de cuánto dolor y sangrado puede esperar. Muchas personas tendrán sangre roja brillante en la orina durante las primeras 24 horas después de la biopsia; esto es normal.

Riesgos

Hay una pequeña probabilidad de tener problemas graves por una biopsia renal, pero estos son poco frecuentes.

  • Sangrado en el músculo, que puede causar dolor.
  • Sangrado en el riñón.
  • Infección de la piel en el sitio de la biopsia.
  • Neumotórax (colapso pulmonar) .
  • Perforación de un vaso sanguíneo importante, que podría requerir transfusiones de sangre , una angiografía renal y una embolización, o cirugía. Esto es muy poco común.

Después de la biopsia

Después de la biopsia, llame al 911 o a otros servicios de emergencia de inmediato si tiene:

Después de la biopsia, llame inmediatamente a su médico si:

  • Se presenta más dolor en la espalda, en el abdomen o en la ingle.
  • Hay sangrado excesivo o secreción (como pus) del sitio de la biopsia.
  • Tiene sangre en la orina por más de 24 horas después de la biopsia.
  • Tiene señales de una infección, como fiebre o ardor al orinar.
  • Tiene debilidad o aturdimiento cuando cambia de posición, por ejemplo, al levantarse después de estar sentado o acostado.

Resultados

La biopsia renal se realiza mediante la inserción de una aguja larga a través de la espalda (flanco) o del abdomen para extraer una muestra de tejido renal.

Los resultados de la biopsia están listos al cabo de entre 2 y 4 días. Si se realizan pruebas para detectar infecciones, los resultados pueden demorar varias semanas en estar listos.

Biopsia renal
Normal:

La estructura y las células del riñón se ven normales. No hay señales de inflamación, tejido cicatricial, infección, rechazo del trasplante ni cáncer.

Anormal:

La muestra puede mostrar señales de cicatrización debido a una infección, mala circulación, glomerulonefritis , una infección renal (pielonefritis) o señales de otras enfermedades que afectan al cuerpo, como el lupus eritematoso sistémico .

El tejido renal puede mostrar tumores que no se esperaban, como el tumor de Wilms (que ocurre en la primera infancia) o cáncer de células renales (que es más común después de los 40 años).

El tejido renal muestra señales de reacciones, rechazo o fallo del trasplante.

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por diversos motivos, entre los que se incluyen:

  • Tener un trastorno de sangrado o de coagulación no tratado.
  • No poder permanecer quieto.
  • Tener una enfermedad renal avanzada, presión arterial alta no controlada o un solo riñón.
  • Ser obeso.
  • Tener la columna vertebral muy deformada.
  • Tener una infección urinaria.

Para pensar

  • La biopsia renal se realiza después de que otras pruebas para detectar una enfermedad renal (como análisis de sangre y orina, una ecografía y una tomografía computarizada ) no han podido indicar qué tipo de problema renal está presente. Una biopsia renal tiene más riesgos que esas otras pruebas de que se presenten problemas, y existe la posibilidad de obtener resultados negativos falsos . Es posible que necesite más de una biopsia.
  • La biopsia renal abierta y la ureteroscopia son otros dos métodos que se pueden utilizar para tomar muestras de tejido renal. Para estas biopsias, deberá pasar la noche en el hospital.
    • La biopsia renal abierta es una cirugía que se realiza en un quirófano mientras está dormido ( anestesia general ). Se hace un corte (incisión) a través de la espalda o del costado y se extrae una pequeña porción de tejido renal. A menudo, la biopsia abierta se hace cuando el médico necesita extraer una porción más grande de tejido (como un tumor).
    • La ureteroscopia con biopsia suele hacerse cuando hay una masa en la pelvis renal o en el uréter. La ureteroscopia es una cirugía que se realiza en un quirófano con anestesia espinal o general. Se usa un tubo flexible largo y delgado (ureteroscopio) para examinar el interior del uréter y de la parte inferior del riñón (pelvis renal). Una vez que se ha encontrado la masa, se hace una biopsia a través del ureteroscopio.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Christopher G. Wood, MD, FACS - Urología, Oncología

Revisado9 octubre, 2017