Generalidades de la prueba

El drenaje pericárdico (pericardiocentesis) se hace para averiguar la causa de la acumulación de líquido alrededor del corazón y para aliviar la presión en el corazón. El saco de tejido que rodea el corazón se llama pericardio. Protege el corazón y partes de los principales vasos sanguíneos conectados al corazón. Normalmente, hay una pequeña cantidad de líquido entre este saco y el corazón. Este líquido rodea y ayuda a proteger el corazón. Ayuda a reducir la fricción entre el corazón y otras estructuras en el pecho cuando late el corazón.

Algunas enfermedades hacen que se acumule líquido en el pericardio. Esta acumulación de líquido se llama derrame pericárdico . El exceso de líquido puede impedir el llenado normal del corazón, lo que puede reducir la capacidad del corazón para bombear sangre ( taponamiento cardíaco ).

Se puede hacer un drenaje pericárdico para detectar la causa de un derrame pericárdico. Durante esta prueba, se introduce una aguja en el pecho hasta el pericardio para extraer una muestra del líquido. El líquido se envía a un laboratorio donde se cuantifica y se analiza para detectar sangre, microorganismos (como bacterias, hongos o virus), glóbulos blancos , azúcar (glucosa) y células cancerosas. En algunos casos, el líquido pericárdico se puede analizar para detectar otras sustancias (como el antígeno carcinoembrionario, o ACE).

El drenaje pericárdico también se puede hacer para ayudar a aliviar la presión en el corazón. A veces, se hace en casos de urgencia si ha habido una lesión grave, como un balazo o una puñalada en el pecho o un ataque cardíaco masivo. En estas circunstancias, la sangre o el líquido pueden acumularse muy rápidamente en el pericardio . Se puede hacer un drenaje pericárdico de urgencia para eliminar la sangre o el exceso de líquido pericárdico que rodea el corazón.

Por qué se hace

El drenaje pericárdico se hace para:

  • Aliviar la presión en el corazón.
  • Encontrar la causa de un derrame pericárdico.
  • Eliminar la sangre o el exceso de líquido después de un ataque al corazón o una lesión grave, como un balazo o una puñalada.

Cómo prepararse

Dígale a su médico si usted:

Es posible que no pueda comer ni beber por varias horas antes de la prueba.

Pueden hacerse algunos análisis de sangre antes de la prueba, incluidos aquellos para ver si tiene anemia y problemas de coagulación de la sangre.

Debido a que esta es una prueba que involucra al corazón, es posible que tenga que pasar la noche en el hospital para ser vigilado de cerca. Si le introducen un drenaje durante la prueba, es posible que tenga que permanecer hospitalizado varios días.

A menos que el procedimiento se esté haciendo en una situación de emergencia, se le pedirá que firme un formulario de consentimiento que indica que comprende los riesgos de la prueba y que acepta hacérsela.

Hable con su médico de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, cómo se hará o lo que significarán los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?) .

Cómo se hace

El drenaje pericárdico de diagnóstico suele hacerse en una sala de procedimientos cardíacos. Si el drenaje se hace para aliviar la presión en el corazón, puede hacerse en una sala de urgencias o en la habitación del hospital. Normalmente, este procedimiento lo realiza un cardiólogo , un cirujano cardiovascular o un médico de medicina de urgencias .

Durante la prueba, se monitoriza el corazón mediante un electrocardiograma (ECG) . Tendrá una vía intravenosa (IV) para administrarle cualquier medicamento que pueda necesitar durante la prueba. Es posible que le den un sedante suave para ayudarle a relajarse.

En situaciones que no sean de emergencia, deberá inclinarse hacia atrás en un ángulo en la cama o en una mesa de exploración. Le afeitarán el pecho (si es necesario), se lo limpiarán con una solución antiséptica y lo cubrirán con paños estériles.

Le inyectarán anestesia local para adormecer la piel y los tejidos más profundos, y luego le introducirán cuidadosamente una aguja larga y delgada justo debajo del esternón. En algunos casos, la aguja se introduce entre las costillas del lado izquierdo, por encima del corazón. A continuación, se introduce la aguja poco a poco a través del saco pericárdico hasta el espacio pericárdico. Su médico puede usar un ecocardiograma o un ECG para ayudar a guiar la aguja. O puede utilizar una cámara de rayos X para guiar el procedimiento.

El médico luego guía un catéter, que es un tubo delgado de plástico, a lo largo de la aguja hasta el espacio pericárdico. Se drena el líquido a través del catéter. Se puede guardar un poco de líquido y enviarlo a un laboratorio para ser analizado. En distintos momentos durante el procedimiento, se le puede pedir que contenga la respiración. Debe permanecer muy quieto durante el procedimiento.

Este procedimiento toma de 10 a 20 minutos. A veces, el médico dejará que drene el líquido a través del catéter durante unas cuantas horas.

Después de que se haya drenado una parte o la totalidad del líquido, se retira el catéter y se aplica presión en el sitio de la inyección durante varios minutos para detener cualquier sangrado.

Después de la prueba, le harán una radiografía de tórax para detectar una posible punción y un colapso del pulmón izquierdo. Será observado de cerca durante varias horas, con revisiones frecuentes de la presión arterial, la frecuencia cardíaca y el ritmo respiratorio.

Qué se siente

Sentirá un breve dolor similar a un pinchazo cuando se le inyecte la anestesia local. Puede sentir presión en el momento en que se introduce la aguja en el saco pericárdico. Es posible que sienta dolor en otra zona, como en el hombro. También puede tener algunos latidos irregulares u "omitidos" durante la prueba.

Informe a su médico de inmediato si tiene dolor intenso en el pecho o tiene falta de aire durante el procedimiento o después de él.

Riesgos

El drenaje pericárdico puede ser un procedimiento riesgoso, aunque se presentan pocas complicaciones graves o potencialmente mortales cuando lo realiza un médico experimentado. Es posible que la aguja perfore el corazón o alguno de los vasos sanguíneos. En casos poco comunes, la aguja también puede perforar el pulmón, el hígado o el estómago. Estas complicaciones podrían requerir cirugía de reparación.

Si la aguja le toca el corazón, puede tener latidos cardíacos irregulares (arritmia), pero la irregularidad suele detenerse cuando se retira la aguja. En raras ocasiones, este tipo de arritmia puede causar la muerte. También existe una ligera probabilidad de propagar una infección de la piel al espacio pericárdico cuando se introduce la aguja.

Después de la prueba

Después de salir del hospital, llame inmediatamente al 911 o a otros servicios de emergencia si tiene:

Llame a su médico de inmediato si:

  • Vomita sangre.
  • Tiene fiebre.
  • Le falta el aire.
  • Se siente mareado.
  • Tiene la presión arterial más baja de lo normal.

Resultados

El drenaje pericárdico (pericardiocentesis) se hace para averiguar la causa de la acumulación de líquido alrededor del corazón y para aliviar la presión en el corazón. El exceso de líquido eliminado durante el drenaje pericárdico se envía a un laboratorio para ser analizado. Algunos resultados estarán disponibles en cuestión de horas, mientras que otros pueden tardar días o semanas.

Drenaje pericárdico
Normales:

No hay presencia de bacterias, glóbulos rojos ni células cancerosas en el líquido pericárdico.

No hay glóbulos blancos en el líquido pericárdico.

El líquido pericárdico es transparente o de color amarillo pálido.

Hay presencia de azúcar (glucosa), pero en cantidades similares a las que se encuentran en la sangre.

Hay menos de 50 mL (2 onzas líquidas) de líquido en el saco pericárdico.

Anormales:

El líquido pericárdico contiene sangre, bacterias o células cancerosas.

Hay glóbulos blancos en el líquido pericárdico.

El líquido pericárdico se ve turbio.

Hay más de 50 mL (2 onzas líquidas) de líquido en el saco pericárdico.

Valores anormales

Una acumulación de líquido pericárdico puede ser causada por:

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que no pueda hacerse la prueba o que los resultados no sean útiles incluyen:

  • Uso reciente de antibióticos .
  • Usted toma un medicamento para prevenir los coágulos de sangre.
  • Usted tiene un trastorno de sangrado.

Para pensar

  • En algunos casos, puede extraerse una pequeña muestra de tejido y examinarse bajo un microscopio ( biopsia ) para identificar ciertas enfermedades del pericardio . Esta cirugía se hace bajo anestesia general .
  • Se puede hacer un ecocardiograma al mismo tiempo que se hace el drenaje pericárdico. Para saber más, vea el tema Ecocardiograma .

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (EE. UU.) [National Heart, Lung, and Blood Institute (U.S.)]
www.nhlbi.nih.gov
Asociación Americana del Corazón (American Heart Association)
www.heart.org

Información relacionada

Referencias

Otras obras consultadas

  • Adler Y, et al. (2015). ESC Guidelines for the diagnosis and management of pericardial diseases. European Heart Journal, 36(42): 2921-2964. DOI: doi/10.1093/eurheartj/ehv318. Accessed April 22, 2016.
  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado George Philippides, MD - Cardiología

Revisado5 octubre, 2017