Evaluación de antecedentes médicos y examen físico para una infección por VIH

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del examen

Cuando le diagnostican VIH por primera vez, el médico revisará su estado de salud actual. Él o ella le hará preguntas sobre sus síntomas actuales y antecedentes de salud para determinar si ha tenido enfermedades relacionadas con el VIH, si tiene alergias a medicamentos, si sus vacunas están al día y si ha estado internado alguna vez por una enfermedad o cirugía.

Muchas de las pruebas que hace el médico durante el examen inicial se repetirán durante los controles regulares para observar cambios en su salud.

Antecedentes médicos

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección si se prepara para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Tiene usted un riesgo mayor de llegar a tener VIH? Usted tiene un riesgo mayor de llegar a tener VIH si:
    • Es un hombre que tiene relaciones sexuales con hombres.
    • Tiene más de una pareja sexual, especialmente si uno de ustedes se inyecta drogas.
    • Se inyecta drogas o esteroides, especialmente si comparte agujas, jeringas, recipientes de procesamiento u otro equipo usado para inyectarse drogas.
    • Tiene pareja(s) de alto riesgo (un hombre o una mujer que tiene varias parejas sexuales o se inyecta drogas, o un hombre que tiene relaciones sexuales con otros hombres).
    • Ha tenido recientemente una infección de transmisión sexual .
  • ¿Ha tenido alguna vez síntomas que pudieran indicar enfermedad, como fiebre, pérdida de peso, falta de aire o diarrea?
  • ¿Ha tenido alguna vez tuberculosis , infecciones micóticas o candidiasis, infecciones hepáticas ( hepatitis ), herpes labial ( herpes oral) o cualquier otra enfermedad de transmisión sexual? Todas estas enfermedades pueden presentar problemas especiales para las personas que tienen la infección por VIH.
  • ¿Es usted un cuidador, por ejemplo, una pareja o padre o madre, de una persona que tiene la infección por VIH y tiene hemofilia ?

Examen físico

Su médico le hará un examen físico completo para determinar su estado de salud actual. Esto puede incluir los siguientes exámenes:

  • Temperatura. Los episodios de fiebre son comunes en las personas que tienen VIH, incluso cuando no hay otros síntomas presentes. La fiebre a veces puede ser una señal de una cierta clase de infección o cáncer que es más común en las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado.
  • Peso. Su médico hará que se pese en cada consulta. Una pérdida del 10% o más de su peso corporal puede ser como consecuencia del síndrome consuntivo, el cual es una de las señales del SIDA , la etapa final y más grave de la infección por VIH. Es posible que necesite ayuda para obtener nutrición adecuada si ha bajado de peso.
  • Ojos. La retinitis por citomegalovirus (CMV) es una complicación común del SIDA. Ocurre más a menudo en personas que tienen un recuento de células CD4+ de menos de 100 células por microlitro (mcL). Los síntomas incluyen ver moscas volantes, ver borroso, o pérdida de la vista. Si tiene síntomas de retinitis por CMV, debería ver a un oftalmólogo lo antes posible. Algunos médicos recomiendan visitas al oftalmólogo con una frecuencia de 3 a 6 meses si su recuento de células CD4+ es menos de 100 células por microlitro (mcL).
  • Boca. Las infecciones bucales ( candidiasis oral ) y otras llagas en la boca son muy comunes en las personas con infección por VIH. Usted debería hacerse un examen dental al menos dos veces al año. Si le aparecen síntomas de enfermedad de las encías (periodontitis), tal vez tenga que ver a su dentista más a menudo.
  • Ganglios linfáticos. La dilatación de los ganglios linfáticos (linfadenopatía) no siempre está causada por el VIH solamente. Podría considerarse una biopsia si se le están agrandando los ganglios linfáticos o si algunos tienen tamaño diferente (asimétricos).
  • Abdomen. El examen abdominal puede mostrar un hígado agrandado (hepatomegalia) o un bazo agrandado (esplenomegalia). Estas afecciones pueden estar causadas por infecciones nuevas o podrían indicar cáncer. Su médico le hará un examen abdominal si presenta síntomas como dolor en la parte superior derecha o la parte superior izquierda del abdomen.
  • Piel. Los problemas cutáneos son comunes para las personas infectadas con VIH. Un examen regular puede revelar afecciones tratables que varían en gravedad desde la dermatitis seborreica al sarcoma de Kaposi .
  • Ginecología. Las mujeres infectadas con VIH tienen más anormalidades celulares en el cuello uterino que las mujeres que no tienen VIH. Estos cambios celulares pueden detectarse con una prueba de Papanicolaou . Usted debería hacerse dos pruebas de Papanicolaou durante el primer año después del diagnóstico de VIH. Si las dos primeras pruebas de Papanicolaou son normales, debería hacerse una prueba de Papanicolaou una vez al año. Tal vez tenga que hacerse una prueba de Papanicolaou con más frecuencia si alguna vez tiene un resultado anormal de la prueba.

Por qué se hace

La evaluación de los antecedentes médicos y el examen físico se hacen inmediatamente después de que se la ha diagnosticado una infección por VIH a una persona (resultado positivo de una prueba ELISA y detección del ARN o ADN del VIH).

Un examen físico completo proporcionará información acerca de su estado de salud actual. Su médico hablará con usted acerca de los beneficios y los riesgos de comenzar un tratamiento para el VIH.

En visitas posteriores, su médico le hará pruebas, como carga viral y recuento de células CD4+ , para ver si hay cambios en su estado de salud.

Estas pruebas se harán durante los exámenes regulares de seguimiento o si empieza a manifestar síntomas específicos.

Resultados

Los antecedentes de salud y el examen físico pueden arrojar los siguientes resultados.

Normales

No se detectan anormalidades. Después de la evaluación diagnóstica, hable con su médico para decidir con qué frecuencia debe programar los exámenes de seguimiento.

  • La frecuencia de los exámenes de seguimiento depende de si usted tiene síntomas de la enfermedad y de sus mediciones iniciales de la carga viral y del recuento de las células CD4+ .
  • Los exámenes de seguimiento pueden hacerse con una frecuencia de 3 a 6 meses, y posiblemente más a menudo, especialmente inmediatamente después de empezar su tratamiento con medicamentos.

Si usted no tiene síntomas pero tiene un recuento alto de células CD4+ y una carga viral baja, su médico probablemente le recomiende que se haga exámenes de seguimiento al menos cada 6 meses o más pronto si empieza a manifestar síntomas de enfermedad.

Anormales

Se detectan señales de enfermedad. El seguimiento y el tratamiento dependerán del problema específico.

Para pensar

Su médico especialista en medicina familiar o internista tal vez no pueda diagnosticar y tratar todos los problemas que pueden estar causados por la infección por VIH. Es posible que su médico lo remita a otro médico que se especialice en afecciones que involucran diferentes sistemas del cuerpo. Antes de programar una cita con un especialista, determine si él o ella tiene experiencia en tratar a personas que tienen enfermedades relacionadas con el VIH.

Las complicaciones del VIH podrían requerir tratamiento de los siguientes médicos:

Complete el formulario de información sobre pruebas médicas (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta prueba.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Peter Shalit, MD, PhD - Medicina interna

Revisado3 marzo, 2017