Examen clínico del seno

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la prueba

Un examen clínico del seno (CBE, por sus siglas en inglés) es un examen físico del seno (la mama) realizado por un profesional de la salud. Los exámenes clínicos del seno se usan junto con las mamografías para detectar cáncer de seno en mujeres. Los exámenes clínicos del seno también se usan para detectar otros problemas del seno.

Un examen clínico del seno podría ser parte de su chequeo regular. Hable con un médico acerca de la frecuencia con la que tendrá que hacerse un examen del seno.

Las mujeres con implantes mamarios también deberían hacerse exámenes clínicos del seno en forma regular.

Por qué se hace

Un examen clínico del seno se hace para:

  • Encontrar un bulto o un cambio en el seno que podría significar que existe un problema grave, como cáncer de seno.
  • Detectar otros problemas del seno que podrían necesitar más tratamiento, como mastitis o un fibroadenoma .

Cómo prepararse

Informe a su médico si:

  • Tiene un bulto nuevo o un cambio en los senos. Esto incluye un cambio en el aspecto de los pezones o secreción de los pezones. Algunas mujeres tienen pezones que se hunden en el seno, llamados pezones invertidos. Para estas mujeres, esto es normal. Pero si usted no tiene pezones invertidos y nota un cambio donde el pezón se invierte, informe a su médico.
  • Tiene dolor en un seno, especialmente si el dolor no se relaciona con el hecho de tener su período menstrual.
  • Está o pudiera estar embarazada.
  • Está amamantando.
  • Tiene implantes mamarios.
  • Le han realizado una biopsia de seno.
  • Ha completado la menopausia.
  • Está tomando terapia hormonal .
  • Tiene antecedentes personales o familiares de cáncer de seno.

Es recomendable que se haga su examen en el transcurso de 1 a 2 semanas después de que acabe su período menstrual, si usted todavía está menstruando; es menos probable que los senos estén más sensibles en ese momento.

Hable con el profesional de la salud acerca de cualquier inquietud que tenga respecto de la necesidad de la prueba, sus riesgos, la manera en que se hará o lo que significarán los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?) .

Cómo se hace

El examen clínico del seno lo hace un profesional de la salud. Es necesario que se quite la ropa de la cintura para arriba. Se le dará una bata para que use durante el examen.

En primer lugar, el profesional de la salud le hará preguntas acerca de cualquier problema que usted pueda tener, sus antecedentes de salud y sus factores de riesgo de cáncer de seno. Hable con el profesional de la salud acerca de cualquier zona de los senos que pudiera preocuparle.

Luego, el profesional de la salud examinará cada seno, las axilas y la zona de la clavícula para detectar cambios en el tamaño de los senos, cambios en la piel o señales de lesión o infección, como moretones o enrojecimiento. Es posible que se le pida que levante los brazos sobre la cabeza, que ponga las manos sobre la cadera o que se incline hacia adelante y que presione las manos una contra otra para tensionar el músculo que se encuentra debajo de cada seno durante esta parte del examen. También es posible que usted se recueste en la camilla y que coloque el brazo por detrás de la cabeza mientras el profesional de la salud revisa el tejido mamario.

El profesional de la salud sentirá (palpará) cada seno para ver si hay zonas inusuales o dolorosas o un bulto dominante. Un bulto dominante en el seno es cualquier bulto que sea nuevo, más grande, más duro o diferente de cualquier modo de otros bultos o del resto del tejido mamario.

El profesional de la salud presionará suavemente el tejido mamario desde alrededor de 1 pulgada (2.5 cm) por debajo del seno hasta la clavícula. Además, examinará las axilas (zona axilar) y el cuello para ver si tiene glándulas ( ganglios linfáticos ) inflamadas. Es probable que el profesional de la salud presione suavemente el pezón para detectar cualquier secreción.

Después del examen, el profesional de la salud podría enseñarle cómo examinarse sus propios senos (autoexamen de los senos ) y podría ayudarle a practicar cómo hacerlo.

Qué se siente

Normalmente, un examen clínico del seno no causa ninguna molestia, a menos que los senos estén más sensibles.

Riesgos

No existen riesgos en relación con la realización de un examen clínico del seno.

Resultados

Un examen clínico del seno (CBE, por sus siglas en inglés) es un examen físico del seno realizado por un profesional de la salud. Los hallazgos de un examen clínico del seno podrían incluir lo siguiente:

Examen clínico del seno
Normal:

Los pezones, el tejido mamario y las zonas que se encuentran alrededor del seno tienen un aspecto normal, y un tamaño y una forma normales. Un seno podría ser levemente más grande que el otro.

Podría haber una pequeña zona de tejido firme en la curva inferior del seno debajo del pezón.

La sensibilidad o la presencia de nódulos en ambos senos es normal para muchas mujeres. Muchas mujeres tienen la misma presencia de nódulos o engrosamiento en ambos senos durante el ciclo menstrual.

Podría haber una secreción transparente o lechosa (galactorrea) cuando se aprieta el pezón. Es posible que esto sea causado por el amamantamiento, la estimulación de los senos, las hormonas o alguna otra causa normal.

Un seno podría tener más tejido glandular (bultos) que el otro, especialmente en el cuadrante superior externo del seno.

Anormal:

Podría haber un bulto firme o una zona de engrosamiento en uno de los senos.

Podría haber cambios en el color o en cómo se sienten el seno o el pezón. Esto puede incluir formación de arrugas, de hoyuelos, engrosamiento o pliegues, o una zona que se siente granulada, fibrosa o engrosada.

Un pezón podría hundirse en el seno. Podría haber un salpullido o una llaga enrojecidos y escamosos en el pezón.

Podría haber enrojecimiento o calor en un bulto doloroso o en todo el seno. Esto puede estar causado por una infección ( absceso o mastitis ) o cáncer.

Podría haber una secreción con sangre o lechosa (galactorrea) sin estimulación ( secreción espontánea del pezón ).

Un examen clínico del seno normal no significa que no haya cáncer de seno. Según su edad y sus antecedentes personales y familiares de cáncer de seno, el profesional de la salud podría hacer otras pruebas, como una mamografía.

Si se encuentra un problema en el seno, el siguiente paso depende del problema.

  • Es posible que el dolor cíclico en el seno, los cambios fibroquísticos o los quistes simplemente se vuelvan a revisar para ver si cambian o si desaparecen por sí solos. Además, podrían revisarse los quistes con una ecografía o se los podría drenar con una aguja (aspirar) para asegurarse de que sean quistes y ayudar a aliviar el dolor.
  • Podría requerirse una mamografía , un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) o una ecografía en caso de que se encuentre un bulto. Es posible que se extraiga tejido mamario con una aguja (aspiración con aguja o biopsia con aguja gruesa) o mediante un pequeño corte ( biopsia ) para examinarlo bajo el microscopio.
  • La secreción de los pezones, especialmente si es espontánea o con sangre, puede examinarse bajo un microscopio para determinar si hay células inusuales.

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que usted no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles incluyen:

  • Su ciclo menstrual. Los cambios en el cuerpo que ocurren durante su ciclo menstrual podrían hacer que el tejido mamario se sienta diferente o tenga un aspecto diferente.
  • Tener bultos fibroquísticos. Los bultos fibroquísticos hacen que sea difícil realizar un examen clínico del seno debido a los numerosos bultos presentes en el seno.

Para pensar

Referencias

Otras obras consultadas

  • American Cancer Society (2011). Cancer Facts and Figures 2011. Atlanta: American Cancer Society. Available online: http://www.cancer.org/acs/groups/content/@epidemiologysurveilance/documents/document/acspc-029771.pdf.
  • American Cancer Society (2011). Cancer Prevention and Early Detection Facts and Figures 2011. Atlanta: American Cancer Society. Available online: http://www.cancer.org/Research/CancerFactsFigures/CancerPreventionEarlyDetectionFactsFigures/cancer-prevention-early-detection-facts-figures-2011.
  • Saslow D, et al. (2004). Clinical breast examination: Practical recommendations for optimizing performance and reporting. CA: A Cancer Journal for Clinicians, 54: 327-344.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2009). Screening for breast cancer. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsbrca.htm.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado C. Dale Mercer, MD, FRCSC, FACS - Cirugía general

Revisado3 mayo, 2017