Prueba de detección de cáncer de pulmón: Tomografía computarizada de dosis baja

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la prueba

Las pruebas de detección ayudan a su médico a detectar un problema antes de que aparezcan síntomas. Una prueba de detección de cáncer de pulmón es un método para descubrir algunos cánceres de pulmón en forma temprana, cuando una cura es más probable y cuando el cáncer es más tratable.

Si su médico recomienda una prueba de detección de cáncer de pulmón, le harán una tomografía computarizada del pecho de dosis baja una vez al año. Un tomógrafo especial llamado tomógrafo en espiral hace movimientos circulares alrededor de su cuerpo. Esta máquina con forma de rosquilla envía rayos X, o radiación, de dosis baja a través del pecho para tomar imágenes detalladas. Una tomografía de dosis baja usa mucha menos radiación que una tomografía de dosis regular. Un médico examina las imágenes de sus pulmones para ver si hay masas, llamadas nódulos, que pudieran ser cáncer.

Por qué se hace

La mayoría de las personas no necesitan hacerse rutinariamente una prueba de detección de cáncer de pulmón. Solo se recomienda para las personas de 55 años y mayores que fuman o han fumado mucho y que tienen un índice de consumo de cigarrillos de al menos 30 (o el equivalente de una cajetilla diaria por 30 años). Un índice de consumo de cigarrillos es una manera de los médicos de medir cuánto ha fumado.

Para averiguar su índice de consumo, multiplique cuántas cajetillas al día (suponiendo que hay 20 cigarrillos por cajetilla) fuma por la cantidad de años que ha fumado.

Por ejemplo:

  • Si fumó 1 cajetilla al día por 15 años, eso equivale a 1 por 15. Entonces usted tiene un índice de consumo de cigarrillos de 15 (1 x 15 = 15).
  • Si fumó 1½ cajetillas al día por 20 años, eso equivale a 1.5 por 20. Entonces usted tiene un índice de consumo de cigarrillos de 30 (1.5 x 20 = 30).
  • Si fumó 2 cajetillas al día por 15 años, eso equivale a 2 por 15. Entonces usted tiene un índice de consumo de cigarrillos de 30 (2 x 15 = 30).

Su médico puede recomendarle que se haga una prueba de detección todos los años si:

  • Tiene entre 55 y 80 años de edad.
  • Y tiene antecedentes de tabaquismo con un índice de consumo de al menos 30.
  • Y todavía fuma, o dejó de fumar dentro de los últimos 15 años.
  • Y está en buen estado de salud. Tener un problema grave de salud podría significar que usted no podría o no querría recibir tratamiento para el cáncer de pulmón. El tratamiento podría conllevar un riesgo demasiado alto y podría no ayudarle a vivir más tiempo.

Cómo prepararse

Antes de hacerse una tomografía computarizada de dosis baja para detectar cáncer de pulmón, dígale a su médico si tiene una afección cardíaca, como insuficiencia cardíaca.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, cómo se hará o qué significarán los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas .

Cómo se hace

Una tomografía computarizada generalmente la hace un auxiliar de radiología . Las imágenes generalmente las lee un radiólogo , quien escribe el informe. Otros médicos también pueden revisar una tomografía.

Usted puede necesitar quitarse todo artículo de joyería y algunas prendas, como un sostén. Se le proporcionará una bata para que use durante la prueba.

Durante la prueba, usted permanecerá recostado sobre una mesa conectada al tomógrafo.

La mesa se desliza dentro de la abertura redonda del tomógrafo, y el tomógrafo se mueve alrededor del cuerpo. La mesa se moverá mientras el tomógrafo toma las imágenes. Es posible que oiga un clic o un zumbido a medida que la mesa y el tomógrafo se mueven.

Es muy importante permanecer quieto durante la prueba.

Durante la prueba, es posible que se encuentre solo en la sala de tomografía. Sin embargo, el auxiliar lo observará a través de una ventana. Usted podrá hablarle al auxiliar a través de un intercomunicador de dos vías. La prueba durará unos 30 minutos. La mayor parte de este tiempo usted estará preparándose para la prueba. La prueba en sí solo tarda unos segundos.

Qué se siente

La prueba no causa dolor.

Es posible que sienta que la mesa donde está recostado es dura, y la sala podría estar fría.

Podría resultarle difícil permanecer quieto durante la prueba. Algunas personas se sienten nerviosas dentro del tomógrafo. Infórmeles al auxiliar o al médico cómo se siente.

Riesgos

  • Las tomografías no son pruebas perfectas. Podrían no mostrar el cáncer de pulmón que existe. Esto se llama resultado negativo falso .
  • La tomografía podría mostrar manchas en los pulmones que no son cáncer. Esto se llama resultado positivo falso . Esto conduce a más pruebas para asegurarse de que usted no tiene cáncer.
  • Algunas pruebas detectan cánceres de pulmón que no habrían necesitado tratamiento si no se hubieran detectado. Esto se llama sobrediagnóstico. Pero como los médicos no pueden decir cuáles van a terminar siendo inofensivos, la mayoría se tratan. Esto significa que usted podría recibir tratamiento, incluyendo cirugía, radiación o quimioterapia , que no necesita.
  • Aun cuando la dosis de radiación de este tipo de tomografía es baja, hacerse esta prueba todos los años aumenta su exposición a la radiación. Hay una pequeña probabilidad de enfermarse de cáncer por esa exposición adicional.
  • La tomografía puede mostrar problemas en el pecho que necesitan más exámenes para confirmar que no son dañinos. Esto se llama descubrimiento casual.

Resultados

Su médico probablemente le comunique los resultados completos dentro de 1 o 2 días.

Tomografía computarizada de dosis baja para detectar cáncer de pulmón
Normal:

No se detectaron masas (nódulos) en los pulmones.

Próximo paso: Otra tomografía computarizada de dosis baja para detectar cáncer de pulmón en 1 año.

Anormal:

Se detectaron un nódulo o nódulos, pero debido a su tamaño pequeño, no necesita hacer nada más en este momento.

Próximo paso: Otra tomografía computarizada de dosis baja para detectar cáncer de pulmón dentro de 3 a 6 meses.

Se detectaron un nódulo o nódulos, y al menos uno de ellos es lo suficientemente grande como para que su médico hable con usted acerca de hacerse más pruebas ahora.

Próximo paso: Su médico puede sugerir cualquiera de estas pruebas:

  • Más pruebas de imágenes, como una tomografía computarizada o una tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés).
  • Broncoscopia , la cual es un procedimiento que le permite a su médico examinar sus vías respiratorias.
  • Biopsia , la cual es la única manera de diagnosticar cáncer. En una biopsia, el médico le toma una muestra de tejido del interior del pulmón para examinarla con un microscopio.

Qué afecta esta prueba

Tal vez no pueda realizarse la prueba, o los resultados podrían no ser útiles, si:

  • Usted no puede permanecer quieto durante la prueba.

Para pensar

  • Una biopsia es la única forma de diagnosticar cáncer de pulmón. Una prueba de detección muestra manchas, pero la única manera que el médico tiene para saber si una masa es cancerosa es tomar una pequeña muestra y examinarla con un microscopio para ver si tiene células cancerosas.
  • Si fuma, dejar de hacerlo es la mejor manera de reducir la probabilidad de tener cáncer de pulmón y morir de este. No fumar ayuda más que una prueba de detección de cáncer de pulmón. Su médico puede recomendarle medicamentos para ayudarle a dejar de fumar.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Howard Schaff, MD - Diagnóstico en radiología

Revisado3 mayo, 2017