Prueba urinaria de esfuerzo y prueba de Bonney para la incontinencia urinaria en mujeres

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del examen

Una prueba urinaria de esfuerzo simula la liberación accidental de orina ( incontinencia urinaria ) que puede ocurrir al toser, estornudar, reír o hacer ejercicio.

Una prueba de Bonney se hace como parte de la prueba urinaria de esfuerzo, después de que el médico verifique que se pierde orina al toser. Es similar a la prueba urinaria de esfuerzo, excepto que el cuello de la vejiga se levanta ligeramente con un dedo o con un instrumento insertado en la vagina mientras se aplica presión en la vejiga. Esto examina si la incontinencia es el resultado de que el cuello de la vejiga está siendo empujado hacia abajo en exceso debido al esfuerzo.

Mientras está acostada, se introduce en la vejiga por la uretra un tubo delgado y flexible llamado sonda. Es posible que tenga una ligera sensación de ardor cuando le introduzcan la sonda. Si ya tiene la vejiga llena, no es necesario usar la sonda.

Se introduce aproximadamente 1 taza (236.6 mL) de líquido en la vejiga por medio de la sonda. Luego se retira la sonda y se le pide que tosa. El médico trata de ver si hay pérdida de líquido y toma nota del intervalo de tiempo entre el esfuerzo (toser) y la pérdida de líquido. La prueba de esfuerzo podría repetirse mientras usted está de pie.

Si no se detecta salida de líquido durante la prueba urinaria de esfuerzo o la prueba de Bonney, esta podría repetirse mientras está de pie. Usted puede usar una almohadilla absorbente para recoger la orina que se escape mientras usted hace sus actividades diarias.

Por qué se hace

La prueba urinaria de esfuerzo y la prueba de Bonney pueden hacerse como parte de un examen físico cuando:

  • A usted se le escapa la orina al estornudar, reír, toser o hacer ejercicio.
  • Los antecedentes médicos, el examen físico y el análisis de orina no revelan una causa para la incontinencia.

Resultados

Se sugiere incontinencia de esfuerzo si se escapa líquido después de toser. Una persona que tiene escape de líquido durante la prueba de esfuerzo puede obtener alivio con una operación que eleva el cuello de la vejiga.

La pérdida de líquido que no es inmediata (es decir, se produce varios segundos después de toser) indica que se están produciendo contracciones anormales del músculo de la vejiga. Esto sugiere incontinencia de urgencia . Estas contracciones pueden tratarse con medicamentos.

Para pensar

No es raro que una mujer sea capaz de contener el líquido (ser continente) mientras hace esta prueba acostada pero perder líquido (volverse incontinente) mientras está de pie, debido al efecto de la gravedad.

Es posible que una mujer tenga tanto incontinencia de esfuerzo como incontinencia de urgencia al mismo tiempo. El tratamiento exitoso de la incontinencia de esfuerzo a veces también puede ayudar con la incontinencia de urgencia.

La prueba de Bonney es difícil de estandarizar. Debido a esto, el resultado no es confiable. Durante la prueba es importante elevar el tejido a ambos lados del cuello de la vejiga en lugar de comprimir el propio cuello de la vejiga. Si la fuga de orina se detiene cuando se introduce un dedo o un instrumento en la vagina, puede deberse a que se está apretando y cerrando la uretra en lugar de que sea el resultado de la elevación adecuada de la vejiga. Si se utiliza la prueba de Bonney para averiguar si se necesita cirugía, el médico que hace la prueba debe tener mucha experiencia para obtener un resultado confiable.

Para algunas personas, puede ser embarazoso orinar mientras se las observa.

Complete el formulario de información sobre pruebas médicas (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta prueba.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Avery L. Seifert, MD - Urología

Revisado6 octubre, 2017