Pruebas de anticuerpos antitiroideos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la prueba

Las pruebas de anticuerpos antitiroideos miden los niveles de anticuerpos que pueden destruir el tejido tiroideo o hacer que las células produzcan hormonas tiroideas. Estas pruebas son análisis de sangre.

Los anticuerpos que destruyen el tejido tiroideo pueden causar hipotiroidismo (tiroides con baja actividad). Los anticuerpos que hacen que las células produzcan hormonas tiroideas pueden causar hipertiroidismo (tiroides demasiado activa).

El sistema inmunitario del organismo produce anticuerpos para combatir las infecciones. Pero, en ocasiones, esos anticuerpos atacan los tejidos del cuerpo en su lugar. Esto se conoce como una reacción autoinmunitaria.

Las personas que tienen una enfermedad autoinmunitaria pueden llegar a tener otra diferente. Informe a su médico si tiene nuevos o peores síntomas.

Estas no son pruebas para medir los niveles de hormonas tiroideas. Los niveles altos o bajos de hormonas tiroideas también pueden ser una señal de problemas de tiroides. Estas pruebas de anticuerpos pueden realizarse después de las pruebas de hormonas tiroideas para determinar la causa de los niveles altos o bajos de hormonas tiroideas.

Los niveles altos de estos anticuerpos generalmente sugieren que una persona tiene un problema de tiroides autoinmunitario. Sin embargo, algunas personas que tienen problemas de tiroides nunca obtienen resultados positivos de estos anticuerpos. Y algunas personas que tienen estos anticuerpos no llegan a tener enfermedad tiroidea.

Por qué se hace

Se suelen hacer pruebas de anticuerpos antitiroideos si usted tiene bocio o síntomas de enfermedad tiroidea.

Pueden hacerse las siguientes pruebas:

  • Anticuerpo contra la peroxidasa tiroidea. Esta prueba puede indicar si tiene tiroiditis de Hashimoto. También puede ayudar a su médico a determinar si es probable que el hipotiroidismo leve empeore.
  • Anticuerpo estimulante de la tiroides. Esta prueba puede revisar si tiene enfermedad de Graves. También puede ayudar al médico a saber si es probable que el feto de una madre que tiene enfermedad de Graves presente una variedad a corto plazo de esta afección.
  • Anticuerpo antitiroglobulina. Este análisis también se utiliza para detectar la tiroiditis de Hashimoto y para determinar si el hipotiroidismo leve podría empeorar. Puede además usarse para determinar la precisión de una prueba de tiroglobulina realizada durante el tratamiento contra el cáncer de tiroides.

Cómo prepararse

No es necesario que haga nada especial a fin de prepararse para esta prueba.

Cómo se hace

El profesional de la salud que le tome una muestra de sangre:

  • Le colocará una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo para detener el flujo de sangre. Esto hace que las venas por debajo de la banda se dilaten, para que sea más fácil insertar la aguja en la vena.
  • Limpiará con alcohol el lugar de inserción de la aguja.
  • Insertará la aguja en la vena. Es posible que necesite más de un pinchazo con la aguja.
  • Conectará un tubo a la aguja para llenarlo de sangre.
  • Le retirará la banda del brazo cuando haya extraído suficiente sangre.
  • Colocará una almohadilla de gasa o una bolita de algodón en el sitio de la punción al extraer la aguja.
  • Hará presión en el sitio y después le pondrá una venda.

Qué se siente

La muestra de sangre se toma de una vena del brazo. Se coloca una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo. Es posible que la sienta apretada. Es posible que no sienta en absoluto la aguja, o que sienta un rápido piquete o pinchazo.

Riesgos

Hay muy pocas posibilidades de que surja algún problema al sacarle una muestra de sangre de la vena.

  • Le puede salir un pequeño moretón en el sitio. Usted puede reducir las probabilidades de que se forme un moretón aplicando presión en el lugar durante varios minutos.
  • En casos poco comunes, la vena puede hincharse después de que le tomen la muestra de sangre. Este problema se llama flebitis. Para tratarla, puede usar una compresa tibia varias veces al día.

Resultados

Las pruebas de anticuerpos antitiroideos detectan y miden los niveles de anticuerpos que pueden destruir el tejido tiroideo. También pueden usarse para detectar y medir los anticuerpos que hacen que las células tiroideas produzcan hormona tiroidea.

Normales

Estos valores son solamente una guía. Los valores "normales" para estas pruebas pueden variar mucho de un laboratorio a otro. Es posible que su laboratorio tenga límites diferentes. El informe del laboratorio debe incluir los límites que su laboratorio usa para valores "normales". Además, el médico evaluará sus resultados basándose en su salud y otros factores. Por lo tanto, un valor que cae fuera de los límites normales enumerados aquí, aún puede ser normal para usted.

Niveles de anticuerpos antitiroideos nota 1 , nota 2
Tiroglobulina y anticuerpos microsómicos antitiroideos:

Menos de 1:100. (La medición de esta prueba se hace en títulos ).

Anticuerpos contra la peroxidasa tiroidea:

Menos de 9 UI/mL

Los resultados negativos en estas pruebas indican que usted no tiene anticuerpos antitiroideos. Si tiene síntomas de problemas tiroideos, es probable que se deban a otra causa.

Los niveles altos de estos anticuerpos pueden indicar que usted tiene un problema de tiroides. Es posible que le hagan otras pruebas para averiguar cuál es el problema.

Qué afecta esta prueba

Si usted tiene cáncer de tiroides y tiene anticuerpos antitiroglobulina, el médico tal vez no sea capaz de obtener resultados precisos en las pruebas que miden sus niveles de tiroglobulina.

Para pensar

Su médico utilizará los resultados de un examen físico, sus síntomas y los resultados de estas pruebas para determinar si usted tiene enfermedad tiroidea.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Fischbach F, Dunning MB III (2015). A Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 9th ed. Philadelphia: Wolters Kluwer Health.
  2. Pagana KD, Pagana TJ (2014). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 5th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Matthew I. Kim, MD - Endocrinología

Revisado3 mayo, 2017