Pruebas del virus de la hepatitis B

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la prueba

Las pruebas del virus de la hepatitis B son análisis de sangre que muestran si usted tiene o no una infección activa por hepatitis B . Las pruebas también pueden mostrar si ha tenido la infección en el pasado.

Las pruebas detectan diferentes señales de infección:

  • Antígenos , que son producidos por bacterias o virus.
  • Anticuerpos , que son producidos por el cuerpo para combatir las infecciones.
  • ADN de la hepatitis B, que es el material genético del virus.

Los anticuerpos contra la hepatitis pueden tardar semanas o meses en desarrollarse. Por lo tanto, una persona infectada puede tener un resultado negativo si se hace la prueba al inicio de la infección.

Pruebas más comunes

Las pruebas más comunes son:

  • Antígeno de superficie de la hepatitis B. Este antígeno es la señal más temprana de una infección activa por hepatitis B. Puede estar presente antes de que aparezcan los síntomas.
  • Anticuerpo de superficie de la hepatitis B. La presencia de este anticuerpo significa que la infección se encuentra al final de su etapa activa y que usted ya no es contagioso. Usted no puede transmitir el virus a otras personas.
  • Antígeno E de la hepatitis B. Este antígeno solo está presente durante una infección activa por hepatitis B.
  • Prueba de ADN de la hepatitis B. Un alto nivel de este tipo de ADN indica que el virus se está multiplicando en el cuerpo y que usted es muy contagioso.

Otras pruebas

Estas pruebas no se hacen tan a menudo:

  • Anticuerpo central de la hepatitis B. Este anticuerpo aparece aproximadamente 1 mes después del comienzo de una infección activa. Se puede encontrar en personas que tuvieron una infección en el pasado. También está presente en personas con hepatitis B a largo plazo, o crónica.
  • Anticuerpo IgM central de la hepatitis B. Este anticuerpo muestra que la infección por hepatitis B ocurrió en los últimos 6 meses. También puede significar que se ha vuelto a activar una infección por hepatitis B crónica.
  • Anticuerpo E de la hepatitis B. Este anticuerpo muestra que la fase activa de una infección por hepatitis B está casi terminada y que su riesgo de contagiar el virus es mucho más bajo.
  • Anticuerpo de la hepatitis D. Esta prueba muestra si usted está o no infectado con el virus de la hepatitis D. Esta infección ocurre solo en personas que ya están infectadas con hepatitis B. Es poco frecuente en los Estados Unidos y en Canadá, excepto entre personas que se inyectan drogas ilegales y aquellas que están expuestas frecuentemente a productos sanguíneos.

Por qué se hace

La prueba del virus de la hepatitis B se hace para:

  • Identificar el tipo de infección y determinar si una infección ha ocurrido recientemente o si sucedió en el pasado.
  • Detectar el virus en personas que tienen una mayor probabilidad de contraer o contagiar la hepatitis B. Esto incluye a médicos, dentistas y enfermeras.
  • Detectar el virus en donantes de sangre y de órganos para evitar la transmisión de la hepatitis B.
  • Detectar si una persona tiene anticuerpos después de que se le haya administrado una vacuna contra la hepatitis B. Tener anticuerpos significa que la vacuna resultó eficaz.
  • Averiguar si la hepatitis B es la causa de resultados anormales en pruebas de función hepática.
  • Verificar la eficacia del tratamiento para la hepatitis B crónica.

Cómo prepararse

No necesita hacer nada especial a fin de prepararse para esta prueba.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos o cómo se realizará. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?) .

Cómo se hace

El profesional de la salud que le tome una muestra de sangre:

  • Le colocará una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo para detener el flujo de sangre. Esto hace que las venas por debajo de la banda se dilaten, para que sea más fácil insertar la aguja en la vena.
  • Limpiará con alcohol el lugar de inserción de la aguja.
  • Insertará la aguja en la vena. Es posible que necesite más de un pinchazo con la aguja.
  • Conectará un tubo a la aguja para llenarlo de sangre.
  • Le retirará la banda del brazo cuando haya extraído suficiente sangre.
  • Colocará una almohadilla de gasa o una bolita de algodón sobre el lugar de inserción de la aguja cuando retire la aguja.
  • Hará presión en el sitio y después le pondrá una venda.

Qué se siente

La muestra de sangre se toma de una vena del brazo. Se coloca una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo. Es posible que la sienta apretada. Es posible que no sienta en absoluto la aguja, o que sienta un rápido piquete o pinchazo.

Riesgos

Hay muy pocas posibilidades de que surjan problemas al sacarle una muestra de sangre.

  • Le puede salir un pequeño moretón en el sitio. Usted puede reducir las probabilidades de que se forme un moretón aplicando presión en el lugar durante varios minutos.
  • En casos poco comunes, la vena puede hincharse después de que le tomen la muestra de sangre. Este problema se llama flebitis. Para tratarla, puede usar una compresa tibia varias veces al día.

Resultados

Las pruebas del virus de la hepatitis B son análisis de sangre que muestran si usted tiene o no una infección activa por hepatitis B . Las pruebas también pueden mostrar si ha tenido la infección en el pasado.

Anormal (positivo)

Pruebas del virus de la hepatitis B y de la hepatitis D

Hepatitis B

Se detectan anticuerpos o antígenos de la hepatitis B. Puede ser necesario hacer más pruebas para determinar si tiene una infección por hepatitis B aguda o crónica.

  • El antígeno de superficie de la hepatitis B muestra que hay una infección activa. Si la prueba sigue siendo positiva durante más de 6 meses, esto significa que usted tiene una infección crónica. Usted puede transmitir la infección a otras personas.
  • El anticuerpo de superficie de la hepatitis B muestra el final de la infección activa e indica que está protegido contra la hepatitis B de por vida. También puede mostrar que lo vacunaron contra la hepatitis B. En algunos casos, la prueba muestra que usted tiene anticuerpos y el antígeno. En este caso, usted sigue siendo contagioso.
  • El antígeno E de la hepatitis B muestra que hay una infección activa. Usted puede transmitir la infección a otras personas.
  • El ADN de la hepatitis B indica que usted tiene una infección en el presente.
  • El anticuerpo central de la hepatitis B muestra que usted ha sido infectado por hepatitis B. No indica la diferencia entre una infección pasada o una presente.
  • El anticuerpo IgM central de la hepatitis B muestra que una infección por hepatitis B ha ocurrido en los últimos 6 meses. También puede significar que se ha activado una infección por hepatitis B crónica.
  • El anticuerpo E de la hepatitis B muestra una infección menos activa. Usted es menos contagioso, pero aún puede transmitir la enfermedad a otras personas.

Hepatitis D

Se encontraron anticuerpos de la hepatitis D. Usted tiene hepatitis D.

Qué afecta esta prueba

Su médico hablará con usted acerca de cualquier cosa que pueda impedir que usted se realice la prueba o que pueda cambiar los resultados de la prueba.

Para pensar

  • La presencia de anticuerpos de la hepatitis B puede significar que usted fue vacunado y que la vacuna fue eficaz. La vacuna contra la hepatitis B protege también contra la infección por hepatitis D.
  • Junto con las pruebas de la hepatitis B suelen hacerse otras pruebas que muestran el nivel de funcionamiento del hígado. Estas pueden incluir la cuantificación de los niveles de bilirrubina, de fosfatasa alcalina, de alanina aminotransferasa y de aspartato aminotransferasa.
  • Muchos estados requieren que se informen algunos tipos de infecciones por hepatitis al departamento de salud local. El departamento de salud puede entonces enviar una advertencia a otras personas que pudieran haber sido infectadas. Esto incluye a las personas que están en contacto cercano con alguien que tiene hepatitis B.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado W. Thomas London, MD - Hepatología

Revisado3 marzo, 2017