Resonancia magnética de la cabeza

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la prueba

La resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) es una prueba que usa un campo magnético e impulsos de energía de ondas de radio para tomar imágenes de la cabeza. En muchos casos, la MRI brinda información que no puede observarse en una radiografía , en una ecografía ni en una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) .

Para una MRI de la cabeza, debe recostarse con la cabeza dentro de una máquina especial (resonador) que tiene un imán potente. La MRI puede mostrar daño en los tejidos o enfermedades, como una infección o inflamación, o un tumor, un ataque cerebral o una convulsión . La información que se obtiene de una MRI puede grabarse y almacenarse en una computadora para estudiarse en más detalle. También pueden obtenerse fotografías o películas de ciertas proyecciones.

En algunos casos, podría usarse un tinte ( material de contraste ) durante una MRI para mostrar las imágenes de estructuras de manera más clara. El tinte puede ayudar a mostrar el flujo de sangre, a buscar algunos tipos de tumores y a mostrar zonas de inflamación.

La MRI de la cabeza puede usarse para buscar la causa de los dolores de cabeza.

Dolores de cabeza: ¿Debería hacerme exámenes de diagnóstico por imágenes para averiguar la causa de mis dolores de cabeza?

Herramientas de salud

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.

Por qué se hace

Una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) de la cabeza se realiza para:

Cómo prepararse

Antes de hacerse la MRI, dígale a su médico y al técnico en MRI si usted:

  • Es alérgico a algún medicamento. El material de contraste utilizado para la MRI no tiene yodo. Si sabe que es alérgico al material de contraste utilizado para la MRI, dígale a su médico antes de hacerse otra prueba.
  • Tiene otras afecciones de salud, como problemas en los riñones o la enfermedad drepanocítica (de células falciformes), que podrían impedir que le realicen una MRI usando material de contraste.
  • Está embarazada o pudiera estarlo.
  • Tiene cualquier metal implantado en su cuerpo. Esto ayuda a su médico a saber si la prueba es segura para usted. Dígale a su médico si usted tiene:
    • Dispositivos del corazón o de los vasos sanguíneos, como un stent (endoprótesis) de arteria coronaria, un marcapasos , un desfibrilador cardioversor implantable (ICD, por sus siglas en inglés) o una válvula metálica en el corazón.
    • Clavos metálicos, pinzas o partes metálicas en su cuerpo, incluyendo prótesis ortopédicas y trabajos o frenos dentales.
    • Cualquier otro dispositivo médico implantado, como una bomba de infusión de medicamentos o un implante coclear.
    • Implantes cosméticos de metal, como en los oídos, o un delineador de ojos tatuado.
  • Tiene colocado un dispositivo intrauterino (DIU). Un DIU podría impedir que le realicen la MRI.
  • Se pone muy nervioso en espacios pequeños y cerrados. Debe permanecer muy quieto dentro del imán de la MRI. Es posible que necesite medicamentos que le ayuden a relajarse.
  • Usa algún parche medicinal. Es posible que la MRI le cause una quemadura en el sitio del parche.

Es posible que deba contar con alguien para que lo lleve a su hogar después de la prueba si le dan un medicamento (sedante) para ayudarle a relajarse.

Le pedirán que firme un formulario de consentimiento que indique que comprende los riesgos de la prueba y que acepta realizársela.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga respecto de la necesidad de la prueba, sus riesgos, la manera en que se realizará o el significado de los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?) .

Cómo se hace

Una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) es realizada por un técnico en MRI. Las imágenes son leídas por un radiólogo . Sin embargo, otros tipos de médicos (como un neurólogo o un neurocirujano ) también pueden leer una MRI de la cabeza.

Tal vez pueda hacerse una MRI con una máquina de MRI abierta que no encierra todo el cuerpo. Pero las máquinas de MRI abiertas no están disponibles en todos los lugares. Es posible que las imágenes de una MRI abierta no sean tan claras como las de una máquina de MRI estándar .

Deberá quitarse todos los objetos metálicos (como audífonos, dentaduras postizas, joyas, relojes y broches de cabello) del cuerpo debido a que estos objetos podrían ser atraídos hacia el imán potente que se usa para la prueba. Si ha tenido un accidente o si trabaja cerca de metales, existe la posibilidad de que tenga piezas de metal en la cabeza, los ojos, la piel o la columna vertebral. Es posible que se realice una radiografía antes de la MRI para ver si le pueden realizar la prueba.

Es posible que deba quitarse parte de la ropa. Se le proporcionará una bata para que use durante la prueba. Si se deja la ropa puesta, saque de sus bolsillos todas las monedas y las tarjetas (como tarjetas de crédito o de débito) que tengan bandas magnéticas debido a que el imán de la MRI podría borrar la información contenida en las tarjetas.

Durante la prueba

Durante la prueba, se recostará boca arriba en una mesa que forma parte del resonador o máquina de MRI. Es posible que le sujeten la cabeza, el pecho y los brazos con correas para ayudarle a permanecer quieto. La mesa se deslizará dentro del espacio con el imán. Es posible que se le coloque un dispositivo que se llama bobina sobre la cabeza o alrededor de ella.

Algunas personas se sienten nerviosas (claustrofóbicas) dentro del imán usado para la MRI. Si esto le impide permanecer quieto, le pueden dar un medicamento (sedante) para ayudarle a relajarse.

Dentro del resonador, oirá un ventilador y sentirá un movimiento de aire. También es posible que oiga ruidos de golpeteos o chasquidos a medida que se toman las imágenes para la MRI. Esto es normal. Es posible que le den tapones para los oídos o auriculares con música para reducir el ruido. Es muy importante mantenerse quieto por completo mientras se realiza la resonancia. Es posible que le pidan que contenga la respiración durante breves períodos.

Durante la prueba, es posible que se encuentre solo en la sala donde se encuentra el resonador. El técnico lo observará a través de una ventana. Podrá hablar a través de un altavoz.

Si se necesita material de contraste, el técnico lo colocará dentro de una vía intravenosa (IV) en una vena del brazo o de la mano. El material podría administrarse durante 1 o 2 minutos. Luego, se toman más imágenes.

Por lo general, una MRI lleva entre 30 y 60 minutos, pero puede llevar hasta 2 horas.

Qué se siente

El campo magnético o las ondas de radio que se usan para la MRI no le causarán dolor. Es posible que sienta que la mesa donde está recostado es dura, y la sala podría estar fría. Tal vez se sienta cansado o adolorido por estar recostado en una misma posición durante mucho tiempo.

Si se usa un material de contraste, es posible que tenga una sensación de frío cuando le ponen el material en la IV.

En raras ocasiones, podría sentir:

  • Un hormigueo en la boca si tiene empastes dentales metálicos.
  • Calor en la cabeza. Esto es normal. Infórmele al técnico si tiene náuseas, vómito, dolor de cabeza, mareos, dolor, ardor o problemas para respirar.

Riesgos

No se conocen efectos perjudiciales a causa del campo magnético potente que se usa para las MRI. Sin embargo, el imán es muy potente. El imán podría afectar los marcapasos, los desfibriladores cardioversores implantables (ICD, por sus siglas en inglés), las prótesis ortopédicas y otros dispositivos médicos que contengan hierro. El imán detendrá un reloj que se encuentre cerca del imán.

Las piezas metálicas en los ojos pueden dañar la retina . Si podría tener piezas de metal en el ojo, es posible que se le realice una radiografía de los ojos antes de la MRI. Si se encuentra metal, la MRI no se realizará.

Los pigmentos de hierro presentes en los tatuajes o en el delineado de ojos tatuado pueden causar irritación de la piel o de los ojos.

Una MRI puede causar una quemadura con algunos parches medicinales. Asegúrese de informarle a su médico si está usando un parche.

Existe una pequeña probabilidad de una reacción alérgica si se usa material de contraste durante la MRI. Pero la mayoría de las reacciones son leves y pueden tratarse con medicamentos. El material de contraste que contiene gadolinio puede causar un problema grave (llamado fibrosis sistémica nefrogénica) en personas con insuficiencia renal . Si usted tiene una función renal disminuida o una enfermedad grave de los riñones, infórmeselo a su médico antes de que le hagan una MRI.

También hay un riesgo leve de una infección en el sitio de la IV si se usa material de contraste.

Si usted amamanta y le inquieta si es seguro el tinte que se usa en esta prueba, hable con su médico. La mayoría de los especialistas creen que pasa muy poca cantidad de tinte a la leche materna y todavía menos pasa al bebé. Pero si lo prefiere, usted puede almacenar parte de su leche con antelación y usarla por un día o dos después de la prueba.

Si está embarazada, asegúrese de decírselo a su médico. El material de contraste que contiene gadolinio puede ser perjudicial para su bebé.

Resultados

La resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) es una prueba que usa un campo magnético e impulsos de energía de ondas de radio para tomar imágenes de la cabeza.

El radiólogo podría informarle algunos de los resultados de la MRI inmediatamente después de la prueba. Los resultados completos se envían a su médico o especialista en 1 o 2 días.

Imágenes por resonancia magnética (MRI) de la cabeza

Normal:

Todas las estructuras de la cabeza (el cerebro y sus vasos, los espacios, los nervios y las estructuras circundantes) son normales.

No se observan crecimientos anormales, como tumores, en el cerebro ni a su alrededor.

No se observan sangrados, vasos sanguíneos anormales (anomalías AV), bolsas anormales llenas de líquido, obstrucción en el flujo de sangre ni bultos en los vasos sanguíneos ( aneurisma ).

No se observan señales de infección ni de enfermedad inflamatoria, como encefalitis o meningitis .

Anormal:

Se observan tumores en el cerebro o en partes fuera del cerebro, como un neuroma acústico .

Se observa sangrado o hinchazón (edema) en el cerebro o a su alrededor.

Se observan zonas de infección o una enfermedad inflamatoria, como encefalitis o meningitis.

Se observan zonas anormales en el cerebro, que podrían significar determinadas enfermedades, como la enfermedad de Huntington , la esclerosis múltiple , la enfermedad de Parkinson o la enfermedad de Alzheimer .

Se observan bultos o zonas débiles (aneurismas) o vasos sanguíneos anormales (como una anomalía AV).

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por diversos motivos, entre los que se incluyen:

  • Tener dispositivos médicos con metal. El imán que se usa en la MRI podría hacer que estos dispositivos no funcionen de manera adecuada o que tengan problemas durante una MRI. Es posible que esta prueba no pueda realizarse si tiene:
  • No poder permanecer quieto durante la prueba.

Para pensar

  • A veces, los resultados de su MRI podrían ser diferentes de los resultados de pruebas anteriores debido a que se le realizó la prueba en un centro médico diferente o se le realizó un tipo diferente de prueba.
  • Se han desarrollado diversos métodos especiales de MRI para observar el cerebro.
    • La espectroscopia de resonancia magnética muestra cambios en la química cerebral que podrían ocurrir en determinadas regiones del cerebro. Estos cambios pueden ayudar a mostrar enfermedades que afectan al cerebro.
    • La angiorresonancia magnética (MRA, por sus siglas en inglés) puede usarse para estudiar los vasos sanguíneos. Es posible que se inyecte un tinte en los vasos sanguíneos para que el flujo de sangre pueda verse con claridad. Una MRA también puede usarse para mostrar la velocidad y la dirección del flujo de sangre. Para saber más, vea el tema Angiorresonancia magnética .
    • La resonancia magnética de difusión y perfusión muestra el contenido de agua y el aspecto del cerebro. Este método puede brindar un diagnóstico temprano de un ataque cerebral y puede ayudar a predecir el resultado de un ataque cerebral. También puede usarse para encontrar tumores o inflamación del cerebro.
    • La MRI funcional (fMRI) mide pequeños cambios químicos en el cerebro, los cuales pueden mostrar la parte del cerebro que se está usando para funciones como el habla, el pensamiento o el movimiento de partes del cuerpo. Los resultados de la fMRI pueden usarse para encontrar zonas del cerebro que deben evitarse durante una operación del cerebro. Estos resultados también pueden usarse para ver lo bien que está funcionando el cerebro en personas que tienen ciertas afecciones.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Howard Schaff, MD - Diagnóstico en radiología

Revisado9 octubre, 2017