Resonancia magnética del seno

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la prueba

La resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) utiliza un campo magnético e impulsos de ondas de radio para tomar imágenes del seno (mama). No usa rayos X. La MRI puede mostrar problemas en el seno que no se pueden ver en una mamografía , en una ecografía o en una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) .

La MRI produce imágenes que muestran la estructura normal del seno; daños en los tejidos o enfermedades, como una infección; una inflamación; o un bulto. La MRI es mejor que la mamografía o que la ecografía para examinar algunos bultos en los senos.

En la mayoría de los casos, se puede utilizar un tinte ( material de contraste ) para poder ver con mayor claridad las anormalidades del tejido mamario normal. El material de contraste facilita la detección de problemas con flujo de sangre aumentado o anormal, como ocurre con algunos tipos de cánceres o zonas de inflamación.

La MRI es una prueba segura y valiosa para examinar el seno, pero tiene un alto índice de resultados positivos falsos , es más costosa que otros métodos y no está disponible en todos los hospitales.

Tal vez pueda hacerse una MRI con una máquina abierta que no le encierra todo el cuerpo. Pero las máquinas de MRI abiertas no están disponibles en todos lados. Es posible que las imágenes de una MRI abierta no sean tan claras como las de una máquina de MRI estándar .

Por qué se hace

Una MRI de seno se hace para:

  • Detectar cáncer de seno . La MRI de seno se puede hacer cuando una mamografía o una ecografía de seno no pueden asegurar si un bulto es cáncer.
  • Examinar a mujeres que corren un mayor riesgo de tener cáncer de seno. Esto incluye a las mujeres con:
    • Mutaciones genéticas (tal como BRCA).
    • Familiares cercanos que hayan tenido cáncer de seno.
    • Antecedentes de radioterapia en el pecho durante la niñez.
  • Escoger el mejor tratamiento para el cáncer de seno. También puede usarse para evaluar cambios en el tejido mamario durante el tratamiento.
  • Examinar senos con cambios en los pezones para detectar señales de cáncer de seno. Estos cambios incluyen pezones invertidos, pezones con piel escamosa que se desprende y pezones con secreción anormal.
  • Revisar mujeres con implantes mamarios. La MRI puede usarse para detectar cáncer de seno o para revisar si el implante tiene fugas.

Las mujeres con mayor riesgo de cáncer de seno pueden someterse a pruebas de detección que alternan entre resonancias magnéticas y mamografías. Esto se hace porque las pruebas pueden detectar diferentes tipos de problemas.

Cómo prepararse

Antes de su MRI, dígales a su médico y al técnico en MRI si usted:

  • Es alérgica a cualquier medicamento. El material de contraste que se usa para la MRI no contiene yodo. Si usted sabe que es alérgica al material de contraste que se usa para la MRI, dígale a su médico antes de hacerse otra prueba.
  • Está o pudiera estar embarazada.
  • Tiene cualquier metal implantado en su cuerpo. Esto ayuda al médico a saber si la prueba es segura para usted. Dígale a su médico si usted tiene:
    • Dispositivos en el corazón o los vasos sanguíneos, tales como una endoprótesis ("stent") en la arteria coronaria, un marcapasos, un desfibrilador cardioversor implantable (ICD, por sus siglas en inglés) o una válvula metálica en el corazón.
    • Clavos, grapas o piezas de metal en su cuerpo, incluyendo prótesis ortopédicas y arreglos dentales o aparatos de ortodoncia.
    • Cualquier otro dispositivo médico implantado, como una bomba de infusión de medicamentos o un implante coclear.
    • Implantes cosméticos de metal, como en sus oídos, o delineado de ojos tatuado.
  • Se sometió recientemente a una cirugía de un vaso sanguíneo. En algunos casos, es posible que no pueda hacerse la MRI.
  • Tiene colocado un dispositivo intrauterino (DIU). Un DIU puede impedir que le hagan una MRI.
  • Se pone muy nerviosa en espacios cerrados y pequeños. Usted debe quedarse muy quieta dentro del imán, por lo que es posible que requiera medicamentos que la ayuden a relajarse.
  • Tiene cualquier otra afección médica, tal como problemas renales o anemia drepanocítica (de células falciformes), que pueda impedirle someterse a una MRI que use material de contraste.
  • Toma medicamentos o usa un parche medicinal. Es posible que tenga que dejar de tomar ciertos medicamentos por un tiempo antes, durante o después de la MRI. Si usa un parche medicinal, la MRI podría causarle una quemadura en el sitio del parche.

Tome las medidas necesarias para que alguien la lleve a su hogar después de la prueba, en caso de que le den un medicamento ( sedante ) para ayudarla a relajarse.

Es posible que le pidan que firme un formulario de consentimiento que diga que usted comprende los riesgos de la prueba y que acepta hacérsela.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, el modo en que se realizará o los significados de los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?) .

Cómo se hace

Por lo general, la MRI de seno es realizada por un técnico en MRI. Un radiólogo generalmente estudia las imágenes para detectar problemas. Pero algunos otros tipos de médicos también pueden hacerlo.

Antes de la prueba

Deberá quitarse todos los objetos metálicos (como audífonos, dentaduras postizas, joyas, relojes y broches de cabello) del cuerpo debido a que estos objetos podrían ser atraídos hacia el imán potente que se usa para la prueba. Si existe la posibilidad de que tenga fragmentos de metal en los ojos debido a un accidente o a una cirugía, o porque trabaja cerca de metales, se le hará una radiografía o una tomografía computarizada antes de la MRI para ver si hay algún metal. También le pueden hacer una radiografía o una tomografía computarizada si existe alguna preocupación por la presencia de fragmentos de metal en la cabeza o la columna vertebral.

Es necesario que se quite la ropa de la cintura para arriba. Se le proporcionará una bata para que se cubra los hombros durante la prueba. Saque de sus bolsillos todas las monedas y tarjetas (como tarjetas de crédito o de débito) que tengan bandas magnéticas debido a que el imán de MRI podría borrar la información contenida en las tarjetas.

Durante la prueba

Durante la prueba, usted se recostará boca abajo en una mesa que forma parte de la máquina de MRI o resonador. Es posible que se utilicen correas para ayudar a mantener su cuerpo en la mejor posición. La mesa se deslizará dentro de la parte de la máquina que contiene el imán. Es posible que se le coloque un dispositivo que se llama bobina sobre o alrededor de la zona del seno.

Dentro del resonador, oirá un ventilador y sentirá un movimiento de aire. También es posible que oiga ruidos de golpeteos o repiqueteos a medida que se toman las imágenes para la MRI. Tal vez le den tapones para los oídos o auriculares con música para atenuar el ruido. Es muy importante mantenerse quieta por completo mientras se realiza la resonancia. De lo contrario, podría ser necesario repetir las imágenes. Además, puede que le pidan que contenga la respiración durante breves períodos.

Durante la prueba, es posible que se encuentre sola en la sala donde se encuentra el resonador. Sin embargo, el técnico la observará a través de una ventana, y usted podrá hablar con él a través de un altavoz.

Si se requiere un material de contraste, el técnico se lo administrará a través de una vena ( vía intravenosa o IV ) en el brazo. El material de contraste podría administrarse durante 1 o 2 minutos. Luego, se toman más exámenes de MRI.

Por lo general, una MRI lleva entre 30 y 60 minutos, pero podría llevar hasta 2 horas.

Qué se siente

No sentirá dolor debido al campo magnético ni a las ondas de radio. Es posible que sienta que la mesa donde está recostada es dura, y la sala podría estar fría. Es posible que sienta incomodidad por estar recostada en la misma posición durante mucho tiempo.

Algunas personas se sienten ansiosas (claustrofóbicas) dentro de la máquina de MRI. Es posible que le den algún medicamento (sedante) para ayudarla a relajarse.

Si se usa un tinte, es posible que tenga una sensación de frío cuando se lo coloquen en la vena.

En raras ocasiones, podría sentir:

  • Un hormigueo en la boca si tiene empastes dentales metálicos.
  • Calor en el seno. Esto es normal y no necesita tratamiento a menos que se haga muy molesto. Dígale al técnico si:
    • Tiene algún problema respiratorio.
    • Siente malestar estomacal.
    • Tiene dolor de cabeza.
    • Se siente mareada.
    • Tiene dolor.
    • Tiene una sensación de ardor.
    • Tiene comezón en la piel.

Riesgos

No se conocen efectos perjudiciales a causa del campo magnético potente que se usa para un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). Sin embargo, el imán es muy potente. El imán podría afectar los marcapasos, los desfibriladores cardioversores implantables (ICD, por sus siglas en inglés), las prótesis ortopédicas y otros dispositivos médicos que contengan hierro.

Si existe la posibilidad de que tuviera fragmentos de metal en los ojos, una MRI puede causar daños a la retina . Si existe alguna preocupación por fragmentos de metal en el ojo, en la mayoría de clínicas de MRI se tomarán radiografías de los ojos antes de la MRI. Si se encuentra metal en las radiografías, no se realizará una MRI.

Los pigmentos de hierro presentes en los tatuajes o en el delineado de ojos tatuado pueden causar irritación de la piel o de los ojos.

Una MRI puede causar una quemadura con algunos parches medicinales. Asegúrese de informarle a su médico si está usando un parche.

El material de contraste que contiene gadolinio puede causar un grave problema (llamado fibrosis sistémica nefrogénica) en personas con insuficiencia renal.

Existe un leve riesgo de tener una reacción alérgica si se usa un material de contraste durante la MRI. La mayoría de las reacciones son leves y pueden tratarse con medicamentos. También existe un pequeño riesgo de tener una infección en el sitio de la IV.

Si usted amamanta y le inquieta si es seguro el tinte que se usa en esta prueba, hable con su médico. La mayoría de los especialistas creen que pasa muy poca cantidad de tinte a la leche materna y todavía menos pasa al bebé. Pero si lo prefiere, usted puede almacenar parte de su leche con antelación y usarla por un día o dos después de la prueba.

Si está embarazada, asegúrese de decírselo a su médico. El material de contraste que contiene gadolinio puede ser perjudicial para su bebé.

En comparación con otras pruebas, es más probable que una MRI indique un problema en el seno que no existe (positivo falso). Un resultado positivo falso puede conducir a más pruebas, como una biopsia, cuando no hay un problema grave. Por lo tanto, no se usa la MRI como prueba de detección para mujeres con riesgo de cáncer de seno bajo o promedio.

Resultados

La resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) utiliza un campo magnético e impulsos de ondas de radio para tomar imágenes del seno.

Es posible que el radiólogo hable con usted acerca de los resultados de la MRI inmediatamente después de la prueba. Por lo general, los resultados completos están a disposición de su médico en 1 o 2 días.

A veces, una MRI puede encontrar un problema en un seno, incluso cuando el tamaño y la forma del seno tienen un aspecto normal.

Examen de imágenes por resonancia magnética (MRI) de seno
Normal:

El tejido mamario se ve normal en tamaño, forma y apariencia.

No hay presencia de masas sólidas.

Si hay un implante de seno, este está intacto.

No hay señales de inflamación ni de infección.

Anormal:

Hay presencia de masas sólidas.

Hay presencia de señales de infección o inflamación.

Si hay un implante de seno, este está perforado.

Los ganglios linfáticos de la axila no se ven normales.

Qué afecta esta prueba

Es posible que no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por los siguientes motivos:

  • Tener dispositivos médicos que tienen partes metálicas, como un marcapasos o un ICD . Estos dispositivos podrían no funcionar correctamente o pueden causar problemas durante una MRI.
  • Tener otros tipos de metales, como grapas quirúrgicas. Si estos llegaran a interferir con una MRI de seno, la prueba no se realizará.
  • No poder permanecer quieta durante la prueba.
  • Tener mucho sobrepeso. Esto puede afectar su capacidad para adaptarse a la abertura de algunas máquinas de MRI estándar.

Para pensar

  • Los resultados anormales de una MRI de seno a menudo no son cáncer. Si la MRI tiene un resultado anormal, el médico hará otras pruebas para averiguar si el problema es grave. Esto puede implicar hacer una ecografía o una biopsia , o ambas cosas.
  • A veces, los resultados de la MRI podrían ser diferentes debido a que se le hizo la prueba en un centro médico distinto o a que no están disponibles los resultados de las pruebas anteriores para compararlos con los resultados de la prueba nueva.
  • Si bien la MRI es una prueba segura y valiosa para examinar los senos, es mucho más costosa que otros métodos y puede no estar disponible en su área.

Información relacionada

Referencias

Otras obras consultadas

  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Kuhl C (2007). The current status of breast MR imaging, part 2: Clinical applications. Radiology, 244(3): 672-691.
  • Kuhl C (2007). The current status of breast MR imaging, part I. Choice of technique, image interpretation, diagnostic accuracy, and transfer to clinical practice. Radiology, 244(2): 356-378.
  • Morrow M, et al. (2011). MRI for breast cancer screening, diagnosis, and treatment. Lancet 378(9805): 1804-1811.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby.
  • Weinstein SP, Roth SO (2014). Imaging analysis: Magnetic resonance imaging. In JR Harris et al., eds., Diseases of the Breast, 5th ed., pp. 133-148. Philadelphia: Wolters Kluwer.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Laura S. Dominici, MD - Cirugía general,

Revisado3 mayo, 2017