Alimentación saludable: Factores que influencian el comportamiento alimenticio

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Ser consciente de los factores que influyen en lo que usted come y en cuánto come puede ayudarle a tomar decisiones alimenticias fundamentadas.

La comida está en todos lados. Para la mayoría de las personas es fácil encontrar algo para comer, especialmente opciones no saludables.

Las rutinas. Haga planes para comer y haga que las comidas en familia sean algo habitual. Los niños se benefician de las habilidades sociales y, además, todos obtienen una comida equilibrada.

La comercialización. Los alimentos poco saludables pueden tener la apariencia de ser divertidos, fáciles y sabrosos cuando se comercializan con envases de colores y juguetes gratuitos. Estos alimentos congelados, instantáneos, preenvasados y listos para el microondas no suelen ser frutas ni verduras. Y con frecuencia contienen una gran cantidad de sal, azúcar o grasa y, a veces, ¡las tres cosas!

Los significados culturales y sociales. Algunos alimentos son reconfortantes y familiares, incluso si no son nutritivos y saludables. Las creencias religiosas, políticas o sociales ayudan a que elijamos alimentos para nosotros y nuestras familias.

Las situaciones familiares y de vida. Es posible que otras personas compren y preparen los alimentos que comemos. Esto es especialmente cierto en el caso de los niños y sus hábitos alimenticios.

Las emociones. La depresión , la ansiedad , el aburrimiento y el estrés pueden conducir a una alimentación poco saludable.

Los conocimientos sobre la nutrición. La nutrición básica no tiene por qué ser complicada. No se confunda cuando un nuevo estudio en las noticias está en conflicto con lo que usted sabe. Tenga una visión de conjunto. Tal vez sea necesario realizar más investigación antes de que algo se convierta en un hecho.

El momento oportuno. Lo que importa no es tanto a qué hora del día come sino lo que come y cuánto come. Cuanto más espere entre comidas, más cantidad tenderá a ingerir en su próxima comida o refrigerio. Por ejemplo, si cena temprano, es posible que tenga hambre antes de acostarse. Considere la posibilidad de comer tan solo 1 hora más tarde o de no comer postre.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Rhonda O'Brien, MS, RD, CDE - Educador en diabetes certificado

Revisado4 mayo, 2017