Amamantar en el trabajo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Usted puede continuar amamantando después de retornar al trabajo. Pero es importante que piense por adelantado sobre cuestiones prácticas, como dónde guardar la leche que se haya sacado.

Algunas cuestiones para considerar incluyen:

  • Apoyo del empleador. Antes de que nazca su bebé, hable con su empleador sobre sus planes de lactancia. Señale los beneficios de seguir amamantando, como mayor satisfacción personal y posiblemente menos días de enfermedad debido a un riesgo menor de algunas enfermedades de su hijo.
  • El momento oportuno. Si es posible, espere al menos de 4 a 6 semanas después del nacimiento del bebé antes de volver al trabajo. Esto ayuda a asegurar que su producción de leche esté establecida. Trate de fijar su primer día de trabajo a finales de la semana laboral en vez de al comienzo. Esto ayuda a adaptarse a trabajar nuevamente.
  • Logística. Resuelva los detalles de dónde puede sacarse leche o amamantar y cómo va a guardar su leche materna. Además, planee la frecuencia con que necesitará amamantar o sacarse leche y cuánto tiempo llevará esto. Tal vez pueda sacarse leche durante sus descansos programados regularmente o durante el almuerzo. Para reducir la cantidad de descansos que necesita tomar en el trabajo, amamante justo antes y después del trabajo.
  • Cómo preparar a su bebé. Si está segura de que volverá a trabajar, muéstrele a su bebé cómo beber de un biberón, o incluso de una taza si su bebé es mayor.
    • Antes de volver a trabajar pero después de que la lactancia esté bien establecida, haga que alguien más aparte de usted le ofrezca a su bebé un biberón con leche materna. Intente esto al menos una hora antes de que tenga lugar la próxima sesión de alimentación y a una hora del día en que su bebé suela estar contento.
    • No obligue a su bebé a tomar el biberón. Si se niega, espere un par de días e intente nuevamente. Cuando su bebé tome de un biberón con facilidad, siga ofreciéndoselo de vez en cuando. Alrededor de 7 a 10 días antes de volver al trabajo, dele el biberón a su bebé con más regularidad. Usted se sacará leche mientras otra persona le da el biberón.
  • Cómo prepararse usted. Tenga en cuenta que la primera semana de regreso al trabajo suele ser la más difícil y agotadora. Planee sacarse leche varias veces al día. Un horario típico para esto sería a media mañana, la hora del almuerzo y a media tarde. Deje de sacarse leche cuando tenga una cantidad razonable de leche o después de aproximadamente 20 minutos, lo que ocurra primero.
  • Cómo asegurarse de mantener su provisión de leche. Si su provisión de leche es un poco baja, sáquese leche más a menudo, incluso si solo le sale poca leche. Esto le dirá al organismo que necesita más leche. En unos días, su provisión de leche satisfará la demanda.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología, Endocrinología reproductiva

Revisado21 noviembre, 2017